El gobierno Macrista y la incitación del odio y la violencia. Por Francisco Aguirrezábal

 

El Estado Imposible y la Radio “La Imposible”

Para que una emisora de radio ocupe una frecuencia de radiofonía y pueda emitir sus transmisiones debe estar autorizada por un organismo estatal, la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA), ex COMFER.

Sobre esas emisiones el Estado ejerce el poder de policía en caso que los programas emitidos violen el Código Penal, como en caso de denuncias temerarias y fraudulentas que afecten el buen nombre de las personas o de las instituciones o bien se realice la apología del delito o la incitación a la violencia.

Si ante la consumación de ilícitos el Estado no obra en consecuencia, suspendiendo preventivamente las emisiones radiales y formulando la correspondiente denuncia ante el Poder Judicial, tendremos un Estado Cómplice.

Y si para colmo de los colmos, las actividades contrarias al Orden Público se perpetran desde instalaciones estatales, de propiedad estatal y mantenidos por el Estado, ya nos encontramos ante un Estado que ha dejado de serlo y se ha convertido en un ente perverso y también peligroso para el Bien Público.

Una situación así, que además de violar las disposiciones legales, por su grosería intrínseca es verdaderamente delirante y obscena es la que se produce con la radio “La Imposible”, la que se autodesigna el lema “Transmitiendo desde la Casa de la Militancia de H.I.J.O.S. en la ex ESMA”.

Para que no haya ninguna duda, sobre su ubicación (geográfica e ideológica) presentan la siguiente leyenda:

Dirección

Casa de la Militancia de H.I.J.O.S.

Espacio Memoria y Derechos Humanos (ex ESMA)

Av. Del Libertador 8151, Núñez

Ciudad Autónoma de Buenos Aires

LEÉ TAMBIÉN:  La pseudociencia progresista. Por Mayo Von Höltz

Sería tedioso enumerar la serie de falacias esgrimidas en sus mensajes contra las FF.AA., FF.SS. y FF.PP., siempre escudándose en la defensa de pretendidos “Derechos Humanos”, son ya conocidos hasta el hartazgo por todos. Los que tengan su estómago blindado a las náuseas pueden consultar todos los sofismas e incitaciones al odio y la venganza que contiene su página de internet: http://www.laimposible.org.ar/

Desde hace unos días su blanco principal pasó a ser una Fuerza de Seguridad, la Gendarmería Nacional, a la que temerariamente se acusa de perpetrar la desaparición forzada de personas, además de calificar el accionar de esta Institución para asegurar el Orden y la Ley, haciendo cesar los delitos, como “represión ilegal”.

Y todo este aquelarre se produce desde una frecuencia radial autorizada por el Estado desde instalaciones de propiedad del Estado.

¡Inaudito! Es una total burla a nuestra inteligencia y buena fe. El Estado se ha convertido en un No Estado, en una nada anárquica e incoherente. Claro que existe una explicación, la conducción del Estado está en manos de un gobierno encabezado por Mauricio Macri, quien tiene en su prontuario cosas como la erección en la ciudad de Buenos Aires de un monumento al cura montonero Carlos Mujica y haber denominado con el nombre del terrorista marxista y agente de inteligencia cubano, Rodolfo Walsh, a la estación Entre Ríos de los subterráneos de Buenos Aires.

Sólo pensar que ese predio fue el centro de formación, durante ochenta años, de los suboficiales de nuestra Armada. Que los suboficiales navales que murieron defendiendo a la Patria en Malvinas y en el hundimiento del crucero ARA “General Belgrano”, fueron instruidos allí. Y que ahora el lugar esté en manos de gente de la laya descripta, nos llena de un estupor e indignación de dimensiones inimaginables. ¡Muy bajo hemos caído!

LEÉ TAMBIÉN:  Categórico discurso contra el aborto en el Congreso de la Nación: Gabriel Ballerini

El domingo 22 de octubre de 2017, el gobierno macrista y la partidocracia toda celebran su magna fiesta: el Día de la Urna.

¡Ojalá algún día no lejano pierdan todos!

http://elblogdecabildo.blogspot.mx/

Más en Derechos Humanos, Guerra Antisubversiva
La Máquina de Matar. El nuevo libro de Nicolás Márquez

Hace exactamente 50 años, Ernesto Guevara de la Serna le brindaba el siguiente sermón al mundo y...

Cerrar