¡Miserables! Por Malú Kikuchi

En 1862, Víctor Hugo (el bueno), publicó en Francia una novela genial, que trascendió en el tiempo: “Los miserables”. Sobre Los Miserables se escribió mucho, se la filmó  varias veces, fue una extraordinaria comedia musical y también fue una obra de teatro.

 Los Miserables de Víctor Hugo son pobres “de pobreza total”, seres solitarios y desdichados, necesitados de todo. A pesar de tantas desgracias tienen la capacidad de perdonar, de comprender, de  aliviar las miserias de los otros. Son buena gente.

Pero hay otra especie de miserables, avaros de bondad, viles habitantes de profundos pozos de resentimiento (acepción 5° del diccionario). De esta última especie de miserables, tenemos desgraciadamente demasiadas muestras, casi a diario.

Por regla general vienen de personas conocidas, ya sea del mundo de la política y a veces del mundo de la farándula. Recordemos el “asco” que sintió Fito Páez en el 2007 hacia los “asquerosos” que habían elegido a Macri como jefe de gobierno de CABA.

A Mamá Hebe no vale la pena nombrarla. No existe nada más miserable que vender los DDHH por dinero. Ella lo hizo.  Aunque es igualmente miserable vender los muertos de la AMIA a los asesinos de 85 argentinos. Se firmó en un vergonzoso memorándum que demuestra, sin lugar a dudas, que existen los “infames traidores a la patria”. Muy, muy miserables. Más ejemplos:

Sobre el tema del 2 por 1, Victoria Donda, diputada nacional: “Mis padres (terroristas) mataban con orgullo”. Desconoce el artículo 16 de la CN (todos somos iguales ante la ley), no hay asesinos buenos y asesinos malos, hay asesinos. Además de desconocer la CN, sus conceptos son absolutamente miserables.

LEÉ TAMBIÉN:  Videoclip del mes: "Chorra". Muy bueno!

Abuelita Estela. “Si pudimos con Videla, ¿cómo no vamos a poder con Macri?” Comparar un presidente de facto, con un presidente electo, es  antidemocrático. (El desfile militar) “fue un bochorno”. Las FFAA forman parte del pueblo argentino, sin ellas no tendríamos patria, discriminarlos es un tema para el INADI y  es muy miserable.

Cristina Fernández, imposible evitarla: “Gracias a que los negros con guita le compraban a los comerciantes y a los supermercadistas. Si quieren ver rubios de ojos celestes que se saquen un pasaje a Suecia y a Holanda”. 1° al INADI por lo de “los negros”, 2° al diccionario para reemplazar “guita” por dinero o plata y 3°, que alguien le aclare que en Argentina hay muchos rubios de ojos celestes, empezando por Macri.

Siempre Cristina: “Todos en el fondo, no me excluyo (¡cuánta generosidad!), tenemos un cachito de miserables”. En derecho se dice que: “a confesión de partes, relevo de pruebas”…

Beatriz Rojkés de Alperovich, presidente del PJ tucumano: “Lo volvimos a resucitar al fiscal Nisman, porque vemos que Cristina avasalla en las encuestas”. Dijo al respecto el diputado Waldo Wolf, “Alperovich nos demuestra que siempre se puede ser más miserable”.

Gracias Wolf por la perfecta definición, pero esperemos por el bien de la Argentina, que no sigamos avanzando en ese tipo de “patéticas miserabilidades” (definiría Hipólito Yrigoyen). Esperemos  alejarnos de las cloacas y elevar, aunque sea un poquito, la puntería en tiempos electorales.    

http://www.lacajadepandoraonline.com/blog2/

Más en Opinión y Actualidad
Tam tam tam. Por Cosme Beccar Varela

"¡Tam, tam,tam!" Desde mi ventana oigo el "Tam-tam" de los tambores con los cuales la plebe subversiva...

Cerrar