El lanzallamas. Por Mar Mounier

Si hubiera una sola cosa que aplaudirle al flamante presidente Donald J. Trump, sería el habernos permitido el GOZO de escuchar los lastimeros alaridos de la izquierda marxista mundial. ¡Qué exquisito arte para meter gasolina al fuego y hacer que lo vean hasta en la galaxia Andrómeda! En un solo día retira el acuerdo TPP, firma la prohibición para evitar que las ONGs abortistas internacionales (sí, esos NIDOS de ZÁNGANOS que promueven la ideología de género) reciban más fondos federales para practicar abortos; y también ha eliminado el financiamiento público a los grupos lobbistas a favor de la legalización del aborto o, que lo promueven como único método de planificación familiar. ¿No es maravilloso? La «Marcha de las Mujeres» en Washington, organizada por la representante y PROMOTORA que se imponga Ley Sharia en USA y Europa (paradójicamente, esa despreciable ley que permite el apedreamiento hasta la muerte de mujeres) lo único que logró fue MÁS FUEGO. Y es que Trump no le echa agua para apaciguarlo sino ¡MÁS GASOLINA! ¡Cero político correctismo! Si no te gusta la sopa de garbanzo, feminazi, ¡allí tienes, zámpate la olla enterita! Y sanseacabó. Lo hilarante del tema es que la progresía neomarxista mundial anda en tal ataque de pánico, que hasta el «renombrado» pasquín de propaganda izquierdista El País de España, cometió la equivocación de asegurar que la página en castellano de la web de la Casa Blanca ¡había sido eliminada! ¡y solo están actualizándola, fumigándola, claro está, de todo el percudido de 8 años de ideologización neomarxista obamista! ¡Qué tal patinada a nivel mundial! ¡Luego de esto, tápense la cara por un buen tiempo, ridículos!

LEÉ TAMBIÉN:  Con el diario del lunes. Por Alberto Benegas Lynch (h)

El triunfo de Donald Trump tomó de sorpresa a muchos VENDEDORES DE CEBO DE CULEBRA auto-dícese «analistas» que «pronosticaron» no solo la victoria de Hillary Clinton sino la derrota del Brexit, la del NO a las Farc, el referéndum en Hungría, el de Italia y bla, bla, bla. Por lo menos en Europa hay una fila india de alaridos, comparsas, mortificaciones y arrancadas de pelos que no se imaginan. ¡Hasta la modosita Deutsche Welle de Alemania está con convulsiones epilépticas! Y la totalmente vergonzante y recusable ola de repudio y de odio formada para oponerse hasta del aire que Trump respira, ya está siendo rechazada por muchos sectores de opinión que no se comen más los cuentos chinos de estos ganapanes. A muchos no nos sorprendió el triunfo del magnate, es más LO ESPERÁBAMOS. Y es que mientras unos viven de espaldas al mundo en una realidad paralela y distópica, donde la democracia solo existe si «sus» candidatos son elegidos, otros analizamos la realidad partiendo de hechos y sus causas, procesos y efectos. 8 años viviendo la dictadura del pensamiento único IMPUESTO con hierro candente por un grupúsculo de burócratas ideologizados que no representan sino a una minoría, HARTARON A TODOS. Una tiranía que se ha infestado en la mayoría de gobiernos y medios de comunicación mundiales ¿O no han notado que los pelagatos y rastrapajosos en medios, que sin pudor desnudaron su favoritismo mermelero hacia Hillary Clinton, sigan hoy fungiendo de sicarios mediáticos polarizando a un país que debe empezar a sanar sus heridas?

Esta «cleresía internacional» mediática, académica y política, -término genialmente acuñado por el brillante Dr. Francisco Tudela-, cofradía que ha pretendido con falacias y engaños dirigir la opinión política de todos y que se llena el buche cantaleteando sobre “democracia”, pero que ésta es solo «respetada» por ellos cuando el pueblo elige -repito- SUS propuestas, DEBERÍA, CALLADITA y en posición de atención, RESPETAR el designio del pueblo en una elección popular legítima. Si entras al juego, respetas las reglas y te atienes al resultado. Punto. La democracia implica aceptar TANTO LA VICTORIA COMO LA DERROTA.

LEÉ TAMBIÉN:  Ver para creer. Por Vicente Massot

El día del triunfo de Trump muchos supimos que el destino del mundo iba a entrar en una etapa de renovación y cambio. Era la respuesta natural que se esperaba de un organismo vivo (nuestra sociedad occidental) que estaba siendo atacado de muerte con las políticas progresistas que solo parecen buscar la destrucción de nuestra civilización como la conocemos. Trump está arrancando en 3 días la mala hierba del odio sembrado por Obama en 8 años. ¿Lo mejor? Se espera el efecto dominó en Europa.

Como tenía que ser…

Más en Internacionales, Opinión y Actualidad
Una brisa de esperanza. Por Cosme Beccar Varela

La mejor recomendación que puede hacerse del Presidente Trump es mostrar el odio satánico de quienes se...

Cerrar