Mar. Nov 30th, 2021

Prensa Republicana

Con las ideas derechas

Nueva jornada de huelgas de hambre y represión del castrismo en La Habana. Por Luis Leonel León

Este domingo, agentes de la policía política cubana allanaron otra vez el domicilio del artista disidente Luis Manuel Otero Alcántara, quien desde hacía casi una semana había expresado su decisión de mantenerse en huelga de hambre y sed, para trasladarlo, sin consentimiento suyo o de sus familiares, al hospital Calixto García, en La Habana, donde, según los voceros del régimen, aún se encuentra.

Su tío, Enix Berrío, en entrevista con el medio Diario de Cuba, relató que el ingreso de la Seguridad del Estado a la casa de Otero Alcántara ocurrió “al margen de la familia” y que su sobrino le envió un mensaje por SMS que decía: “entran, están entrando“.

Según el comunicado oficial, al llegar al centro de urgencias le realizaron exámenes médicos generales, cuyos supuestos resultados fueron presentados en el Noticiero Nacional de Televisión como elementos que ponen en duda la veracidad de su huelga.

Varios activistas, entre ellos científicos, han expresado en las redes sociales su desconfianza del informe oficialista. Mientras familiares y amigos exigen una fe de vida del líder del grupo Movimiento San Isidro (MSI).

La Embajada de los Estados Unidos en Cuba escribió en Twitter que Otero Alcántara “como todos los cubanos, merece ser tratado con dignidad y respeto. Hemos visto informes de que está hospitalizado y su estado es estable. Instamos a las autoridades a que protejan su bienestar en este momento difícil”.

El contexto 

Mientras el régimen cubano, desde el diario Granma –medio oficial del partido comunista–, la televisión nacional y todos los de medios comunicación masiva –en manos del Estado– dedicaba sus páginas a elogiar una increíble tasa de desempleo por debajo del 4,0%, a entregar condecoraciones a sus militares y acólitos, a incluso a reconocer que la cantidad de contagios y muertes por covid-19 sigue aumentando en el país: el pasado viernes se vivieron momentos de tensión en La Habana entre disidentes, ciudadanos comunes y represores.

Precisamente, entre las noticias del acontecer cubano que por estos días más se han divulgado en las redes sociales, y que la maquinaria del régimen de la Isla se ha encargado de manipular y condenar, está la huelga de hambre y sed de Otero Alcántara.

La protesta

Por varios días la policía política mantuvo controlada la entrada al domicilio del artista, en el barrio habanero de San Isidro. De todos modos algunos miembros del MSI, periodistas independientes y simpatizantes, intentaron cruzar el cerco policial y entrar a la casa de Otero Alcántara. Pero, como era de esperar, las fuerzas represivas estaban allí para impedirlo. Hubo represión y resistencia. Incluso varios cubanos, que observaban el arresto de los activistas, se manifestaron en contra de los agentes castristas.

Una reacción que en la isla se ha visto más seguido en el último año, marcado por el impacto del covid-19 en la raquítica economía socialista, el aumento de los precios y la escasez de productos y servicios básicos, la agudización de la miseria en los barrios más indigentes, el efecto de las sanciones del expresidente Donald Trump contra la cúpula castrista y el cansancio que el cubano de a pie ha acumulado en silencio durante décadas, entre otras realidades.

“Queremos ver a Luis Manuel (…). Se está muriendo”, gritaban los activistas, al tiempo en que eran rodeados y reprimidos por gendarmes de la dictadura.

La protesta tuvo lugar en la populosa calle Obispo, en el municipio de La Habana Vieja. Entre los manifestantes estuvieron la activista Thais Mailén Franco y el periodista independiente Esteban Rodríguez, que terminaron arrestados por negarse a desistir de ver a Otero Alcántara.

El incidente represivo generó el descontento de decenas de vecinos del barrio y transeúntes, que gritaron a la policía mientras presenciaban cómo los activistas eran arrestados a la fuerza y conducidos en patrullas por oficiales de la Seguridad del Estado, unos uniformados y otros vestidos de civil.

En la pugna con los represores, los activistas gritaban expresiones como “Abajo la dictadura”, “Mira la represión que hay”, “Somos más que ellos” y “Patria y Vida“, título de la canción que artistas de dentro y fuera de la Isla grabaron para denunciar la dictadura. También se clamaron frases cómo “Únanse“, cuya pretensión era movilizar a la población a defender a los activistas e impedir que se los llevaran presos, como ocurrió.

