La Alianza de la UCR con Macri – Por Rosendo Fraga

El resultado de la Convención del Radicalismo aumenta las posibilidades de que Macri sea el opositor más votado en las elecciones presidenciales de octubre.

Este partido carece de un candidato competitivo para la Presidencia, aunque en lo inmediato su titular (Sanz), intentará competir en las PASO con Macri y Carrió. Pero tiene una estructura territorial de importancia, con presencia en 23 de las 24 legislaturas provinciales, aunque un solo Gobernador (Corrientes). Su bancada en Diputados nacionales no es muy relevante, con aproximadamente 40 legisladores. Pero si es importante en senadores, donde tiene cerca de un tercio de la cámara.

Por delante, queda por ver cómo procesa el sector derrotado la decisión que ha adoptado el partido y cómo se desarrollan las negociaciones entre la UCR y el PRO, tanto para definir listas comunes para legisladores nacionales, como el programa de gobierno común. Macri por su parte ha fortalecido su posición política, al sumar sucesivamente a Reutemann, Carrió  y ahora a la UCR.

La decisión de la Convención del Radicalismo es una victoria del Jefe de Gobierno porteño sobre Massa en  la puja por constituirse en el candidato opositor más votado. La cena de recaudación que realiza Macri esta semana pondrá en evidencia que hoy es el candidato preferido del empresariado, el que en 2014 parecía ver a Massa como la alternativa más eficaz para enfrentar al Kirchnerismo.

Para el oficialismo, la decisión del Radicalismo es ambivalente. Complica la estrategia de que el candidato presidencial del FPV llegue al 40% y tenga 10 puntos de ventaja para ganar en la primera vuelta, ya que Macri hoy tendría posibilidades de superar el 30% en octubre, siempre que logre mantener en orden sus aliados y Massa no reaccione con eficacia frente a este traspié.

LEÉ TAMBIÉN:  La inspiración nazi de la ley de abastecimiento - Por Roberto Cachanosky

Pero al mismo tiempo, le permite “polarizar” la elección contra un empresario que en los hechos es un candidato de centro-derecha e intentar reunificar así el voto peronista. Para el Kirchnerismo es mejor competir con Macri que con Massa, que le disputó con éxito votos populares en la elección legislativa de 2013. Además, Cristina tiene más posibilidades de retener poder en el Peronismo en el período 2015-2019 si el futuro Presidente es Massa -quien seguramente se transformaría en el nuevo líder del PJ- que si lo es Macri. Queda planteada la alternativa de que si Scioli es finalmente el candidato a Presidente del oficialismo y Massa queda relegado a un tercer lugar, se establezca una alianza entre ellos para la segunda vuelta, recomponiendo la unidad del Peronismo.

La Presidenta mientras tanto busca impulsar la candidatura alterativa de Randazzo y tratará de imponer una lista única para ambos de legisladores nacionales y del Mercosur. Ella y su hijo Máximo, irán en las listas para ser legisladores en el próximo período, ya sea en el ámbito nacional o en el Parlasur.

Fuente: http://nuevamayoria.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Opinión y Actualidad
En torno a los modelos nórdicos – Por Alberto Benegas Lynch (h)

Los socialistas arcaicos y desactualizados siguen repitiendo que los modelos, especialmente de Suecia, Finlandia y Dinamarca, siguen...

Cerrar