Su primer discurso como estadista. Por Rosendo Fraga.

El discurso de Macri en la apertura de las sesiones ordinarias del Congreso, es su primer discurso como estadista.

Hasta ahora, parecía más bien seguir la tónica de comunicación de la campaña electoral, en la cual valían más las fotos que las palabras.

Ha dado una explicación de lo que vendrá al reseñar los problemas del país, que son su punto de partido. Ha dado un horizonte, al presentar una serie de propuestas para el futuro. Ha advertido a la población que los próximos meses no serán fáciles.

Hasta el día antes del discurso, existía un debate dentro del gobierno, entre hablar o no de la herencia recibida. Tanto el Ministro del Interior, como el Radicalismo -su aliado político- propugnaban que lo hiciera dado que se trataba de la última oportunidad para hacerlo. En caso contrario, los problemas heredados iban a comenzar a ser percibidos como de esta administración.

El equipo de comunicación, en cambio opinaba lo contrario, pensando que la población no quiere escuchar malas noticias y en sectores de equipo económico se pensaba que no había que generar temores en posibles inversores.

Pero Macri tomó una decisión política.

Políticamente, es un discurso necesario, porque en los próximos meses, la población va a sentir los efectos de la inflación y la suba de tarifas.

En cuanto a la oposición, tuvo un claro mensaje de que necesita su apoyo para aprobar en el Congreso el acuerdo con los holdouts.

Que el sector kirchnerista del Peronismo lo haya abucheado, confirma que quienes siguen respondiendo a la ex presidente -que no parecen ser mayoría- son el ala dura de la oposición.
http://www.nuevamayoria.com/
LEÉ TAMBIÉN:  Las idas y vueltas de Casandra y el presidente. Por Vicente Massot

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Opinión y Actualidad
Un discurso y un adiós…Por Gabriela Pousa.

Si a Cristina Kirchner se le pedía que hable de inflación, el silencio era ensordecedor. Si acaso...

Cerrar