Obama ya piensa en su legado, pero no puede eludir la coyuntura – Por Rosendo Fraga

Obama se acerca al final de su segundo mandato pensando en su legado histórico, en el cual registra avances y retrocesos. En los últimos días de julio se mostró autocomplaciente al decir «soy un buen Presidente». Lo hizo cinco días antes de lanzar su nueva política para defender el medioambiente, cuyo deterioro considera «la mayor amenaza para el futuro». Se ha planteado una meta ambiciosa: que la emisión de gases en las plantas industriales estadounidenses se reduzca 32% en los próximos 15 años, algo que los abogados de dichas empresas cuestionarán en la justicia. El gran incendió que tiene lugar en California es en gran medida consecuencia del recalentamiento y en este caso pone en riesgo a 6.000 hogares. La economía ha crecido 2,3% en el segundo trimestre, más de lo esperado tras un primer trimestre de bajo crecimiento. A raíz de ello, la Reserva Federal ha dicho que si la economía sigue mejorando, subirá moderadamente las tasas de interés. Pero el default de Puerto Rico -que es un estado asociado y no un miembro pleno de la Unión- genera incertidumbre sobre lo que puede suceder con otros estados muy endeudados, como Illinois. La muerte de otro afro-estadounidense a manos de la policía en Cincinnati llevó a Obama a insistir con su proyecto de limitar la compra de armas, iniciativa resistida por los sectores más conservadores. En materia de política exterior, la reunión realizada en Hawai para avanzar en el acuerdo Transpacífico entre EE.UU., tres países latinoamericanos, dos de Oceanía y seis del Asia, registró menos avances que los esperados. En cuanto a la política interna, mientras el polémico Trump sigue primero entre los candidatos republicanos (diez de los cuales han debatido entre sí), el Vicepresidente (Biden) podría sumarse a la competencia demócrata.

Siguiendo con Europa, Merkel se presentaría para un cuarto mandato, el Reino Unido endurece su política migratoria y siguen las negociaciones entre Grecia y sus acreedores. La jefa del gobierno alemán tiene 70% de aprobación y se presentará para un cuarto mandato consecutivo, en una elección en la cual su partido podría obtener mayoría propia en el Congreso. Al mismo tiempo se intensifican los ataques xenófobos en el país. El Reino Unido endurece sus medidas contra los inmigrantes ilegales y acuerda con Francia acciones para ello. En el primer semestre 137.000 inmigrantes cruzaron el Atlántico e Italia rescató a 4.000 que se encontraban en riesgo, en los tres primeros días de agosto. En España la economía mejora y Cataluña convoca a elecciones para el 27 de septiembre, buscando avanzar en su proyecto de secesión. En Grecia, el gobierno de izquierda avanza en las negociaciones con sus acreedores, sin descartar al mismo tiempo convocar a elecciones si fracasan. La caída del precio del petróleo impulsa la del rublo en Rusia, previendo el FMI que su economía podría caer hasta 9% este año.

LEÉ TAMBIÉN:  Los carapintadas y una falacia que se reitera. Por M. Caponnetto y Lilia Genta

Pasando al Asia, China busca contener la caída de sus bolsas, India superará en población a este país en 5 años, Japón también fue espiado por EE.UU. y fue muerto el Mullah Omar en Afganistán. La bolsa de Shangai cayó 10% la semana pasada y no está claro si las medidas del gobierno generarán la confianza necesaria para que ello no siga sucediendo. Las autoridades dicen que la situación está bajo control e impulsan medidas para regular Internet y a través de ello reducir la influencia de EE.UU. en el país. La India tendrá más población que China en 2020 , prepara un proyecto para capacitar laboralmente a 500 millones de personas y busca transformarse en «capital del mundo en recursos humanos». Las filtraciones de Wikileaks confirmaron que EE.UU. espió al gobierno y las empresas de Japón, uno de sus aliados más firmes en Asia. En Afganistán se confirmó la muerte del Mullah Omar, a quien rápidamente los talibanes reemplazaron.

En el caso de Medio Oriente, Kerry realiza una visita para afianzar relaciones con países críticos del acuerdo con Irán, el EI controla la producción de trigo y crece la tensión en Israel. El Jefe del Pentágono acordó con Arabia Saudita y sus aliados del Golfo acelerar la venta de armas para compensar el fortalecimiento relativo que implica para Irán el acuerdo nuclear alcanzado. También advirtió al gobierno de Assad que no interfiera en sus operaciones de apoyo a los rebeldes sirios contrarios al EI. Rusia ha dado un ultimátum para el caso de que las fuerzas sirias sean atacadas por estadounidenses y con Irán presentaron un plan con elecciones para normalizar el país. La OTAN da respaldado a la ofensiva de Turquía contra el EI en territorio sirio, siempre que se moderen los ataques contra la minoría kurda que busca la independencia. Esta organización está controlando la producción de trigo en Irak y Siria y obtendría por ello 200 millones de dólares anuales. En Israel, la muerte de un niño palestino por extremistas judíos ha generado fuerte tensión entre las fuerzas israelíes y los palestinos, temiéndose una escalada de violencia. Irán se sumaria ahora a la guerra antiterrorista de las potencias occidentales, al mismo tiempo que anunció que aumentará la producción de petróleo.

LEÉ TAMBIÉN:  El destino de Scioli - Por Carlos Tórtora

Por último, en África Kerry visita Egipto y Obama dice que en el continente la democracia está en peligro, mientras que en América Latina crecen las crisis en Brasil y Venezuela. El Secretario de Estado reestableció en El Cairo la alianza bilateral, pese a las denuncias contra el autoritarismo del General Sisi. En Nigeria el ejército rescató 178 personas secuestradas por el grupo Boko Haram, hoy aliado del EI. Sesenta y siete de ellas son mujeres y 67 niños. En Libia, pese a las críticas internacionales, fue condenado a muerte un hijo de Khadafy. En Brasil, la popularidad de Dilma está por debajo del 10%, la inflación se acerca al 10% y la economía este año crecería cerca de 2%, generando dudas sobre si la Presidenta terminará su mandato. Venezuela por su parte sufre una aguda crisis por desabastecimiento de alimentos que generó saqueos y el presidente Maduro se niega a aceptar la supervisión internacional para las elecciones legislativas de diciembre, las que podría perder.

En conclusión:  en EE.UU. Obama se acerca al final de su mandato y busca fijar hitos de una Presidencia «histórica», cuando la economía crece, pero la violencia racial no cede; en Europa, Merkel podría ganar un cuarto mandato, el Reino Unido y Francia buscan contener la inmigración ilegal y cae la economía de Rusia, afectada por la baja del petróleo; en Asia, China busca contener a caída de la Bolsa, la India espera superarla en población en 2020, Japón es espiado por EE.UU. y muere el Mullah Omar en Afganistán;  en Medio Oriente la OTAN apoya la ofensiva de Turquía contra el EI, EE.UU. vende más armas a las monarquías del Golfo, Irán se abre a la inversión petrolífera y escala la tensión entre Israel y Palestina; por último, en África Kerry reestablece la alianza con Egipto y el ejército libera casi 200 secuestrados en Nigeria en manos de Boko Haram, mientras que en América Latina se agudizan las crisis en Brasil y Venezuela.

Fuente: http://www.nuevamayoria.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Opinión y Actualidad
Los infames sistemas jurídicos del socialismo del siglo XXI – Por Carlos Sánchez Berzaín

Los países controlados por el socialismo del siglo XXI han sufrido la suplantación de sus constituciones políticas...

Cerrar