El pastor entrega sus ovejas al lobo. Por Cosme Beccar Varela

El Papa se alió con el régimen comunista de Venezuela para desconcertar a la oposición, arruinar la convocatoria a la gran marcha programada para mañana que tiene por objeto exigir la realización del referendum revocatorio antes de fin de año y denunciar el golpe de Estado que Maduro cometió junto con sus cómplices del Consejo Nacional Electoral y del Tribunal Supremo. La sorpresiva actitud del Papa paraliza el ímpetu de la oposición, anula las decisiones del Congreso en el que aquella tiene mayoría y hace durar la tiranía chavista, contra toda justicia, evitando que el régimen de Maduro sea exonerado.

El Papa hizo lo mismo a favor de la Cuba comunista cuando consiguió que Obama reconociera como gobierno legítimo de Cuba a la tiranía de más de medio siglo de los Castro, culpable de miles de asesinatos, robos, encarcelamientos, torturas y otras brutalidades, sin respeto alguno por el Derecho, ni por la «democracia» ni nada que se le parezca.

Y en Colombia el Papa intentó imponer el acuerdo de Santos con las FARC, notoriamente criminal, puesto que además de darle impunidad a los asesinos guerrilleros, entrega a la persecución judicial a quienes los combatieron, además de darles el poder a las FARC en ese país, a plazo breve. El rotundo rechazo del pueblo colombiano a esa perversa intentona no arredró ni al Papa ni a Santos, que siguen maniobrando para salvar el acuerdo, con la complicidad del Sr. Uribe, falso líder opositor, quien desde el plebiscito victorioso del 2 de Octubre no se sabe qué hace para voltear el infame intento de acuerdo con la FARC y reanudar con más ímpetu la lucha contra ese grupo de asesinos y narcotraficantes.  Por lo pronto, debió exigir al día siguiente la renuncia de Santos y la disolución de la «comisión negociadora» reunida en La Habana bajo la inspiración del castrismo comunista. Nada de eso ha hecho hasta ahora o al menos, no consta en la prensa, lo cual equivale a una prueba de que Uribe sigue traicionando al pueblo colombiano, como lo hizo cuando impuso a Santos como Presidente del país.

LEÉ TAMBIÉN:  Crisis en la internacional abortista. Por Jorge Traslosheros

Fue el Papa, también, que con su imprevista visita a la isla de Lampedusa, en el sur de Italia y próxima a la costa africana, dramatizó la emigración a Europa de toda clase de personas y exigió que fueran recibidos, sin límites, por los países del viejo continente. Es bien conocido el aumento enorme que tuvo el flujo de habitantes de los países árabes y del África a partir de ese empujón papal y la crisis que eso provocó y sigue provocando en toda Europa, con el peligro, que el Papa no puede ignorar, de que en medio de esa oleada de viajeros haya numerosos terroristas islámicos con las peores intenciones.

Lo que acaba de hacer en Venezuela ha sido posible por la traición de los «lideres opositores» del MUD, Capriles, Ramos Allup y Torrealba, entre otros. A lo que se suma la ingenuidad (por llamarla de alguna manera) de los verdaderos opositores que aceptan ser representados por esos traidores, a pesar de que tienen innumerables pruebas de su falsía.

Es muy triste, tristísimo. Porque ese diálogo sólo remacha las cadenas con las que la tiranía chavista tiene maniatada a Venezuela ya que el comunismo JAMÁS aceptará dejar el poder por más que «dialoguen» cien años con unos  incautos representados por traidores. Y si no deja el poder, ningún acuerdo que resulte de ese diálogo servirá para nada. Cabe agregar que si aceptara darles el poder a los traidores, el cambio será sólo aparente.

¡Que la Virgen de Coromoto, Patrona de esa nación, tenga piedad de ella y la salve, aún contra toda esperanza!

http://www.labotellaalmar.com/

Más en Derechos Humanos, Guerra Antisubversiva
Las cosas por su nombre. Por Mayo Von Höltz 

Me gustaría que te hubieras enterado a los 6 años que esa persona a la que le...

Cerrar