Ante la respuesta de la policía política, algunos activistas se sentaron en la calle y encadenaron sus brazos en un acto de resistencia. “No se los lleven”, “No se separen”, gritaban otros, entre ellos Mary Karla Ares, quien registró lo acontecido durante varios minutos, antes de también ser detenida por la fuerza. Pero también fueron apresados.

Las imágenes pueden encontrarse en las redes sociales. Así como la transmisión en vivo a través de Facebook realizada por Ares.

Socialismo sí, represión no: cartel de la contradicción

El joven Leonardo Romero Negrín intentó desfilar entre la multitud alzando un cartel, pero varios represores se abalanzaron violentamente hacia él, arrebatándole el cartel y llevándoselo detenido. “Suéltenlo”, “Abusadores“, “Por sacar un cartel”, se escucha a personas gritarle a la policía.

Romero Negrín llevaba dos carteles: “Derecho a tener derechos“, decía uno. Mientras que en el otro cartel proponía un mensaje que para no pocos resultaría evidentemente contradictorio: “Socialismo sí, represión no“. Pues es precisamente el socialismo el sistema responsable de la represión, la miseria, el adoctrinamiento, la indefensión ciudadana y la muerte de miles de cubanos y de millones de personas en el mundo.

LEÉ TAMBIÉN:  ¿Puede Perú caer en el comunismo?

Amaury Pachecho, uno de los fundadores del grupo Omni Zona Franca y miembro del Movimiento San Isidro, compartió en su página de Facebook una publicación de José Raúl Gallego: “Este es Leonardo Romero Negrín. Es estudiante de tercer año de Física. Leonardo hoy sacó un cartel en la calle Obispo y gritó: “Socialismo sí, represión no”. Inmediatamente el teniente coronel Camilo y el mayor Angelito le fueron arriba con una turba de policías y lo detuvieron violentamente”.

Entre los cientos de comentarios en Facebook condenando el violento arresto contra Romero Negrín llama la atención el de Vicente Luis Díaz Melian, quien describe al joven como un “militante activo en la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) y la Federación Estudiantil Universitaria (FEU). Dispuesto trabajar donde se le pida sin retribución alguna”.

Algunos de los activistas fueron esposados y golpeados. En el video de Ares se aprecia a uno de ellos con sangre en la frente. En las redes sociales se pueden ver fotografías de los represores al servicio de la dictadura, que ayudan a que los nuevos activistas, el pueblo y la comunidad internacional los reconozca o no los olvide.

Según reportes de miembros del Movimiento San Isidro, que dirige Otero Alcántara, los arrestados fueron: Esteban Rodríguez, Thais Mailen Franco, Leonardo Romero, Mary Karla Ares, Félix Modesto Valdés, Carolina Barrero, Nancy Vera, Yuisan Cancio Vera, Luis Ángel, Inti Soto, Joe Luis Cerutti, Maykel (Osorbo) Castillo, Héctor Luis Valdés, Félix David Estévez y Douglas Batista, Lara Yumila. Algunos fueron apresados en la manifestación y otros en sus domicilios.

El jueves la policía política apresó a una decena de artistas, periodistas independientes y activistas que manifestaron su apoyo a Otero Alcántara. Una lista con fotografías de los detenidos fue publicada por Cubalex, asociación sin fines de lucro que “defiende y promueve los derechos humanos, como forma de transformación social para alcanzar el restablecimiento de la democracia y el Estado de Derecho en Cuba”.

“Debido a todas las cosas que están pasando en Cuba varios jóvenes se manifestaron ahí en Obispo. El pueblo empezó también a gritar Patria y Vida en el momento en que se los llevaban detenidos. Yo no lo pude ver, pero sí oí los audios que me podían enviar”, dijo la periodista independiente Iliana Hernández en entrevista con Radio Televisión Martí.

“Aprovechamos que había una convocatoria del Movimiento San Isidro, sabíamos que eso iba a estar allí plagado de policías, que iba a estar todo sitiado, y decidimos buscar otra alternativa. Y más, respondiéndole al Humberto López, que dijo anoche que nosotros no convocamos pueblo. Sí convocamos pueblo, y lo demostramos en su cara. Lo que pasa es que, si vienes con tu fuerza represiva, y te los llevas a todos, es normal que el pueblo se disperse”, expuso Hernández.

