Sobre el día de San Valentín. Por Nicolás Márquez.

No suelo opinar jamás sobre efemérides ni mucho menos acerca de fechas folklóricas de conmemoración protocolar, pero debo confesar que me cae muy bien el día de San Valentín.
No por la cursilería novelesca del romance convencional de tinte provisorio, sino porque el amor de pareja hombre-mujer es el complemento biológico, afectivo, psicológico, emocional y anatómico más perfecto y armónico que pudo haber diseñado la creación, y porque además desde el amor el ser humano saca lo mejor de sí, tiene mayor energía para realizar su vida y porque se potencian al máximo sus virtudes. Y como si todo lo dicho fuera poco, basta agregar que además, desde el amor también surge la vida.
Día ideal para decirle a la persona que amás lo que sentís, o para reconciliarte, o para manifestarle un gesto de dulzura y ternura.
Por ende, a todos aquellos que estén verdaderamente enamorados y entregados fielmente a ese sentimiento, Felíz Día!

LEÉ TAMBIÉN:  "Bergoglio ejerce el poder de modo herético y apostático" Antonio Caponnetto (Video-reportaje)
Más en Cultura
¿Aristóteles ejecutivo de empresa?. Por Alberto Benegas Lynch (h)

Hace poco en una de mis columnas semanales subrayaba la importancia de la enseñaza clásica de las...

Cerrar