Ignacio Hurban enfrenta “La mancha de Rolando” – Por Humberto Bonanata

“Los buitres los tenemos adentro; pregúntenle a Capitanich sobre sus tenedores. CFK protege a Boudou en defensa propia…son socios”
-Elisa Carrió – Diputada Nacional. Frente UNEN

Semana particular si las hubo. Algo ya repetitivo en este hermoso paisaje del fin del mundo que trata de ser país, no llega a ser Nación y todavía le falta para ser República.

Desde el seno del poder nos bombardearon con cadenas nacionales para defenestrar a la justicia estadounidense que, en sus tres instancias, nos condenó a pagar lo adeudado. Algo que el Juez Thomas Griesa había obligado en 2012 pero que la “sabiduría kirchnerista” apostó a desoír ya que imaginaban que la Corte Suprema americana no cerraría el caso durante este fin de ciclo K.

Sólo restaba publicar una publicidad “falsa y engañosa” según calificativos del Juez, incurrir en desacato y circundar los límites del “mal pagador” calificativo que el mundo hoy nos enrostra.

Sobreactuaron en los sobrepagos al C.I.A.D.I.; al Club de París, a Marsans y a Repsol sin pensar que los bonistas impagos (muchos de ellos argentinos solapados) reclamaban lo suyo en los estrados judiciales americanos.

Ante la realidad, nada mejor que la negación al fiel estilo kirchnerista. Casi como obligarle a Ignacio Hurban (Guido Montoya Carlotto) que comenzaran a llamarlo así para conmover la piel de cordero de Estela Barnes de Carlotto. Ni el melodrama les salió bien. El hombre de 36 años afianzaba su sana raíz campestre, agradecía los saludos pero no renunciaba a su identidad vivida.

Algo que para el régimen resulta cuasi ignominioso; el no entregarse a la farandulización politiquera para sumarles votos sentimentaloides.

LEÉ TAMBIÉN:  Mitos y mentiras de las élites globales sobre los incendios de la amazonia. Por Augusto Padilla

Frente a esa realidad, algo ya casi común, el vicepresidente de la Nación era nuevamente procesado por falsear datos sobre la venta de un vehículo, bien ganancial de su matrimonio con Daniela Andriuolo, negado como tal y por ende violatorio del estado civil de las personas, delito que el juez Claudio Bonadío olvidó justiciar.

Inmediatamente vino la orden de Olivos de redoblar la “defensa del indefendible” tal como Hitler diera a sus S.S. desde su búnker en Berlín poco antes de ser derrotado por los aliados y devorado por el stalinismo ruso, hoy representado por Vladimir Putin, tan amigable para el kirchnerato como el maoísmo capitalista chino.

Otro paso más hacia el precipicio que mantiene tan lejano el final en diciembre de 2015.

Porque rondamos el 40% de inflación anual, tenemos cerrados los canales crediticios internacionales, la industria pesada semiparalizada, la desocupación que golpea los hogares de los trabajadores, las tarifas de servicios que comienzan a caer en nuestros hogares cual bombas en Gaza, el salario real caído en un 8% interaunual –a pesar de los retoques cosméticos de los aumentos nominales-, las liquidaciones del agro agotadas, los subsidios agotados en un 97% sin pagar aún en su totalidad la importación energética ni seguir manteniendo en lo que resta del año las tarifas del transporte público automotor y ferroviario.

El “modelo” hace aguas por todas partes. Nada cierra en la teoría neomarxista de Kicillof.

La culpa ya no es de Griesa ni de los buitres. La insania es local, “nacional y popular”.

Pero dentro del desasosiego interno, algo parece comenzar a despertar.

LEÉ TAMBIÉN:  Un mundo en tensión - Por Rosendo Fraga

María Romilda “Chuchi” Servini de Cubría en sólo dos días allanaba la Asociación del Futbol Argentino –tras 35 años de oscurantismo- y procesaba a la ex Secretaria de Medio Ambiente y más que ahijada política de Alberto “Rasputín” Fernández, hoy travestido políticamente al massismo.

Y mientras Mauricio Macri se reunía en Santa Fe con el ex presidente del Comité Nacional de la Unión Cívica Radical, Mario Barletta y posteriormente lo hacía con la intendente radical de Resistencia, Aída Ayala, futura candidata a la gobernación del Chaco.

UNEN-PRO comienza a armarse “desde las entrañas de la tierra a las luces del centro” con miras a 2015, tal el sueño no sólo de Carrió.

Como corolario, José María Campagnoli se afianza en su fiscalía del barrio de Saavedra y comienza a recuperar su tropa. Esos mismos jóvenes que junto a su hermana Marcela –probable candidata a diputada nacional por UNEN en provincia de Buenos Aires y mano derecha de Carrió- revolucionaron al poder desde las redes sociales y lograron encolumnar tras la justa lucha de “Pepe” a miles de argentinos que supieron limitar los estragos judiciales del régimen.

A veces es lindo dar buenas noticias… ¿no le parece?

P.D. En el día del sexagésimo aniversario del nacimiento de nuestra gloriosa Fuerza Aérea Argentina.

Fuente: http://www.notiar.com.ar/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Opinión y Actualidad
¿Continuidad del default o compra privada de los títulos? La incógnita que paraliza la política – Por Carlos Tórtora

No es casual que casi toda la actividad de la dirigencia opositora se concentre en atacar la...

Cerrar