“Son ellos los que no tienen pueblo, que les gusta usar el chantaje para que el pueblo vaya a su manifestación”, aseveró en entrevista con Ivette Pacheco.

A muchos kilómetros de La Habana

En la ciudad Santa Clara, en el centro del país, el disidente Yoel Bravo, en representación del Movimiento Opositor Juventud Despierta, colocó varias fotografías de Otero Alcántara, acompañadas de la palabra “Libertad”.

Fue el propio Bravo quien anunció su acción en su perfil de Facebook: “En las Calles en apoyo a Luis Manuel Otero Alcántara… Martí Sí. Marx No“.

“El Movimiento Opositor Juventud Despierta brinda su total apoyo a Luis Manuel Otero Alcántara en las Calles de Villa Clara… Seguimos con el Ideario Martiano. Martí Sí. Marx No”, escribió Bravo en otra de sus publicaciones, acompañadas de imágenes donde se ven las fotos de Otero Alcántara en columnas y paredes de la ciudad.

Bravo también se manifestó con fotografías de José Martí, escritor, político y apóstol de la independencia de Cuba. “Trabajando en el Municipio de Manicaragua, a pesar de las amenazas en mi contra en el día de ayer por extendernos a varios municipios”, denunció el activista.

La periodista independiente Luz Escobar ha informado que Otero Alcántara “no tiene ánimo para hablar” y le cuesta contestar el teléfono. Sin embargo ha escrito algunos mensajes a 14yMedio:

“Estoy hecho leña, ni ánimo de hablar tengo. Me duele el abdomen mucho, me siento súper débil, tengo deseos de vomitar y estoy sin ánimo, en la noche se me aprieta el pecho. Pero aguanto unos días más. No me muero, aún sigo luchando”, escribió vía SMS al diario que dirige Yoani Sánchez.

Según 14yMedio “el artista tiene esperanzas de que sus demandas sean atendidas: que cese el cerco policial a su domicilio, sede del Movimiento San Isidro, en Damas 955, La Habana Vieja, y el Gobierno le indemnice por las obras de su autoría robadas y destruidas por la Seguridad del Estado”.

Amaury Pacheco, poeta fundador del grupo Ovni Zona Franca, aseguró en su perfil de Facebook que Enix Berrio Sarda, tío de Otero Alcántara, pudo visitarle para comprobar su estado de salud.

“S.O.S. Luis Manuel ya no puede sostenerse en pie. Tiene la piel y la boca cuarteadas, ya no orina y no habla, la garganta inflamada”, relató Berrio Sarda en entrevista ofrecida a CubaNet. “Está muy débil, pero más allá de la debilidad (…) está muy dañado, porque está afectado psicológicamente. Eso le introduce una presión adicional”, aseguró.

LEÉ TAMBIÉN:  El infame muro fue derribado hace 30 años. Por Carlos Alberto Montaner

“Estuve con él cerca de una hora y media. Luis está mal. Luis no está bien. La pérdida de su madre; la represión; la frustración. Luis está muy mal. Apenas puede mantenerse en pie. Trató de sentarse para escucharme y terminó acostado. Luis no puede, no tiene fuerzas ya. Eso es lo que puedo decir con absoluta responsabilidad”, atestiguó el tío del artista al portal de noticias. Y recalcó que “mantiene sus demandas y su huelga hasta el final”.

Reacciones (virtuales) en el mundo

El Parlamento Europeo y Estados Unidos han manifestado su preocupación por la situación de Otero Alcántara y denunciado la represión contra miembros del Movimiento San Isidro y otros activistas y periodistas independientes. Estas denuncias y apoyos tienen efecto básicamente en el terreno virtual. Pues los disidentes siguen padeciendo insuficiencia de recursos y apoyos reales para enfrentarse al régimen dentro de la Isla.

La Presidenta de la Subcomisión de Derechos Humanos del Parlamento Europeo, María Arena, exigió al régimen cubano que “se asegure de que la vida y la salud del señor Otero Alcántara no se vean amenazadas. Y reitero mi llamado de noviembre pasado para que cese la intimidación y el hostigamiento contra el Movimiento de San Isidro y otros manifestantes pacíficos en Cuba”.

