Sáb. Dic 5th, 2020

Prensa Republicana

Con las ideas derechas

La subversión blanda. Por Pedro Corzo

Un número notable de los pocos interesados en la subversión que auspició el castrismo por décadas en el hemisferio, con la anuencia y respaldo de Moscú y Pekín, tienen la convicción de que esa desestabilización recurrió a la violencia como única estrategia, ignorando que factores como la gestación del caos y crisis de gobernabilidad, estuvieron siempre presentes en la agenda imperialista del castrismo. 

Cierto que hoy tenemos más información sobre las denominadas  Guerras Asimétricas,  en las que las partes en conflictos recurren a tácticas irregulares como, “toda clase de terrorismo, la contrainsurgencia, el terrorismo de Estado, la guerra sucia o la desobediencia civil” o la  Guerra Irrestricta, una formulación de dos coroneles del Ejército Popular de Liberación de China que se fundamenta en la «guerra más allá de los límites o guerra por encima del límite, en lugar de centrarse en la confrontación militar directa. 

Estos coroneles “examinan los medios alternativos que pueden utilizarse. Tales medios incluyen desde el uso del derecho internacional, la economía y la tecnología”. El objetivo es colocar al rival en una posición difícil  y evitar una acción militar directa que puede no serle favorable. 

En realidad ambas formulaciones tienen grandes semejanzas  a la vez que una diferencia fundamental. La “guerra asimétrica” es un conflicto bélico en desarrollo,  aunque supuestamente de menor intensidad porque una de las partes tiene sustancialmente menos recursos que la otra, mientras en la “irrestricta” no hay enfrentamientos armados porque el objetivo es destruir al enemigo antes de llegar al conflicto bélico, no obstante, simultáneamente,  el retador desarrolla  unas fuerzas armadas poderosa que disuadan al contrario del combate, ganando así tiempo para alcanzar la victoria, tal y como está haciendo la República Popular China en la actualidad.  

La ventaja de estas formulaciones es que ambas fueron puestas en práctica mucho antes de convertirse en propuestas académicas. Simples ciudadanos recurrieron a un amplio número de tácticas por tal de terminar con la autocracia o imponerla, y países con limitados recursos nunca han dejado de provocar y hasta de llegar al conflicto armado para presionar a sus rivales.  

Desde mi perspectiva ambas formulaciones han sido puestas en función por parte de la dictadura castrista desde que arribó al poder hace más de 61 años. 

Veamos.  

Guerra Asimétrica. Cuba fue durante décadas campo de entrenamiento para guerrillero, terroristas y centro hospitalario de recuperación de miles de subversivos de diferentes países, particularmente de América Latina. El régimen cubano envió decenas de hombres preparados militarmente a varios estados, entre ellos Venezuela, Bolivia y Nicaragua al igual que  toneladas de armas que alimentaron cruentos conflictos bélicos como los de Colombia, El Salvador y Guatemala. Así empezó un intercambio no cultural, sino de balas, explosivos y propaganda, entre la dictadura castrista y personalidades y sectores ambiciosos de poder de diferentes partes de la sociedad continental.  

Para satisfacer ese trueque, Cuba montó, pagada por los soviéticos, una costosa red de organizaciones orientadas a patrocinar acciones legales y subversivas, cuya cabeza más visible fue el Instituto de Amistad con los Pueblos, ICAP, razón por la cual, no todo ha sido bombas y fusiles.  

La Isla también  ha servido como academia de formación de cuadros, léase dirigentes,  que se especializan en propaganda, trabajos sociales, comunitarios, comunicación, en fin, una amplia gama de disciplinas orientadas a penetrar la sociedad en la que operan con el objetivo de alcanzar el poder e imponer el modelo político que promueven.  

Estos cuadros son representativos de la subversión blanda que sin recurrir al conflicto armado generan hastío y cansancio en la población, luego buscan el  caos y desestabilización, hasta lograr la ingobernabilidad que los conduce al poder.  

La Guerra Irrestricta que según analistas Pekín esta instrumentando, ha sido ejecutada por el régimen cubano contra Estados Unidos todo estos años. Acaso los éxodos masivos como los de Camarioca y el Mariel no son acciones pre bélicas, así como el derribo en aguas internacionales de aviones de Hermanos al Rescate causando la muerte de sus cuatro tripulantes civiles,  al igual que otras operaciones instrumentadas por La Habana contra Washington y otras naciones. 

El comunismo en cualquier país es una amenaza a la libertad. Sus guerras de cualquier generación, llámense Irrestricta o Asimétrica, solo quieren conducirnos a la esclavitud.  

LEÉ TAMBIÉN:  Inscríbanse gratis a este seminario de formación internacional!!!!
Más en Guerra Antisubversiva
A 45 años del ataque al Regimiento 29 de Formosa. Por Silvia Ibarzabal

Para quienes vivieron la luctuosa década de 1970 no se puede negar la conmoción que...

Cerrar