Dom. Dic 5th, 2021

Prensa Republicana

Con las ideas derechas

­Lo importante y lo urgente. Por Myriam Mitrece y Por Carlos Ialorenzi

En la vida continuamente nos chocamos con la decisión de qué atender primero, si lo importante o lo urgente. Ni bien armamos una lista de asuntos importantes que requieren dedicación y tiempo surge algo urgente que se coloca delante en la fila. Lo urgente toma posesión de todas nuestras facultades, tiempo y atención. Es necesario atenderlo ya, no puede esperar, y lo importante va quedando a la cola. Más de una vez nos ha pasado que lo importante queda relegado al día siguiente, y al otro.y ese día nunca llega. Finalmente, lo importante termina siendo lo que siempre puede esperar un poco más.­

Cada vez que se acercan las elecciones los sobresaltos económicos nos hacen obrar socialmente eligiendo el mal menor que las encuestas consideran viable y vamos saltando de oficialismos a oposiciones que no se oponen. La economía se ubica en el plano de lo urgente. Entendemos que los valores de la familia, la libertad y la vida son importantes, y si bien es constatable que afectan lo cotidiano, nuevamente lo urgente le gana a lo importante.­

­NI LO IMPORTANTE, NI LO URGENTE­

Los expertos en temas económicos y financieros nos informan que el año que viene hay que pagar cuantiosos vencimientos de la deuda externa y no tenemos el dinero. También nos dicen que el BCRA está emitiendo una gran cantidad de pesos y los argentinos bien conocemos que la expansión monetaria genera inflación. La pobreza está en escalada ascendente.­

Es sabido que la mayoría de los votantes evalúan el accionar político desde una perspectiva económica, pero por el caudal de votos que obtuvo el actual gobierno en las PASO y por los pésimos resultados en el ejercicio de su gestión, quedó al descubierto que lo que tantas veces se consideró urgente va de mal en peor. Es hora de entrar a jugar con otras consideraciones.­

LEÉ TAMBIÉN:  Ganar y perder; una cuestión difícil de determinar. Por Vicente Massot

Desde hace tiempo, vemos que gobiernos aparentemente antagónicos han provocado desastres no solo en lo económico, pero aún no aprendimos que la cuestión de fondo es moral y que si no defendemos la libertad y la vida vamos a pasos acelerados hacia la catástrofe de los principios fundacionales de nuestra patria.­

Durante muchos años se hizo la vista gorda y se dejó penetrar al llamado progresismo en cada espacio de nuestras vidas. Hoy nos encontramos con un Estado «progre» y megalómano que se inmiscuye en lo que pensamos, lo que sentimos y lo que creemos, y quiere seguir expandiéndose.­

Nos enteramos a diario de cosas que nunca hubiéramos imaginado. La escasa transparencia en los encierros por el Covid 19, las vacunas y sus consecuencias, las políticas de género, el fogoneado cambio climático, la inseguridad descontrolada, las ofensas a las creencias religiosas, transhumanismo, multiculturalismo, indigenismo, veganismo y la incertidumbre nacional e internacional, forman un combo difícil de soportar para cualquier persona.­

Las dos grandes agrupaciones políticas, se presentan como adversarios en lucha tratando de ganar adeptos, pero en los temas de fondo, no hay grietas. Las listas están mayoritariamente compuestas por candidatos que apoyan las propuestas de la agenda 2030. En lo importante, se unen. Y van algunos ejemplos: en la provincia de Buenos Aires establecieron por ley que fueron 30.000 los desaparecidos, a nivel nacional compartieron la ley Micaela -de adoctrinamiento de género-, la designación de una defensora de menores que manifiestamente defiende solo a los deseados y los cupos trans, en la ciudad apañaron distintas manifestaciones pseudoartísticas ofensivas de la fe y varios miembros de ambos sectores adhirieron fervientemente a la última marcha de los lobbies LGTBIQ+.­

LEÉ TAMBIÉN:  La candidata. Por Juan Manuel de Prada

­LO IMPORTANTE YA ES URGENTE­

Estamos ante unas elecciones de medio término que se presentan más trascendentes que otras por el efecto político que puede generar su resultado. Nadie puede cantar victoria, antes de tiempo, pero los resultados de las PASO y cierto humor social indicarían que el oficialismo no va a salir triunfante. Es posible que traducido a términos futbolísticos -aunque los partidos hay que jugarlos- pierdan por 1 a 0 o por goleada.­

Los comentarios de café indican que a partir del 15 de noviembre va a pasar algo fuerte. No se sabe el día ni se conoce el alcance de la onda expansiva, pero nos llevaría a una situación más delicada que la actual. La expectativa nos mantiene en alerta. Podrá suceder en noviembre, en diciembre cuando se cumplan 20 años de los sucesos del 2001, o quizás en los primeros meses del 2022. ¡Quién lo sabe! Solo intuimos que se avecinan tiempos aún más difíciles.­

Así nos encontramos hoy. A tres días de las elecciones que podrían cambiar la composición de las cámaras legislativas. Como siempre, en nuestras manos está empezar a revertir la historia. Aunque cueste y lleve años. Pero alguien tiene que empezar a hacerlo. Es cierto que un voto poco cambia, pero como decía la madre Teresa «A veces sentimos que lo que hacemos es solo una gota en el mar, pero el mar sería menos, si le faltara una gota».­

https://www.laprensa.com.ar/

Más en Opinión y Actualidad
Marine Le Pen: ‘El 85% de los franceses quiere detener la inmigración descontrolada’. Por Carlos Esteban

En una entrevista concedida a la revista húngara Mandiner, Marine Le Pen, la líder de Agrupación...

Cerrar