El Buró para la Democracia, los Derechos Humanos y el Trabajo, entidad del Departamento de Estado de Estados Unidos, ha denunciado los “artistas, periodistas y activistas arrestados, bajo vigilancia o confinados en sus hogares para silenciar su apoyo a Luis Manuel Otero Alcántara. Los Estados Unidos permanecen con todos los que defienden las libertades de expresión y reunión en Cuba”.

“La libertad de expresión artística es un derecho fundamental que va de la mano con otros derechos y libertades fundamentales. Las restricciones que actualmente someten a los miembros del Movimiento San Isidro, incluido el señor Otero Alcántara, a repetidos arrestos, vigilancia exhaustiva y destrucción de propiedad por parte de las autoridades cubanas, no solo perpetúan un mensaje negativo a nivel nacional, sino también internacional”, aseguró el Buró.

La Embajada de los Estados Unidos en Cuba publicó en Twitter: “Docenas de artistas, periodistas y activistas cubanos detenidos, bajo vigilancia o confinados en sus casas para silenciar su apoyo a Luis Manuel Otero Alcántara. Estados Unidos está con todos los que defienden las libertades de expresión y reunión en Cuba”.

Varios comentarios y reclamos se pueden leer tras esta declaración: “Existe un abuso de poder en Cuba contra la sociedad civil. El mundo civilizado no puede permanecer en silencio“, escribió una de las personas, etiquetando a instituciones y personalidades políticas, entre ellas el partido Vox y Rocío Monasterio, de origen cubano.

“¿Por qué tiene que meterse Estados unidos en las cosas de Cuba? Cuando entendamos que a Cuba la tenemos que arreglar los cubanos sin que se esté metiendo un gobierno extranjero, antes lograremos nuestras metas”. Lo cual generó la siguiente respuesta: “Sencillamente porque el pueblo no tiene ni voz ni voto, todo lo que pasa en Cuba es decisión de unos pocos que quieren controlar lo que haces o dejas de hacer y para mayor desgracia no fueron elegidos por el pueblo sino por afinidad entre ellos”, es uno de los comentarios al margen.

Mientras que alguien lamenta la débil respuesta popular ante la represión y el poco apoyo que aún tienen los disidentes: “Ahora mismo estaba viendo el vídeo de la protesta y la conclusión que saqué es (…) nadie se les une, no tienen arraigo social, tristemente no tienen pueblo”.

“El miedo la indefensión, el adoctrinamiento, la manipulación tiene al pueblo inhibido, no hay líderes porque los desaparecen los encarcelan o le hacen campaña de desprestigio y linchamiento mediático, ya pasó en el antiguo campo socialista pero nadie descarta un estallido social”, advierte otro de los comentarios.

Uno de los usuarios de la red social insiste en que “hay que seguir documentando las violaciones a los Derechos Humanos y a la libertad de prensa hechas a los cubanos y mostrárselas a la Unión Europea, al mundo entero y a la Comisión de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos”.

Entretanto, la prensa totalitaria ha estado hablando de nuevos detalles sobre la muerte de Maradona y de bombas de calor en el océano Ártico. Reporta 915 nuevos casos y 10 fallecidos a causa del Covid-19. Falsea la profunda crisis socioeconómica, hace mutis ante la represión y las violaciones de los derechos y libertades fundamentales, y lanza una cortina de humo, en busca de deformación e invisibilidad, no sólo contra los atropellos y protestas de este viernes, sino también contra el resto de la llamada oposición o grupos de resistencia interna.

Mientras Otero Alcántara era sacado de su casa, los ideólogos y publicistas del castrismo, bajo la etiqueta #1Mayo #UnidosHacemosCuba, celebraron el domingo el Día Internacional del Trabajo con una frase del dictador Fidel Castro que debería inspirar a la comunidad internacional a reaccionar ante el despotismo que se vive en la Isla: “El deber de cada pueblo a la solidaridad con todos los pueblos oprimidos, colonizados, explotados o agredidos, sea cual fuere el lugar del mundo en que estos se encuentren y la distancia geográfica que los separe”.

gaceta.es

Más en castrismo, Cuba
Cuando estuve preso en Cuba. Por Nicolás Márquez

https://www.youtube.com/watch?v=6hY2n_incDg&t=32s

Cerrar