En favor de Uber: carta remitida al Secretario de Transporte. Por Eric Harris.

 

Estimado Sr. Secretario de Transporte Juan José Méndez.

Sin ánimo de quitarle mucho tiempo y molestarlo, ya que supongo que debe estar muy ocupado en sus tareas diarias en la secretaria de transporte de CABA, me veo en la obligación moral como vecino de la Ciudad a comentarle mi postura, conocimiento y experiencia con respecto al tema Uber y al conflicto de intereses que tanto les preocupa a ustedes (nuestros representantes) como a todo ciudadano que aboga diariamente por tener una mejora en el transporte de una ciudad tan transitada como la nuestra.

Ténganse en cuenta que mi intento de contacto hacia su persona va de la mano del concepto de “gobierno abierto” y “al servicio de la gente” que tanto ha hecho énfasis el partido al cual usted pertenece. El mismo Presidente Mauricio Macri se ha pronunciado reiteradas veces con eslóganes del tipo “cada ciudadano será escuchado y podrá desarrollarse y cooperar para construir la Argentina moderna y de vanguardia que tanto soñamos”. Además, teniendo en cuenta que he usado el servicio Uber en un sin fin de oportunidades viviendo en el exterior, veo oportuno dar mi opinión para que quizá deje un aporte a esta polémica cuestión.

Sin más aclaraciones, me enfocaré en el tema central.

La empresa se fundo en Silicon Valley con el fin de revolucionar el transporte urbano en todo el mundo por medio de una simple aplicación. Como era de esperar, y como sucedió con gran cantidad de empresas provenientes del área sur metropolitana de San Francisco (Apple, Facebook, Tesla, Google, Airbnb, etc), Uber revolucionó su mercado dando un exponencial beneficio a todos los consumidores en todo el mundo. Esto dio una gran lección a muchos Estados, quienes se jactaban de defender la postura de que “solo el gobierno puede ejercer el control y planificación del mercado de transporte urbano”. Uber con hacer solo una aplicación asociada a Google, les dio vuelta el tablero a todos los secretarios y alcaldes, y demostró que el mercado y la libre función empresarial pueden cumplir un mejor rol en el nicho del transporte.

Ante esta situación, los gobiernos tienen dos opciones: o son sensatos y piensan en el beneficio que tal servicio traerá al conjunto de la sociedad, adecuándose así a estas nuevas circunstancias (como ya sucedió en gran parte del mundo libre); o, por el contrario, lo declaran ilegal solo por un fin puramente político-conformista. Y hablo de que es un tema político porque se trata de dejar conforme a un grupo violento de poder que es el sindicato de taxistas. No se trata de ejecutar lo que es mejor para el ciudadano común, parece que solo se trata de como salir de este conflicto lo mejor parado políticamente respecto a las mafias gremiales que tanto entorpecen y dificultan el desarrollo del mercado al cual dicen defender.

Tanto Mauricio Macri, Rodríguez Larreta y Usted deberían dar un ejemplo de honestidad intelectual, de fortaleza política y de lucha por el auge de la modernidad en nuestro país, en vez de enaltecer la nefasta practica de la  violencia institucional (complotada con sindicatos que no representan los intereses de los ciudadanos) en pos de llevar a cabo una censura empresarial y laboral. No nos olvidemos que Uber crea una inmensidad de puestos de trabajo, no destruye, ya que cualquier taxista puede adecuarse a las circunstancias y comenzar a utilizar la aplicación (me he cruzado con muchos conductores honestos y sensatos que están dispuestos a hacerlo).

LEÉ TAMBIÉN:  Uber: el estado al desnudo. Por José Benegas

Dejen ELEGIR CON LIBERTAD al ciudadano lo que es mejor para su transporte. Hablan de “cambiemos”, de que Argentina mire y se inserte al mundo, y lo primero que hacen es condenar a Uber, cuando el mismo ya esta probado en 350 ciudades demostrando su gran eficiencia y éxito en el mercado de transporte urbano.

