Mié. Feb 19th, 2020

Prensa Republicana

Con las ideas derechas

Terrorismo: se globaliza el impacto de Francia – Por Rosendo Fraga

 

Los atentados terroristas en París han puesto al terrorismo fundamentalista islámico en general, y al Estado Islámico (EI) en particular, en el centro de la escena global. Al comenzar el año, el atentado contra la revista satírica Charlie Hebdo conmocionó Francia y al mundo. Ahora lo hace una acción mucho mayor, la que ha provocado 129 muertos hasta ahora y 352 heridos, 99 de ellos graves. No sólo es el peor atentado sufrido por Francia, sino también el más violento desde la Segunda Guerra Mundial y la agresión del terrorismo islámico en Europa de mayor alcance y magnitud, el cual podría haber sido todavía más grave si no se hubiera logrado impedir un ataque terrorista contra un estadio de fútbol lleno. En el mismo convergen por un lado la represalia del EI por la participación militar francesa contra las milicias islámicas de Mali y los ataques contra el EI en Siria, y por el otro su modelo laico que separa la religión del estado y las tensiones que se generan en torno al alto porcentaje de musulmanes que viven en condiciones difíciles en el país y en particular en los suburbios de París. Siete atentados casi simultáneos en distintos lugares de la capital francesa muestran una complejidad y una organización que los diferencia de otros ataques de menor envergadura que han tenido lugar. Si bien Madrid en su tren y Londres en su subte han sufrido en los primeros años de la década pasada atentados de este tipo por su participación militar en las guerras de Irak y Afganistán, el impacto global ha sido mayor. Semanas atrás se supo que el EI habría alcanzado un acuerdo con Al Qaeda, la organización que atacó las Torres Gemelas, y la primera tendría predominio sobre la segunda. El suicidio como arma, característica de los ataques del terrorismo fundamentalista islámico, ha estado presente en los ataques de París como lo estuvo en los de Madrid, Londres y EEUU. La captura por las fuerzas de seguridad francesas de una célula del EI próxima a atentar confirma que nuevos ataques son posibles y justifican las medidas de seguridad de excepción que han sido adoptadas.

Pero los ataques de París involucran por su impacto al conjunto de Europa, como advierte la UE. Los bombardeos franceses en Siria parecen haber desencadenado los ataques. El EI ha dicho que volverá a atacar a Francia y ha exhortado a los musulmanes que viven en el país a hacerlo. El Presidente francés (Hollande) ha dicho que su país «está en guerra» con el terrorismo fundamentalista islámico y lo mismo dijo el primer ministro (Valls). Se han cerrado las fronteras y tomado medidas excepcionales de seguridad; se han desplegado las Fuerzas Armadas y se ha anunciado que se reformará la Constitución; la aviación francesa intensificó los ataques contra la capital del EI en Siria (Raqqa) y un portaaviones francés aceleró su desplazamiento hacia dicha región. La UE declaró la alerta de seguridad en el continente sólo horas después de que su unidad de cooperación judicial realizará un operativo conjunto en búsqueda de terroristas en el Reino Unido, Italia, Noruega y Finlandia. En Bélgica, terroristas fueron detenidos en un suburbio de Bruselas acusados de haber participado en los atentados. Inmigrantes sirios aparecen vinculados a ellos y por esta razón los refugiados de esta nacionalidad temen ser blanco de represalias. En Alemania el movimiento que ataca a los refugiados los acusa de estar vinculados a los atentados. En la Cumbre del G20 que se realizó en Turquía, los cuatro países europeos que participaron (Alemania, Francia, Reino Unido e Italia) reclamaron medidas enérgicas en el ámbito global contra esta amenaza. El Papa condenó los ataques y dijo que usar a Dios para justificarlos era «una blasfemia». Mientras Putin en el G20 acusa a las potencias europeas del grupo de haber financiado inicialmente al EI, Assad acusa de lo mismo a Francia.

