Mié. Sep 23rd, 2020

Prensa Republicana

Con las ideas derechas

La vida sigue marchando. Por Carlos Ialorenzi y Myriam Mitrece

Bajo el lema «Empodera la vida: ser provida es ser promujer», el viernes pasado se congregaron en Washington decenas de miles de personas. La 47ø «Marcha Por La Vida» contó por primera vez en su historia con la presencia del presidente de los Estados Unidos.

La fecha fue elegida por haberse cumplido el 22 de enero un nuevo aniversario de Roe vs. Wade, caso judicial que sirvió a la legalización del aborto provocado en EE.UU. en 1973.

EL FRAUDE INICIAL

En 1970 Norma McCorvey, alias Jane Roe, fue representada ante los tribunales de Texas por dos abogadas recién graduadas: Linda Coffee y Sarah Weddington. «Roe» decía haber sido embarazada por violación en manada, Wade, el fiscal que representaba al estado de Texas, se oponía al aborto. Luego de apelaciones, idas y vueltas, el caso llegó a la Corte Suprema de los EE.UU. quien determinó que la mujer podía elegir si continuar o no con el embarazo ya que se consideraba un derecho fundamental y por lo tanto no podía legislarse en contra.

¿Cómo siguió la historia de los protagonistas? Afortunadamente para la hija de Norma, el fallo salió suficientemente tarde. La niña nació y fue dada en adopción. Catorce años después, Norma McCorvey afirmó que su declaración había sido falsa y su testimonio, utilizado para la causa «proaborto». Murió en 2017, admitiendo que participar en ese fraude fue uno de los peores errores de su vida. La abogada Sarah Weddington reconoció que su conducta pudo no haber sido totalmente ética, pero que lo hizo pensando en buenas razones. La revista Playboy, según confesó Hugh Hefner, su fundador, hizo grandes aportes de fondos para que el caso tome relevancia e impulso en la sociedad.

LEÉ TAMBIÉN:  Como en los tiempos previos a la guerra civil. Por Cosme Beccar Varela

El Dr. Bernard Nathanson, quien fuera conocido como «el rey del aborto», luego convertido en luchador provida, describió las tres estrategias comunicacionales utilizadas para instalar socialmente la necesidad de la legalización del aborto: crear impacto mediático con cifras falsas, culpar a la religión por sus ideas retrógradas y deshumanizar al embrión.

Lo que se inició con una maniobra mentirosa llevó a la modificación de todas las leyes federales y estatales que restringían o prohibían el aborto provocado en EE. UU. Al año siguientes miles de personas comenzaron a marchar a favor de la vida. Y así lo siguieron haciendo. Mientras tanto, se calcula que al menos 61 millones de niños por nacer han sido asesinados.

LA MARCHA 2020

Este año encabezaron la marcha los estudiantes de una escuela católica de Virginia. El presidente estuvo acompañado por el Senador Mike Lee, la presidenta de «March of Life», Jeanne Mancini; Marjorie Dannenfelser del grupo provida Susan B. Anthony List; el senador James Lankford. Entre los oradores estuvieron representantes de los partidos Republicano y Demócrata, la primera dama de Louisiana, Donna Bel Edwards; el líder partidario de la Cámara de Representantes, Steve Scalise; la senadora estatal de Louisiana, Katrina Jackson; y el congresista Chris Smith entre otras figuras.

DEL PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS

En un encendido discurso, Donald Trump manifestó que era un honor ser el primer presidente en asistir a la marcha y destacó la motivación «para defender el derecho de cada niño, nacido y no nacido, a cumplir su potencial dado por Dios». Elogió a los jóvenes diciendo que «son el corazón de la Marcha por la Vida y es su generación la que está haciendo que Estados Unidos sea una nación provida y profamilia». Afirmó que «cada niño es un regalo precioso y sagrado de Dios» y que «debemos apreciar y defender la santidad y dignidad de la vida humana».

LEÉ TAMBIÉN:  Pontífices hipócritas y sacrílegos. Por Cosme Beccar Varela

Destacó la devoción y el liderazgo de las mujeres. «Para todas las madres que están hoy aquí, las celebramos y declaramos que las madres son héroes». «Cuando sostenemos a un recién nacido en nuestros brazos, sabemos el amor infinito que cada niño trae a una familia. Cuando vemos crecer a un niño, vemos el esplendor que irradia cada alma humana».

Trump defendió las políticas provida de su gobierno, entre ellas, las restricciones a organizaciones y clínicas abortistas de la multinacional Planned Parenthood (IPPF).

UN MOVIMIENTO QUE CRECE

Además de los EE.UU. cada vez son más los países en los que se vienen realizando marchas anuales en favor de la vida y en contra del aborto provocado.

En nuestro país, comenzaron en 2017, pero lograron gran convocatoria a partir de 2018. La 5ø «Marcha por la vida» está prevista para el próximo 28 de marzo a las 14:00 en Plaza Italia, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Además de Latinoamérica, en lucha contra la legalización del aborto, otros países que ya lo han implantado hace años, de a poco, se levantan: España, Francia, Alemania, Corea del Sur, Australia, Japón, entre otros. Conocen sus consecuencias, ya las experimentaron. A pesar de la maquinaria mediática y económica, muchos se van dando cuenta que ser provida es ser promujer, profamilia, profuturo.

http://www.laprensa.com.ar/

Más en conservadorismo, Derechos Humanos
Reflexiones sobre el conservadorismo anglosajón. Por Fernando Romero Moreno

Los hispanoparlantes estamos orgullosos de nuestra tradición católica, de nuestra cultura, de nuestro idioma como...

Cerrar