La república universal en marcha. Por Cosme Beccar Varela

La  reunión del llamado G20 que se realizará en Buenos Aires del 29 de Noviembre al 1 de Diciembre de este año le costará al país una enormidad de  plata y a los porteños una molestia descomunal. Nadie nos preguntó si queremos que la argentina forme parte de ese grupo misterioso ni tampoco nos preguntaron a los sufridos habitantes de esta ciudad si queríamos que la citada reunión se hiciera aquí a ese costo y con esas molestias.

Pero se hará de todas maneras a pesar de que el gobierno macrista ha demostrado su incompetencia insanable en materia de seguridad al no poder controlar el ingreso del omnibus que transportaba a los jugadores del equipo del Club Boca Juniors al estadio del Club River Plate. Como parece que vendrán (o pensaban venir hasta este último bochorno) los Jefes de Estado más importantes del mundo, sería prudente que si lo hacen, vengan cada uno con su propio ejército de custodios. No vaya a ser que terminen todos volados de un bombazo… Eso no nos ayudaría en nada a salir de la situación caótica en que se encuentra el país bajo la pata de “cambiemos”.

Sin perjuicio de ese aspecto anecdótico del asunto, es necesario que la gente sepa qué es el “G20”. El G20 no es nada más ni nada menos que un gobierno mundial unificado, o, como lo llaman los masones en sus viejos planes “La República Universal”. La desaparición de las naciones y de los gobiernos soberanos y su reemplazo por un mundo sin fronteras en lo que respecta a la individualidad nacional aunque continuarán como sistema carcelario que impedirá la posibilidad de salir o entrar en un país si así lo resuelve el gobierno universal; un plan político único; un pensamiento único enteramente materialista, inmoral y ateo;  una policía mundial unificada (ya no habrá lugar donde exilarse, por ejemplo, pues la policía de los países supuestamente “libres” serán ejecutora de las requisitorias de las tiranías más siniestras sin que le importe un bledo la “Declaración de Derechos Humanos”), una Agencia Impositiva única; toda la moneda en una sola mano y la libertad personal abolida.

Todo esto, desde luego, dicho en un lenguaje ambiguo porque tampoco interesarán ya las ideas (ni el lenguaje que las expresa) sino los hechos producidos por el poder único. Ese poder podrá decir “blanco” y hacer “negro”, “bien” y hacer el “mal”, decir “si” y es “no”. El G20 ha inventado un idioma que está lleno de palabras que no dicen nada (algo así como el Concilio Vaticano II), pero a la hora de mostrar los significados ostentarán el crimen, el fraude, el robo, la usurpación, la mentira hecha realidad y todo lo que se les dé la gana a los dueños del mundo.

LEÉ TAMBIÉN:  Reivindicación de Maurras. Por Luis Alfredo Andregnette Capurro

El G20 se compone de 20 “naciones” (ahora deberían llamarse apenas “espacios”, no “naciones”) que incluyen el 66% de la población mundial y el 85% del producto bruto mundial y además, de las organizaciones mundiales más importantes como las Naciones Unidas (ONU), el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial, el Consejo de Estabilidad Financiera (FSB), la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la Organización Mundial de Comercio (OMC) y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Es decir, lo que no está oficialmente dentro del G20 es la “sobra” que puede sólo ser invitada a alguna reunión, si quieren los Presidentes” anuales de la organización. Dicho sea de paso, ese presidente es un pelele que no significa nada, baste decir que el de este año es Mauricio Macri y no hará ni dirá nada que no le manden decir o hacer y eso será recibido con absoluto desprecio por los que realmente mandan.

El “lema” de la reunión levanta un poco el velo de lo que es en realidad el G20. El de este año es “Construyendo consenso para un desarrollo equitativo y sostenible”. Si se piensa que integran  el G20 no sólo EEUU, Inglaterra y Francia sino también Rusia y China comunistas, podemos darnos una idea de cuál puede ser la base de ese “consenso”: una pasta maloliente en la que el hedor dominante lo proveerán los países comunistas.

