Vie. Sep 18th, 2020

Prensa Republicana

Con las ideas derechas

Si gobernaron como negros: ¿por qué no habrían de irse como negros?. Por Nicolás Márquez.

Tal fue la auto-calificación que el propio kirchnerismo hizo de sí mismo, a punto tal que hasta crearon y financiaron con fondos estatales una agrupación propia textualmente bautizada como “Negros de Mierda”...

El modo con el cual el kirchnerismo detentó el poder durante estos últimos 12 años consecutivos fue bien propio de “negros”. Pero en modo alguno utilizamos esta calificación desde una perspectiva biologicista, étnica, ni mucho menos ni racial. Nos manifestamos de este modo sólo atendiendo a la cacareada antropología cultural (de la que el régimen saliente fue tan afecto) y a la auto-calificación que el propio kirchnerismo hizo de sí mismo, a punto tal que hasta crearon y financiaron con fondos estatales una agrupación textualmente bautizada como “Negros de Mierda”, a la sazón patrocinada por Daniel Filmus y el inefable Luis D´elía.

Esta provocativa jactancia gubernamental consistente en mostrarse distante del menor sentido del pudor, de cualquier noción del decoro, de la más elemental norma de educación y de toda aproximación al republicanismo, fue puesta de manifiesto durante todos estos años a través de la prepotencia física, el patoterismo verbal, la incultura comunicacional, el escrache callejero, el resentimiento militante, la limosna clientelar, la soberbia institucional, el casquivanismo gestual, el “carpetazo” extorsivo, el monólogo autorreferencial, la mentira habitual, el “suicidio” de Fiscales como “argumento judicial” y el desenfrenado robo generalizado del erario público. Todo esto y muchas otras felonías más fueron, a no dudarlo, una verdadera “gestión de gobierno” encarnada no en el arquetipo de los grandes estadistas sino de verdaderos clanes conformados por negros de mierda, es decir por el tipo humano insolente, licencioso y matón que el régimen mismo caracterizó y reivindicó como propio en cuanta propaganda oficial haya tenido lugar, con el fin de clasificar estética y culturalmente al militante “nacional y popular” por excelencia: sugiriendo por añadidura que todo aquello que no comulgara con ese estereotipo fuese entonces un vil “gorila” ajeno a la orgullosa argentinidad maradoniana.

LEÉ TAMBIÉN:  Decálogo de los países desdichados - Por Carlos Alberto Montaner

Si gobernaron como negros, no podían irse de otra manera y así se van: nombrando militantes en masa para infectar la burocracia estatal, vaciando las arcas del Banco Central, decretando monumentos auto-elogiosos a toda hora, robando todo cuanto se interpone entre sus pasos (desde muebles de las dependencias hasta la cuenta oficial del twitter presidencial), maldiciendo a la prensa, escupiendo disidentes, embistiendo contra jueces, cascoteando agricultores y condicionando al gobierno entrante hasta en el detalle protocolar de incumplir los ritos de traspaso de mando y lanzando, en sentido en contrario, un aparatoso acto final en Plaza de Mayo de tinte plebeyo y muchachista con el deliberado propósito de intimidar e insultar al gobierno electo. Sudoroso evento en el cual la chusma amaestrada supo gritar enardecida al compás de la guaranga saliente, mientras todos deglutían en competencia colectiva hasta el último mordiscón del choripán reglamentario estatalmente regalado urbi et orbe como triste símbolo del gran contraste populista: aquel escenificado por un malón de indigentes que tras ovacionar a la oligarquía que la mandó durante 12 años regresaba luego a sus chozas periféricas mientras sus aplaudidos “jefes” también regresaban, pero no con ellos sino a sus acaudaladas mansiones situadas en los barrios elegantes de la denostada aristocracia porteña, prestos a disfrutar del botín robado y acumulado tras tantos años de “revolución antiimperialista”.

Gobernaron como negros de mierda y se jactaron de ello. Hoy se van como negros de mierda pero ojo!, que nada de todo lo dicho sea tan gratuito.

Dependerá de la incisiva presión ciudadana y del empeño que pongan las nuevas autoridades en que estos malditos saqueadores paguen con juicio y castigo el inconmensurable daño que le infringieron a la Patria Argentina tanto en el plano económico, como en el cultural, político, educacional,  institucional y moral.

LEÉ TAMBIÉN:  ¿Hay solución y esperanzas? - Por Patricio Lons

Ya es hora de que estos azabachados malvivientes comiencen a padecer el rigurosísimo y justísimo escarmiento legal que les debe propinar el severo brazo institucional de una postergada Civilización que, al parecer, al menos en una versión atemperada de ella hoy regresa al ruedo de manera triunfal, a fin a recuperar un espacio de poder que le fuera usurpado por la barbarie originaria hace ya varias décadas, tantas que según algunos historiadores habría que remontarse a febrero de 1946´.

PROMOCIÓN NAVIDAD: LOS TRES MEJORES LIBROS DE NICOLÁS A UN SÚPER PRECIO:

  1. «EL CANALLA, LA VERDADERA HISTORIA DEL CHE».
  2. «PERÓN, EL FETICHE DE LAS MASAS. BIOGRAFÍA DE UN DICTADOR»
  3. «LA OTRA PARTE DE LA VERDAD. LA GUERRA ANTISUBVERSIVA DE LOS 70´».

TODOS EN SÚPER COMBO A SÓLO $450 (ENVÍO INCLUIDO). Para adquirirlos clickeá en la siguiente tarjeta promocional:

navidad nuevo

AVISO IMPORTANTE: Tras efectuar la compra enviá tus datos postales al siguiente correo: [email protected] y luego te serán enviado los ejemplares de inmediato!.

Más en Opinión y Actualidad
El conflicto de la transición. Por Rosendo Fraga.

El conflicto desatado en torno a la transición anticipa el tipo de oposición que intentará...

Cerrar