Fuga con tufillo a narcosecuestro. Por Humberto Bonanata.

Los muertos no pueden ser careados con sus denunciados. ¿A quién le conviene que los sicarios no aparezcan vivos?

Banda en fuga: ¿la de los sicarios Lanatta y Schillaci ocupantes perpetuos de celdas en la cárcel de mínima seguridad de Gral. Alvear? No solo esa; el kirchnerismo no acepta el síndrome de abstinencia de poder.

Esta vez a los enemigos deben atacarlos desde el llano, con la condena pública de bruces y la tortuosa senda judicial que comienza a oscurecer sus futuros.

CFK, Máximo Kirchner, Julio De Vido, Aníbal Fernández, Juan Manuel Abal Medina (h), Amado Boudou, Ricardo Jaime y Lázaro Báez entre otros integrantes de la ex asociación lícita que ultrajara la República durante 4581 de despojo constante.

Banco Central despojado de reservas, emisión monetaria de $ 220.000 millones que equivale al 4% del déficit fiscal del total de 7% en relación al P.B.I., emergencia energética con tarifas subsidiadas que sólo recaudan el 10% de lo que consumimos los usuarios, son también lastres mafiosos del régimen fenecido, del que algún historiador amigo pretende titular como “Libro Negro de la Tercera Tiranía”, tomando como antecedentes a Rosas y a las dos primeras presidencias de Juan Perón.

El robo de seis camionetas del Ejército equipadas en los Estados Unidos y el “vaciamiento” de discos rígidos y sistemas operativos de las computadoras de la Oficina de Observaciones Judiciales de la Agencia Federal de Inteligencia, aún en manos de Alejandra Gils Carbó han sido mensajes tan mafiosos como la supuesta fuga de los narco-sicarios.

“Los primeros seis meses no serán fáciles” comentó el vicegobernador bonaerense, Daniel Salvador, quien hoy afrontará su primera prueba de fuego con el tratamiento de la ley de presupuestos que Daniel Scioli incumplió en sancionar.

LEÉ TAMBIÉN:  Forster y el pensamiento nacional - Por Rogelio Alaniz

Y como hemos visto no sólo el tema económico medirá el estado de ánimo de los argentinos.

Los estertores de la banda en fuga se harán sentir con ataques de la más baja estofa.

Debemos prepararnos para defender nuestra libertad y democracia como forma de vida; no sólo se vota un día determinado por el calendario electoral, ese manifiesto cívico se reafirma día a día en la defensa de nuestras instituciones y de nuestros gobernantes elegidos por el sufragio popular.

La Argentina devastada será el territorio republicano que deberemos reconstruir entre todos.

Dentro de un año, al culminar 2016, veremos y habremos valorado nuestro deber cívico y nos parecerá inentendible de qué infierno hemos logrado resurgir.

El sacrificio habrá valido la pena.

Con los mejores deseos para el año que nace con esperanza libertaria.

http://www.notiar.com.ar/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Opinión y Actualidad
Balance político de 2015. Por Rosendo Fraga.

El año político 2015 ha tenido como eje la elección presidencial, con las PASO (agosto), la primera...

Cerrar