Trump se impuso ante Clinton en el primer debate presidencial. Por Eric Harris

Sin duda lo ganó, y por afano. Solo un mono-neuronal podría afirmar lo contrario.

Luego del debate presidencial, la cadena CBNC dio los resultados sobre casi 1 millón de encuestados, donde el 67% dio por ganador al candidato republicano y el restante 33% a la demagoga Hillary Clinton.

Dadas las circunstancias, y sin idolatrar ni entrar en fanatismos, aseguro sin temor a equivocarme que lo mejor que le puede pasar a EEUU y al mundo es que Donald J. Trump llegue a la presidencia.

Teniendo algunas diferencias con sus posturas, voy a remarcar las grandes virtudes de su anunciado plan de acción: disminuir drásticamente el tamaño del Estado Federal y hacer valer los principios constitucionales que llevaron a tal país a ser el más libre y próspero del planeta.

Entre sus medidas podemos destacar:

– Fortalecer las fronteras y mejorar el sistema inmigratorio.

– Disminuir y optimizar el gasto militar, con el objetivo de que US deje de ser el policía del mundo.

– Gran reducción de impuestos.

– Eliminar toda regulación que entorpezca las relaciones laborales/empresariales entre los individuos.

– Eliminar ministerios, secretarias y programas inútiles, tales como el departamento de educación, “obamacare”, subsidios a «energías renovables», fondos para la mentira del calentamiento global, etc.

– Y lo más importante, nombrar jueces constitucionales en la Corte Suprema de Justicia, evitando así la mayoría demócrata-socialista en dicha institución en el caso que Hillary Clinton llegue al poder.

Por último, y de gran relevancia, el factor cultural. Donald Trump será un gran ejemplo de lucha contra la corrección (hipocresía) política y el marxismo cultural que tanto se han expandido como epidemia ideológica en todo el mundo libre. Divagues como las ideologías de genero, la legitimación del «aborto», el igualitarismo, el ecologismo, el multiculturalismo, el animalismo, etc., van a ser totalmente ignorados por su administración.

LEÉ TAMBIÉN:  La lealtad en los tiempos de crisis. Por Carlos Alberto Montaner

El panorama contrario es sin duda alguna la acentuada continuidad de la decadencia, siendo Hillary Clinton el arma perfecta para terminar de acabar con la tradición liberal conservadora e instaurar un catastrófico dominio socialista-centralista desde Washington DC.

Más en Internacionales
Reportaje radial a Maslatón y al ex Presidente de Venezuela Pedro Carmona.

Reportaje radial al analista político y derechista nacional Carlos Maslatón, quien acusó a la gestión de Cambiemos...

Cerrar