LEÉ TAMBIÉN:  Un crimen aberrante del ERP. Por Agustín de Beitia y Jorge Martínez

El impacto también se ha hecho sentir en los EEUU, donde se adoptaron medidas especiales de seguridad y la amenaza terrorista irrumpió en las primarias para la elección presidencial. Obama decidió viajar a la Cumbre del G20 que se reunió en Turquía el 15 y 16 de noviembre y también lo hará a la Cumbre del Clima que tiene lugar en París el 30 de noviembre; su objetivo es mostrar que el terrorismo no frena el mundo. En este encuentro se reunió con Putin para coordinar la acción antiterrorista y para encontrar una salida al conflicto sirio. Hubo un acercamiento pero no un acuerdo y se mantiene la divergencia sobre cómo y cuándo Assad dejará el gobierno de Siria. Sin desplegar más tropas terrestres en el terreno, la Administración Obama ha decidido intensificar las acciones militares contra el EI en Siria, Irak, Libia, Yemen y Sinaí, desde donde finalmente Putin aceptó fue derribado un avión con casi 200 personas por un misil del EI. También ha ordenado «acciones de contención» en Pakistán, Afganistán y Nigeria. El tema es materia de discusión en los debates que se realizan para las primarias demócratas y republicanas. El EI amenaza con atacar Washington y ya poco antes de los atentados de París se había dispuesto elevar la seguridad en los aeropuertos, mientras que el Senado había rechazado por 91 a 3 votos el proyecto de Obama para cerrar la cárcel de Guantánamo.

Esta situación ha vuelto a incrementar el interés por el conflicto de Medio Oriente y en particular por las acciones que está desarrollando el EI, que ha superado a Al Qaeda. Los servicios de inteligencia occidentales sostienen que el EI se financia con comercio ilegal de crudo, venta de reliquias, extorsiones y secuestros, mientras las potencias occidentales y sus aliados intentarán impedir estas actividades. También dicen que esta organización, fuera de la región de su Califato, ha logrado pasar de los atentados realizados por terroristas aislados a los que realizan equipos organizados como en el reciente caso de París. Después de los atentados en la capital francesa tuvo lugar la Cumbre de Viena para avanzar en una solución para la guerra civil siria. Participaron las potencias (EEUU, Rusia y China), los cuatro países europeos del G7 (Alemania, Reino Unido, Francia e Italia) y países árabes sunnitas (Arabia Saudita, Egipto, Turquía, Omán, Jordania, Líbano y Emiratos Árabes Unidos). Hubo coincidencia en alcanzar un acuerdo con Assad, pero no en su contenido e implementación. La necesidad de coordinar más acciones contra el EI fue un acuerdo tanto en el G20 como en esta cumbre de la capital austríaca, pero sin un plan demasiado concreto. Las tensiones generadas por los atentados de París llevaron al Presidente iraní a postergar su visita al Vaticano, mientras que en Libia EEUU dice haber abatido al jefe del EI en el país.

LEÉ TAMBIÉN:  La negociación con Griesa y el procesamiento de Boudou redefinirían el escenario político - Por Carlos Tórtora

En conclusión:  el atentado del EI en París ha generado un gran impacto en Francia y llevó a su gobierno a adoptar medidas excepcionales de seguridad, asumiendo que el país se encuentra en «guerra»; la situación se ha extendido a la UE, que adoptó medidas excepcionales de seguridad por la ubicación en las afueras de Bruselas de varios terroristas que participaron en los atentados; EEUU también ha adoptado medidas de excepción y decidió intensificar acciones contra el EI en sus bastiones de Medio Oriente, pero sin emplear «tropas en el terreno»; por último, los atentados han llevado a Obama y Putin a intentar coordinar acciones en la Cumbre del G20, mientras que la realizada por cancilleres de diversos países en Viena acordó negociar con Assad.

Fuente: http://www.nuevamayoria.com/

Más en Opinión y Actualidad
NO a Evo Morales y la dictadura en Bolivia – Por CARLOS SÁNCHEZ BERZAÍN

La suplantación constitucional, la ausencia del estado de derecho y la violación permanente de los...

Cerrar