O sea, por lo que veo, ustedes no apuestan a la función del mercado para solucionar problemas en el transporte. Pero la realidad no les da la razón, los reales avances en el mundo, la innovación y la modernidad, vienen de la mano de la competencia y la inversión privada, no del Estado. El gobierno solo puede copiar algo que fue creado previamente por el mercado, pero nunca va a desarrollar algo extraordinariamente revolucionario para los consumidores. Desde la secretaria de transporte pretenden planificar centralmente todas las formas, tarifas e inversión en el sector transporte sin dar pie a ningún tipo de acción conjunta con el libre ejercicio de la función privada empresarial, eso no es ningún paso a la modernidad, es un paso al estancamiento monopólico estatal. ¿Por qué no mejor establecer las reglas de juego para que emprendedores puedan dar soluciones a los problemas de transporte y así tanto los ciudadanos como el gobierno mismo pueden dotarse de los beneficios de dichos avances? ¿Por qué aferrarse al pasado, a lo estático y al anti dinamismo comercial que imponen grupos de poder mafiosos y saqueamientos legales como son las licencias? Todos los argumentos para ejecutar la prohibición son puras excusas. El gobierno debe acompañar legalmente a Uber, no debe condenarlo públicamente y ponerlo al margen de la legalidad. Hay gente trabajando, que provee un servicio demandado pacíficamente por sus clientes. ¿Quienes son ustedes para prohibir esta decisión voluntaria entre las partes?

Otro tema es la imagen que el país dará al mundo. Si llegan a desterrar a Uber, quédese tranquilo que muchísimas empresas de vanguardia se van a replantear varias veces antes de entrar a Argentina ya que lo van a seguir considerando un país con altas trabas burocráticas innecesarias, y en la situación que estamos lo que menos necesitamos es esta imagen para insertarnos en el mundo y dar confianza a las inversiones de empresas que están revolucionando la vida del ser humano. Por si no lo sabe, Uber no es solo servicio tipo taxi, la empresa se creo para revolucionar los sistemas de transporte en su conjunto, este es solo el inicio, hasta se habla de la posibilidad de crear sistemas de transporte urbanos de mediana distancia por medio de helicópteros (ya los primeros servicios se están probando en Nueva York y California), también para camiones de carga, y la lista puede seguir. ¿Se imagina eso? Bueno, con su postura Señor Méndez, usted esta privando a todos los ciudadanos de este fenómeno de revolución tecnológica de escala mundial. Y todas sus trabas ¿con qué fin? Pues para defender los intereses de un sindicato.

LEÉ TAMBIÉN:  Porque se tararea el himno - Por Malú Kikuchi

Ustedes aseguran que Uber es muy inseguro. Por lo tanto, para terminar, voy a detallar varias cualidades del servicio de Uber que demuestran lo contrario:

– Todos los autos están en buenas condiciones. Limpios, sin mal olor y con CINTURON de seguridad en cada uno de los asientos (hablemos de seguridad para los pasajeros ahora, aproximadamente el 50% de los taxis actualmente no tienen cinturones que anden bien en los asientos traseros, o sea que si el taxi choca en una avenida los pasajeros el único seguro que tienen es la MUERTE SEGURA).

– Conductores amables, que no te pasean (y si lo llegan a hacer sin intención, mandas un email a Uber y te devuelven parte del dinero).

– Seguridad tanto para conductores como para clientes. Ya que las dos partes están registradas con un usuario y están monitoreadas por gps. No hay lugar para ningún tipo de delito. Se acabo el temor a la hora de tomarte taxis sin “radio taxi” a la noche o en barrios inseguros.

– Sistema de calificaciones, clave para que el servicio siempre se perfeccione y sea óptimo.

– Precios mas bajos. Entre un 50% y 40% mas barato de UberX con respecto a los taxis normales. Pero de establecerse el servicio pondrán en funcionamiento también el fantástico UberPool, el cual es un 30% mas barato que el UberX y a su vez el conductor gana bastante mas dinero por casi el mismo recorrido.

– Nuevas fuentes de trabajo para nuevos conductores que están dispuestos a dar un excelente servicio al ciudadano. Y hasta existen muchos taxistas actuales que se pasan a Uber porque lo consideran una espectacular mejora.

– Mayor acceso al servicio para las clases medias y bajas debido a sus precios competitivos.

– Conductor trabaja sin dinero en efectivo, con muy bajo riesgo a ser asaltado o robado. Además se terminan los problemas de cambio o perdida de tiempo en efectuar pagos.

– Objetos perdidos por los clientes siempre son devueltos ya que la aplicación es totalmente funcional para resolver este tipo de casos.

Desde ya agradezco siempre la apertura de su bloque político en las redes sociales con los ciudadanos. Espero que esta oportunidad para comunicarme con usted no sea en vano y sirva para cooperar en este tema tan importante para el vecino de la Ciudad de Buenos Aires.

Estaré atento a su respuesta. Cordiales saludos.

Eric Harris

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Economía, Opinión y Actualidad
Imperdible: proponen cambiar nombre de Av. Kirchner por la de Julio A. Roca.

El Concejal de Fuerza Republicana Ricardo Bussi (hijo del jefe del glorioso Operativo Independencia) impulsó el siguiente...

Cerrar