Si quiere darse una idea del “bla-bla-bla-” despreciable y tramposo de esta reunión, transcribo con repugnancia algunas frases del mensaje liminar que emitió Su Excelencia Inutilísima el Presidente de la reunión Mauricio Macri:

“La globalización ha transformado nuestras economías, sociedades y prácticas de trabajo. Ha sido una piedra angular del crecimiento y el desarrollo, pero sus beneficios no han sido compartidos equitativamente. Este es el momento en que debemos renovar nuestros compromisos con la meta más amplia de no dejar a nadie atrás. Este es el momento de construir nuevos puentes alrededor del mundo.

“Tanto durante como luego de la crisis financiera, el G20 demostró ser un foro efectivo. Durante los últimos diez años, tuvo éxito en impedir una depresión global, fortalecer la arquitectura financiera internacional, reformar el sistema financiero y hacer más equitativa la tributación internacional. El G20 ha brindado un ámbito para que los Líderes entablen un diálogo permanente y constructivo sobre las cuestiones globales más apremiantes del siglo XXI.”

El muy infeliz firma lo que pongan delante y no se da cuenta que en esas mismas palabras está la ridiculización de su gobierno y la demostración de que no somos más que un sirviente inservible de esa nueva locomotora política inventada por la masonería. Vea si no estas frases: “Durante los últimos diez años, (el G20) tuvo éxito en impedir una depresión global, fortalecer la arquitectura financiera internacional, reformar el sistema financiero…”

LEÉ TAMBIÉN:  Cada vez más cerca de Rusia y China y más lejos de Dios - Por Cosme Beccar Varela

Eso de “evitar la depresión”, y “fortalecer la arquitectura financiera internacional” dicho por el campeón del endeudamiento improductivo de la nación y de la caída fenomenal de la producción nacional, en íntima asociación con sus antecesores a los cuales le unen una idéntica desfachatez y corrupción análogas, es de un ironía negra.

Vendrán -si vienen los amos del mundo con sus ejército privados- nos mantendrán en prisión domiciliaria durante tres dias, con la ciudad cortada en pedazos inaccesibles, nos costará un ojo dela cara y después se irán habiéndonos dejado aún más amarrados al carro de los vencedores de la tierra, entre ellos a la China comunista con la cual Macri firmará 40 “convenios” de los que sin duda el que saldrá ganando será el inmenso país comunista y a los pobres infelices que no tenemos ni idea lo que pasa, nos quedará menos libertad, menos dignidad, menos defensas según Derecho y menos ganas de seguir viviendo.

Para terminar, y como moño del misterioso paquete del G20, quisiera agregar que, como Ud. se imaginará, en 3 días, por más que vengan los “capi dei capi” no se resolverá nada. Los que en realidad deciden no los conoce nadie y en la jerga del G20 se los llama curiosamente, los “sherpas”. Así los describe la enciclopedia electrónica:

“Los líderes de los países integrantes están representados durante las reuniones preparatorias por los sherpas quienes coordinan la política del G20 en el país, asesoran al líder y negocian en su nombre. En el Canal de Sherpas los representantes de los líderes de Estado del foro establecen y tratan las prioridades temáticas no financieras como el compromiso político, la lucha contra la corrupción, el desarrollo, el comercio y la energía, entre otros. Además del sherpa, cada país miembro del G20 es representado en estas reuniones por el ministro que atiende cada tópico. El sherpa luego asesora a su jefe de Estado o Gobierno respecto a los temas discutidos y participa en la planificación, la negociación y la implementación de las propuestas que surjan en las reuniones.” Entonces, ¿para qué todo ese “show” carísimo de esta “cumbre”?

¡Me imagino el trabajo que tendrá el “sherpa” de Macri para que entienda lo que le dice! Probablemente le haga firmar lo que se le dé la gana sin esperar que lo lea, sabiendo que es inútil.

(Que la Virgen de la Medalla Milagrosa, cuya fiesta se celebra hoy, nos proteja)

www.labotellaalmar.com

Más en Macri, Opinión y Actualidad
“Somos atacados por un colonialismo demográfico trasnacional” Roberto Castellano (ProVida)

https://www.youtube.com/watch?v=ov7DqCN8dms

Cerrar