Mié. Oct 5th, 2022

Prensa Republicana

Con las ideas derechas

La Justicia vuelve a ser el riesgo del Kirchnerismo – Por Rosendo Fraga

Una sucesión de fallos judiciales en los últimos días evidencian que el oficialismo enfrenta problemas crecientes en el Poder Judicial. La Suprema Corte decidió que no aceptará sesionar con los conjueces que está designando el Kirchnerismo y que recurrirá a los presidentes de las cámaras federales si circunstancialmente necesitara de un voto más en una causa determinada; también el máximo tribunal falló a favor de una empresa que reclamó una indemnización por los perjuicios del “cepo cambiario”, siendo el de Zaffaroni el único voto en contra; una de las salas de la Cámara de Casación rechazó el pedido de sobreseimiento del vicepresidente Boudou, con lo cual se abre la posibilidad de su procesamiento; la Cámara Federal declaró inconstitucional el acuerdo con Irán, con lo cual dio un duro golpe a la política exterior del gobierno y llevó a la Presidenta apelar el fallo; la Sala II del mismo tribunal resolvió investigar a la Presidenta por el acuerdo entre YPF y Chevron y la Cámara Federal de Tucumán resolvió profundizar la investigación del Jefe del Ejército (Milani) en una causa en la cual está acusado de violaciones a los derechos humanos. Falta un año y medio para las elecciones y el oficialismo comienza a sufrir los efectos anticipados en la justicia de lo que puede significar dejar el poder.

Esto acelera la estrategia del oficialismo para “retener poder”, la que se desarrolla con intensidad en distintos campos. Esta semana el senado completaría la designación de 360 conjueces de primera instancia, 32 de segunda instancia y los 10 de la Suprema Corte, que ésta ha decidido no convocar. Mientras tanto quedan 270 vacantes sin cubrir. Cabe recordar que los jueces se designan con dos tercios del Senado y a propuesta del Concejo de la Magistratura y los conjueces directamente por mayoría simple de la Cámara Alta. La intención del Kirchnerismo es que si mantiene después de 2015 un tercio del Senado, el poder futuro no podrá designar nuevos jueces sin negociar con el poder anterior. Varias provincias con gobernadores kirchneristas (Entre Ríos, San Juan, Mendoza, La Rioja, Formosa) también están designando conjueces. La designación en planta permanente de 7.500 estatales contratados de nivel medio y alto en la administración nacional da estabilidad a la militancia de La Cámpora, que en los últimos años ha sido designada en dicho ámbito. El proyecto de eliminar el límite para designar embajadores políticos en la Cancillería y facilitar el ingreso a la carrera diplomática apunta a desarticular el cuerpo diplomático y hacer permanente la influencia creciente de dicha agrupación en este Ministerio. En lo inmediato, el oficialismo prepara una gran movilización para el 25 de mayo que será encabezada por la Presidenta, utilizando la fecha patria para conmemorar los 11 años del Kirchnerismo en el poder. El mismo día asistirá al Tedeum en la Catedral, buscando un gesto conciliatorio con la Iglesia Católica tras el enfrentamiento que generó el último documento del Episcopado.

LEÉ TAMBIÉN:  Con rumbo desconocido. Por Vicente Massot

En el plano electoral, el objetivo del oficialismo es llegar a la segunda vuelta con un candidato propio, que es la clave política para hacer viable la estrategia para retener el poder después de 2015. La Casa Rosada pretende que todos los candidatos a Presidente del oficialismo -que hasta ahora son los siete que integran la Comisión asesora designada por el Congreso del PJ- compitan en las PASO con una misma lista de candidatos a legisladores nacionales, donde predominarían candidatos de La Cámpora. Si se aprueba la ley de elección de los legisladores del Parlamento del Mercosur por distrito único y el mismo día de la elección presidencial, también esta lista sería común a todos. A ello se agrega imponer a todos los candidatos presidenciales del oficialismo la firma de un programa común que garantice la “continuidad del proyecto nacional y popular”. El candidato que hoy sería mejor visto por la Casa Rosada es el ministro de Interior y Transporte (Randazzo), quien esta semana vuelve a inaugurar trenes junto a la Presidenta. Scioli, percibiendo la amenaza, se muestra con De la Sota -un enemigo del Kirchnerismo-, recibe al titular del radicalismo (Sanz) y a los intendentes radicales bonaerenses, y visita varias provincias, entre ellas La Rioja, donde elogió Menem. Pero no rompe con el Kirchnerismo y también participa en un acto con un dirigente de La Cámpora (Ottavis).

Mientras tanto la oposición avanza en cuatro ejes diferentes y eso es una ventaja para el oficialismo. Massa logró sumar su primer senador –Basualdo, que era del PRO- y un intendente más en la Provincia de Buenos Aires -el de Magdalena, que era un kirchnerista cercano a Scioli-. De esta manera reunió a 23 de los 135 jefes comunales de la provincia de Buenos Aires. Logró el apoyo del partido que sigue representando al desarrollismo -el MID-, contrata un nuevo publicista (Agulla) y busca renovar su mensaje para la clase media. El Frente Amplio-Unen (Fau) realizará una nueva puesta en escena de sus cinco presidenciables (Binner, Cobos, Carrió, Sanz y Solanas) el 24 de mayo y presentará el espacio en la provincia de Buenos Aires casi al mismo tiempo. Carrió sigue dando señales de no renunciar a la incorporación de Macri a este espacio, pero ello es rechazado por la mayoría de sus socios. El Jefe de Gobierno porteño analiza si le conviene adelantar la elección local el año próximo y niega un “pacto de impunidad” con el gobierno, crítica que se le dirige en la oposición por sus señales de acercamiento con la Presidenta. Las tres vertientes opositoras coincidieron en apoyar el documento del Episcopado, en pedir la renuncia o licencia del Vicepresidente por su situación judicial y firmarán una propuesta de política energética presentada por ocho ex secretarios del estado de este sector. La movilización realizada por el sindicalismo opositor el 14 de mayo volvió a confirmar que es el sector gremial más vigoroso, aunque no logró adhesiones en la oposición política. Pero el oficialismo sí percibe su peligrosidad política y el mismo día la Presidenta anunció aumentos de la Asignación Universal por Hijo y de la Asignaciones Familiares, buscando no perder las “banderas sociales” en manos de Moyano y Barrionuevo.

LEÉ TAMBIÉN:  Fraude, miedo y violencia vencidos por el voto masivo en Venezuela. Por Carlos Sánchez Berzaín.

En conclusión: la semana pasada, media docena de fallos judiciales importantes confirmaron para el oficialismo las amenazas que surgen al dejar el poder, ya un año y medio antes de las elecciones; por eso el Kirchnerismo intensifica su estrategia para “retener poder”, acelerando en el Senado la designación de conjueces y pasando a planta permanente a militantes que hasta ahora eran sólo contratados; en lo electoral, esta estrategia busca llegar a la segunda vuelta con un candidato propio y ello está acelerando el conflicto político con Scioli; por último, la oposición avanza, pero con cuatro alternativas diferentes y con pocas señales de acción común frente al oficialismo.

Fuente: http://www.nuevamayoria.com/