Propuesta para «el bueno» de Sergio Rubín. Por María Lilia Genta.

Ante el martirio de las cuatro religiosas asesinadas en Yemen junto a varios ancianos e inválidos, a mano de terroristas islámicos, lo vimos muy preocupado al periodista Sergio Rubín. Con el rostro visiblemente alterado, casi tartamudeando, se preguntaba ante las cámaras cómo sería posible detener estas masacres y hallar una solución a tan grave problema. Algo dijo acerca de un diálogo no se sabe bien entre quienes.

Me vino a la mente una solución ideal: convocar alrededor de una tabla redonda a Carlomagno, a San Luís, Caballero Cruzado y Rey de Francia, a su primo, San Fernando de Castilla que ganó todas sus batallas, a Mio Cid Campeador, a Isabel y Fernando -los Católicos-, a Gonzalo de Córdoba.

Todos ellos, en su momento, supieron dar la respuesta adecuada.

Bien podrían, hoy, inspirar ese diálogo que tanto desvela al buen Rubín.

LEÉ TAMBIÉN:  Video: así asesinaba el ERP en la Argentina. Testimonio de Arturo Larrabure.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.