Nisman, Natalio Alberto S/ Magnicidio – Por Humberto Bonanata

«A Alberto Nisman lo mataron». «Fue un magnicidio de proporciones desconocidas» – Sandra Arroyo Salgado

«La muerte violenta en el contexto político y judicial ha impactado de lleno en la institucionalidad de la república, además de poner en tela de juicio el rol del Estado ante la comunidad internacional en materia de terrorismo«, continuó la jueza federal durante su exposición el jueves pasado en San Isidro, acompañada por los cuatro forenses que colaboran en la causa de la muerte de Nisman.

En sólo media hora de exposición, Arroyo Salgado, querellante en la causa en representación de sus hijas menores, supo aclarar algo que hace más de cincuenta días la justicia de instrucción (jueza y fiscal) no logran dilucidar.

La demostración palmaria surge de las incertezas constantes de la Fiscal Viviana Fein, quien recién ayer por la mañana en un reportaje concedido a Marcelo Bonelli por Radio Mitre no descartó la lógica credibilidad de un acto criminal, algo que nunca sostenía y siempre empalidecía ante los supuestos modos de suicidio (inducido o voluntario).

Al margen del aquelarre en que convirtieron a la escena del crimen (departamento de Nisman), sea por incompetencia, impericia, negligencia o motivos menos ortodoxos no controlados para desvirtuar pruebas, la ciudadanía en su conjunto tiene en claro que el magnicidio afirmado por la jueza Arroyo Salgado implica ipso facto la incompetencia del fuero ordinario y el giro de la causa al fuero federal, atento las condiciones personales de la víctima.

De solicitar la querellante la incompetencia de la justicia actuante, el tribunal de alzada deberá dirimir sobre el conflicto y, de ser girada la causa al fuero federal, será el juez Luís Rodríguez, quien recibió las denuncias de Alberto Nisman sobre amenazas de muerte en 2013, el magistrado que deberá investigar la muerte del fiscal por fuero de atracción.

LEÉ TAMBIÉN:  El sentido de cambiar. Por Agustina McWhite

En los corrillos de los Tribunales de Comodoro Py confían en que Rodríguez continúe la investigación, ya que la amistad que lo unía a Nisman potenciará la profesionalidad y eficiencia que hasta ahora no parecen caracterizar a los tribunales ordinarios.

Siguiendo con Nisman y su denuncia de presunto encubrimiento referente al convenio de impunidad hacia Irán, eventual asociación ilícita encabezada por CFK, Timerman, Larroque y D´Elía, ratificada por el fiscal Gerardo Pollicita, el fiscal de Cámara Germán Moldes será quien deba sostener ante la Sala I los fundamentos de Nisman y Pollicita.

Ante ello, los camaristas han citado a una audiencia de partes (Pollicita y Rafecas) para el 19 de marzo, dos días después de cumplirse el 23mo. aniversario de la voladura de la Embajada de Israel y sólo pocas horas de realizada  la marcha convocada por el ex fiscal Pablo Lanusse y las redes sociales el próximo #18-M.

Sea la Sala I –que podría excusarse por haber declarado la inconstitucionalidad del convenio con Irán, como la Sala II, es un secreto a voces que ordenarán al juez de primera instancia –que no será Rafecas- la apertura de la investigación de la originaria denuncia de Nisman, hecho que quizás haya sido la causa de su “ajusticiamiento”.

Ciertamente que Moldes ya ha comenzado a transitar el camino de enemigo acérrimo del kirchnerato. Andrés Larroque, uno de los jefes de “La Cámpora” e imputado en la denuncia que podría ser caratulada como “terrorismo de Estado” recusó al fiscal Moldes por haber sido uno de los organizadores de la marcha del #18-F.

De compartirse tan falaz razonamiento, cualquier magistrado integrante de “Justicia Legítima” (el verdadero Partido Judicial oficialista) no podría actuar en ninguna causa relacionada con supuestas inconductas de cualquier miembro del poder.

LEÉ TAMBIÉN:  La ingenuidad de una sonrisa. Por Ariel Corbat

Tal es el grado de temor que circunda el entorno de CFK que replican su accionar supuestamente defensivo con actitudes impropias de la división de poderes republicanos.

Uno de los intelectuales más conocedores de la denuncia originaria y de la muerte de Nisman, Jorge (Turco) Asís, supo twittear ayer:

“Política Judicial. Al Fiscal de Cámara Germán Moldes le anuncian por teléfono que deja de tener el automóvil asignado a su servicio.”

“Trasciende que el Fiscal Moldes cuenta con un solo custodio. Anuncia aparte por las dudas que de ningún modo piensa en suicidarse.” (sic @cayetanoasis).

Aunque ciertamente la causa que más preocupa a la “asociación ilícita gobernante” es la que compete al juez federal Claudio Bonadío sobre las propiedades familiares y la empresa Hotesur (cadena de hoteles y lavado de dinero) que tendrá a Máximo Kirchner entre los primeros indagados, sin solución de continuidad de partícipes.

Lamentablemente, con 31 años de pseudodemocracia, quien asuma la presidencia el 10 de diciembre deberá ejercer la transición de la refundación democrática, republicana y federal, algo que el estudiantado secundario aprende teóricamente en sus primeros años y que a los abogados nos inculcan como fuego sagrado en nuestras  materias.

Diferente en sus raíces pero alegórico como el Preámbulo que recitaba Raúl Alfonsín, la transición marcará un hito refundacional del sistema.

La democracia en la Argentina no ha crecido, sólo la han desgastado y envejecido.

Triste realidad, sin hipocresía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Opinión y Actualidad
Pruebas y Dudas – Por Malú Kikuchi

Alberto Nisman murió, de eso no hay dudas, de forma violenta, a causa de un balazo de...

Cerrar