A joderse. Por Martín Lasa

En los años 70 un grupo de terroristas intento tomar el poder, atacando a la población civil y a las instituciones de la patria, apoyado por algún estado extranjero principalmente CUBA, donde varios habían adquirido entrenamiento, plantearon una guerra para someter a toda nuestra población a sus ideas, etc.

Las fuerzas de seguridad ante el pedido de toda la sociedad defendieron a la patria y a su gente, Policías, Militares, y todas las fuerzas defendieron nuestro modo de vida occidental y cristiano, nuestra libertad de pensar, elegir y vivir libremente y de manera cristiana, muchos de esos militares y sus familias murieron peleando con el terrorismo de montoneros y erpianos. Los terroristas solían secuestrar a familiares de militares y policías y torturarlos hasta morir. Me pegunto quienes de los que leen este texto se animarían a arriesgar así a sus seres queridos para defender a la patria (yo no).

Hoy los militares victoriosos son encarcelados por hacer lo que se les pidió, lo que se les ordeno, y lo que es su obligación moral y constitucional, defender a la patria y al pueblo de su nación, reza el art 21 de la CN. “Todo ciudadano argentino está obligado a armarse en defensa de la patria y de esta Constitución”. La sociedad hoy los ignora en el mejor de los casos, y en otros se regocija y burla cuando son encarcelados, perseguidos y humillados, el periodismo no se mete más que para tratarlos de represores o genocidas, el poder político mira para otro lado en innoble conveniencia del “ Yo, Argentino”. Estamos hablando (lamento ser tan reiterativo) de las personas que nos defendieron, hoy encarcelados, ignorados, humillados, etc.

Esto paso hace 40 años. Y la historia se repite como tragedia y después como farsa.

LEÉ TAMBIÉN:  Otros Archivos vaticanos Por María Lilia Genta

Hoy la comunidad Mapuche, oriunda de Chile, en su forma de organización terrorista RAM (Resistencia ancestral Mapuche) liderada por un terrorista llamado Jones Huala, ataca a la población Argentina, amenaza, LLAMA A LA LUCHA ARMADA, secuestra puesteros, los tortura y les quema sus hogares, toma e invade propiedades privadas, llama a armarse para combatir y recuperar lo que consideran sus tierras. No sé si se entiende, este grupo terrorista llama a combatirnos a nosotros para echarnos de nuestros hogares, fundándose en el supuesto derecho de que sus ante pasados, según ellos, vivían por acá. Una dato gracioso es que esta organización tiene una página de internet (moderno el Mapuche) y saluda a todos como Bienvenidos y Bienvenidas, ¿de donde me suena?

Me imagino yo, con un palo y una gomera o una escopeta en Italia o España, tierra de mis abuelos y pedir que me den tierras ya que mis antepasados vivían en dichos países, ¿me ira bien?

Es imperioso que las fuerzas de seguridad NO SE METAN y que la sociedad se JODA. Sepan los militares o gendarmes, que tengan intenciones u órdenes de defender a nuestros pobladores, sus familias y sus propiedades, que serán juzgados en unos años por luchar contra jóvenes Mapuches que solo soñaban con un mundo mejor, y querían vivir en un mundo más igualitario conforme a sus costumbres ancestrales. Nota aparte, quien estudie un poco las costumbres ancestrales de los mapuches vera la barbarie en la que se manejaban, pero hoy el zurdo y bien pensante sin averiguar, ni investigar nada, por alguna razón cree que fue mejor que nuestra sociedad.

Los que defiendan la patria  y sus pobladores, serán juzgados no por sus errores, si no por lo que justamente se les pidió que hagan y por lo que se desprende de un derecho natural, lógico, humano, que es defenderse, defender al prójimo, defender al ciudadano, por eso serán juzgados y no por otra cosa. Me encantaría que las fuerzas de seguridad no se metan, por su bien y su libertad futura.

LEÉ TAMBIÉN:  IMPERDIBLE VIDEO: La Guerra Subversiva según sus propios asesinos.

Más allá del asco que puede causar ese rejunte de criminales malolientes, me parece que es hora que la sociedad vea lo que es ser atacado y nadie lo defienda.

Más en Opinión y Actualidad, terrorismo
Ganar y perder; una cuestión difícil de determinar. Por Vicente Massot

Respecto de las próximas elecciones hay una serie de interrogantes que es del caso plantear aún cuando...

Cerrar