La izquierda: aliada de la muerte. Por Miguel De Lorenzo

Aunque no hacen falta más demostraciones, porque sería difícil negar su fervor  en poblar los cementerios  de inocentes,  a pesar de eso,  ellos insisten con matar.

Aunque con el siglo XX y sus más de cien millones de víctimas,  hubiese sido demasiado para colmar el ansia de matar de cualquier ideología, al socialismo no le alcanzó.

Aunque traten de explicarles que la vida es un don exquisito de Dios, es en vano.

Es que la Izquierda es la muerte.

El maestro Genta que joven había habitado ese territorio oscuro, lo vio con claridad: “No hay otro alternativa posible, o se piensa al hombre desde Dios o se lo piensa desde el mono. Y tengan presente que toda mezcla y confusión de estos criterios extremos e incompatibles se produce siempre en contra de lo superior”.

En estos días asistimos al ¿ mal llamado debate sobre el aborto, – planteado eso sí desde el mono – que además nunca fue debate, sino exposiciones sin diálogo de ningún tipo.

Recuerdo ahora especialmente – entre muchos y buenos defensores de la vida que participaron -la palabra del Dr Abel Albino por la síntesis y la claridad de su análisis, un hombre que, contrariamente a la mayoría, no solo habla de lo que sabe,  sino que vive y obra absolutamente de acuerdo con lo que piensa.

 Desde el otro lado de la vereda, los argumentos  del jacobinismo político abundaron en lo de siempre:  que se trataba de un tema de salud pública, de la salud de la mujer, de proteger a los pobres, de las muertes maternas por abortos, de que la ciencia no sabía cuando empezaba la vida etc., etc.

No escuché uno solo que merezca ser excluido de una antología del asco. Nadie habló de los niños a los que iban a matar, de ese crimen irredento, sobre ese eje tan central como atroz prefirieron callar, es claro que no le atribuyeron mayor importancia…

LEÉ TAMBIÉN:  Mi opinión sobre el debate presidencia. Por Nicolás Márquez

Desde la  bufonada de Pepito; pasando por ese Ginés, el hombre que abdicó  no ya de la medicina, sino de casi todo lo humano y se desterró en el ensagrentado territorio de abortolandia, su tierra prometida.

El liberal Iglesias, esta vez cambió el objeto de su furia, por un rato dejó al peronismo y arrancó contra la vida de los no nacidos, para él esas vidas son una  custión de números si la mayoria lo pide no se le puede negar.

El diputado que parla tanto  deciía “que hay vida – que no hay,  bueno no  puede explicarlo en este momento, pero “supongamos” que hay y que la mitad de los argentinos no piense así ¿Hay derecho a obligarlos? ¡Ay Iglesias la soberbía y el liberalismo te carcomieron el cerebro, defender la vida no es un balance Iglesias,  matar no es un de derecho¡ ¿ Como alguno – por más liberal y antiperonista que sea – tendría derecho a matar niños inocentes?

Dice por ahí hay estadísticas de la “OMS”  que dicen que es bueno aboratr por una cuestión de salud pública.

El  abortero se confunde otra vez el cree que la estadística,  los números, las cuentas de sumas y restas, esas insinificancias,  las que te dan derecho  a la vida.

Iglesias vas por el dudoso camino de lo políticamente correcto,  y lo hiciste tan bien que ¡te aplaudieron¡ los K y el zurdaje, y aunque no lo creas, un montón de peronistas.

Hasta escuchamos, como salido de un éxtasis místico, a  un De Mendiguren, que según nos cuenta,  y  acaso siguiendo los concejos de Fierro “puso su confianza en Dios” rezó mucho y fuerte, y ya fortalecido en la fe, la esperanza y la caridad, salió…y  votó a favor de matar a los  niños en el vientre de sus madres.

LEÉ TAMBIÉN:  Debate radial: Agustín Laje reventó a la feminista Malena Pichot y sus secuaces

 De Mendiguren,  como un favor te pido, no nos jodas más.

Ni hablar de Sanz, Alfonsín, Maza, Gil Lavedra, Randazo, Máximo, Lipovestky, Rossi, y tantos otros  a los que le cabría aquello de Castellani: “la Argentina está dirigida hoy por mil malandras y cien mil imbéciles, dirigen radio, diarios, tv, las cámaras, las finanzas y cuanto hay”.

Escuchamos al socialista  Lifchitz que desde la provincia que gobierna (es un modo de decir) provincia desde años tomada por la bandas narco, tremebundo escenario de muerte y descarrio,  exigió votar por el  aborto. Bueno, hay que decir que por lo menos el zurdo es coherente, el tipo no quiere dar ninguna posibilidad a la vida,  quiere el crimen completito.

Por cierto que la tan  “prudente” y apenas audible voz de la Iglesia y los Obispos, resonó con fuerza;  no vaya alguno a pensar que Dios tiene algo que ver en esta hitoria, no señor.

Es claro que en estas cuestiones de vida o muerte, la izquierda, los liberales, los radicales, y unos cuantos peronistas, los “librepensadores” siguen – como debe ser – son obdientes siervos, nada los distingue de los lacayos  de las directivas del FMI, de Soros, del banco Mundial, del Bilderberg Group, de la Trilateral y de cuentas instituciones que por el bien de los pueblos, andan por el ancho y nauseabundo mundo donde parece que matar es ley.

Más en Derechos Humanos, Marxismo Cultural
Repudio al aborto clerical. Por Antonio Caponnetto

 Tras el resultado favorable al aborto en la Cámara de Diputados, el 14 de junio del corriente, ...

Cerrar