Un año sin verdad y sin justicia. Por Humberto Bonanata.

Natalio Alberto Nisman, fiscal de la causa A.M.I.A. nombrado por el ex presidente Néstor Kirchner a tal efecto durante el primer kirchnerato, denunció el miércoles 14 de enero de 2015 ante el periodista Edgardo Alfano en el programa “A dos voces” que se emite por el canal de cable “Todo Noticias”, la complicidad expresa de Cristina Fernández de Kirchner, Héctor Timerman, Andrés Larroque y Luís D’Elía- entre otros- para encubrir a través del “memorándum de entendimiento” con Irán el atentado del 18 de julio de 1994 a la mutual judía.

Prometió ampliar su denuncia contra la ex presidente y sus secuaces en la Comisión de Asuntos Penales de la Cámara de Diputados de la Nación el lunes siguiente, sin imaginar que ese día tendría su cerebro destruido por un proyectil calibre 22 -el utilizado por sicarios para crímenes selectos- y su cuerpo regado por su propia sangre.

CFK reaccionó como todo responsable. Con dudas, primero trató de aseverar un supuesto suicidio que a las cuarenta y ocho horas supo cambiar por un asesinato.

La perfección de este crimen por ahora inasible no hubiera sido posible sin la inacción -cuasi encubridora- de la fiscal del caso Viviana Fein, la presencia turbadora de Sergio Berni, quien accedió al lugar del hecho antes que el entonces juez de feria y la derivación del caso por la jueza natural Fabiana Palmaghini en manos de la desprolija y aquiescente fiscal Fein.

Tuvo que ser nombrado el ex senador nacional radical Mario Cimadevilla por Decreto 108/16 suscripto por el Presidente Mauricio Macri a cargo de la U.FI. A.M.I.A. para que Palmaghini despertara de su letargo procesal y recordara su jurisdicción que durante casi un año delegó oficiosamente en la inoperancia de Fein.

LEÉ TAMBIÉN:  Carta abierta al Presidente encargado y a los militares de Venezuela. Por Cosme Beccar Varela

Mucho ha cambiado en este año.

Mientras que en 2015 acusaban a Nisman de “mentiroso” (Aníbal Fernández) que sería recibido en Diputados con “los tapones de punta” (Diana Conti) hasta injuriar al fiscal federal muerto en sus supuestas preferencias íntimas (el carnicero Alberto Samid), ayer la familia Macri recibió en su quinta privada a las niñas de Nisman.

Temen en “la carpa kirchnerista” por la llegaba de Antonio Stiuso antes de mediados de febrero procedente de Miami. Saben que si su antiguo agente de inteligencia preferido declara y confirma las acusaciones que causaron el magnicidio la causa “Hotesur” se convertirá para CFK en un hurto de menor cuantía en el largo recorrido que la espera en los Tribunales Federales de Comodoro Py.

Como también teme Aníbal Fernández que el narcotraficante Ibar Pérez Corradi se presente ante la justicia de la que se encuentra prófugo gracias a Norberto Oyarbide quien armó una causa en su contra para evitar su extradición a los Estados Unidos y luego de dos años sin condena aceptó su libertad condicional, que facilitara su fuga.

Quien ya no teme porque comenzó a padecer el rigor de la justicia es la indigenista guevarista Milagros Sala.

La persistencia del gobernador jujeño Gerardo Morales, quien debió soportar en la Plaza Belgrano, frente a su despacho, el acampe de más de un centenar de agrupaciones que respondían a la delincuente kirchnerista que al ser detenida bajo orden de juez competente decidió iniciar una huelga de hambre por considerar haber sido detenida por protestar.

No solo protestaba: intimaba al gobierno provincial se le devuelvan los fondos públicos girados mensualmente por el gobierno nacional a la cuenta única de la organización paraestatal Túpac Amaru para continuar malversando dineros públicos y robando a sus “esclavos” en nombre de la revolución indígena, mal interpretada por el “carapálida” de Morales.

LEÉ TAMBIÉN:  De Presidente a estadista. Por Humberto Bonanata.

Mucho para una semana.

Debemos acostumbrarnos a que vivimos una Argentina de profundo cambio.

Ellos utilizaron 4581 días para destruirla.

El gobierno de Macri recién cumple sus primeros 38 días de reconstrucción nacional de la que todos somos parte.

Y de la que todos haremos historia.

http://www.notiar.com.ar/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Opinión y Actualidad
Hágase su voluntad. Por Nicolás Márquez

Ahora que ese esa suerte de eslabón perdido darwiniano (que para abreviar llamaremos “dirigente kirchnerista”) y que...

Cerrar