Dom. Abr 5th, 2020

Prensa Republicana

Con las ideas derechas

Las alternativas del caso Boudou – Por Rosendo Fraga

En la Argentina 29 ciudadanos han sido electos Vicepresidentes desde que existe el cargo, a partir de la sanción de la Constitución de 1853. Han existido diversos conflictos, especialmente en los últimos años. El Vicepresidente anterior (Cobos) se enfrentó abiertamente con la Presidente Cristina Kirchner, votando contra un proyecto clave impulsado por ella en el Senado. El anterior a Cobos (Scioli) tuvo numerosas diferencias con el Presidente Néstor Kirchner. El inmediatamente anterior (Álvarez) renunció al cargo antes de cumplir un año en él, precipitando una grave crisis política para el Presidente Fernando de la Rúa. Pero nunca un Vicepresidente ha sido llamado a declaración por una denuncia de corrupción. El Vicepresidente en Argentina es electo para un mandato de cuatro años junto al Presidente: no es un ministro que puede ser sustituido por decisión de este último.

Pero la Presidente no puede ser complicada jurídicamente en la causa que afecta al Vicepresidente, pero sí puede complicarla políticamente. Además, de avanzar la causa, otros funcionarios y otras áreas del gobierno sí pueden verse involucradas. El Vicepresidente reemplaza a la Presidente cuando ésta viaja y también la representa cuando ella no puede viajar, como ha sucedido con la reciente asunción del nuevo Presidente de El Salvador o su presencia en la Bienal de Arquitectura de Venecia.

Si la justicia resuelve el procesamiento del Vicepresidente Amado Boudou, su situación política se hará difícil, pero no hay una norma que obligue a su separación del cargo. El problema institucional será que la Presidente pasará a estar representada dentro y fuera del país por alguien procesado penalmente por corrupción. Además, la administración de Cristina Kirchner tiene numerosas denuncias de corrupción que se tramitan en la justicia y el procesamiento de Boudou las puede acelerar judicialmente, al mismo tiempo que dará credibilidad en la opinión pública a estas denuncias.

LEÉ TAMBIÉN:  López Murphy en Mar del Plata

La decisión del juez Lijo de citar a indagatoria al Vicepresidente ya implica que tiene suficientes pruebas para considerarlo sospechoso de haber cometido un delito penal. Si bien lo que dará una confirmación definitiva sobre su involucramiento será su procesamiento o no, la sentencia resolverá si es culpable. Además, Boudou puede apelarla en segunda y tercera instancia. Puede ser un proceso largo y quizás Boudou tema que se decida cuando el Kirchnerismo ya no sea gobierno, a partir de diciembre de 2015.

Políticamente, el gobierno de Cristina Kirchner tuvo una dura derrota electoral en las elecciones de medio mandato realizadas en octubre del año pasado y en los meses siguientes bajó algunos puntos más en los sondeos. El gobierno puede debilitarse políticamente y perder imagen, pero en mi opinión no se precipitará una crisis institucional. En el caso improbable de que Boudou renunciara, pasaría a ocupar sus funciones en materia de sucesión el Presidente Provisional del Senado (Zamora), que es de total confianza de la Presidenta.

Mientras tanto, Boudou librará batalla, en pocas horas pidió que se adelante la indagatoria y horas después la cuestionó en cede judicial. El juez Lijo, decidió de acuerdo a su pedido adelantar la citación para el lunes 9 de junio. Boudou criticó al juez, dijo que era “empleado” de los medios de comunicación opositores y pidió que su declaración se transmita por televisión.

Fuente: http://www.nuevamayoria.com/

Más en Opinión y Actualidad
Los jueces de las dictaduras del Siglo XXI – Por Carlos Sánchez Berzain

El procedimiento y la determinación del sistema de justicia de la dictadura de Maduro ha...

Cerrar