Elecciones y conflicto en la justicia – Por Rosendo Fraga

La segunda vuelta de la elección porteña que se realiza el 19 de julio ha pasado a ser una interna de la oposición. El 100% de los votantes tendrán que optar por candidatos opositores, que además integran la misma alianza nacional (Cambiemos). La campaña del candidato de ECO (Lousteau) inevitablemente se torna crítica respecto a la gestión de Macri en la Jefatura de Gobierno porteña, al competir con el candidato del PRO (Rodríguez Larreta), quien ha sido su jefe de gabinete durante los dos períodos. El candidato del oficialismo porteño no tiene casi posibilidades de perder, pero el resultado confirma que el apoyo de Macri no es suficiente para imponer candidatos. La diferencia de Rodríguez Larreta sobre Lousteau, que en la primera vuelta fue de 20 puntos, podría reducirse a la mitad. Como es lógico, la mayoría de los votantes del Kirchnerismo y la izquierda, aunque sus fuerzas han decidido no apoyar a ninguno de los candidatos, optan, tanto por razones políticas como ideológicas, más por Lousteau. La victoria de Rodríguez Larreta en la noche del domingo puede dejar un sabor agridulce en el PRO, dada la reducción de la ventaja inicial. La suspensión de la campaña nacional de Macri para concentrarse en la segunda vuelta porteña es una evidencia de la preocupación. Además, el 17 de julio se inician las vacaciones de invierno en las escuelas de la Ciudad de Buenos Aires y aproximadamente el 10% se irá lejos de la Ciudad, con lo cual la concurrencia a votar puede bajar y reducir votantes del PRO. Pero el tema central de Macri quizás sea su relación con los otros dos candidatos presidenciales de Cambiemos durante la campaña para las PASO nacionales que acaban de iniciarse.

El 10 de julio se inició formalmente la campaña electoral para las PASO nacionales que se realizan el 9 de agosto. La experiencia muestra que estas primarias obligatorias actúan como una suerte de «pre-elección» que permite a los votantes reasignar su voto ya en la primera vuelta, que tendrá lugar el 25 de octubre. El oficialismo presenta un candidato único (Scioli). En la oposición la alianza Cambiemos tiene tres candidatos (Macri, Sanz y Carrió), pero la ventaja de Macri lo hace el ganador indudable, y la UNA lleva dos candidatos (Massa y De la Sota), donde existe una ventaja importante a favor del primero. En las 12 encuestas de intención de voto presidencial que se han publicado durante el último mes, en todas está Scioli primero, Macri segundo y Massa tercero, aunque con distintas diferencias y porcentajes. En agosto habrá una polarización atenuada entre Macri y Scioli. Ella podría ampliarse en octubre pero nunca sería total, dado que quienes queden en tercer, cuarto y quinto lugar competirán. La campaña de Scioli ha comenzado con el lema «puedo hacer las cosas mejor con mi estilo», marcando cierta diferencia respecto al Kirchnerismo; Macri ha modificado parcialmente su campaña, pasando a dar contenidos más concretos a su idea de «cambio», y Massa plantea que ha llegado el momento de presentar «propuestas», buscando aprovechar cierta falta de definición que hasta ahora han mostrado las campañas de sus adversarios.

LEÉ TAMBIÉN:  La justicia argentina aún continúa en default. Por Humberto Bonanata.

Pero la prioridad de la gestión presidencial sigue centrada en la batalla por el control de la justicia. La reunión de los presidentes de las 26 cámaras federales del país con el Presidente de la Corte (Lorenzetti) evidenció una fuerte presión desde el seno del Poder Judicial para que el máximo tribunal ponga freno al avance del Poder Ejecutivo con la designación de jueces interinos (subrogantes), que no han recibido el acuerdo del Senado para ocupar el cargo. La remoción del Juez Cabral en la subrogancia que ejercía en la Cámara de Casación, para evitar que ésta declare la inconstitucionalidad del acuerdo con Irán, es el caso sobre el cual la Corte declararía que no es constitucional la ley de subrogancias que está utilizando el Ejecutivo. El fallo de la Sala II de la Cámara Federal porteña declarando la inconstitucionalidad de 2 artículos de esta norma se anticipa a un fallo de la Cámara de Apelaciones en la Contencioso Administrativo y su posterior confirmación por la Corte sería el freno que los jueces que no responden al oficialismo están pidiendo. La movilización realizada el 7 de julio frente al Palacio de Tribunales en apoyo de Cabral fue una acción concurrente en la misma dirección. El 60% de los jueces en funciones han sido designados en los 12 años de gobierno del Kirchnerismo; con el uso intenso de esta ley podría llegar al 80% antes del 10 de diciembre de este año. A ello se agrega que esta semana se cumplen 6 meses de la muerte de Nisman y que la investigación sigue sin resolver cuestiones básicas del caso. Es en este contexto que el pedido del Papa de un «mayor compromiso con la justicia» por parte de Argentina con motivo de la fecha patria llevó a la Presidenta a afirmar que los medios opositores lo habían tergiversado. La reactivación de la causa Hotesur, por la cual una sociedad propiedad de la familia Kirchner esta acusada por lavado de dinero, confirma que el conflicto entre el oficialismo y la justicia escala.

El sexto encuentro de Cristina con el Papa que tuvo lugar en Paraguay no ha tenido el efecto de los anteriores. Es que si bien en su reciente gira sudamericana Francisco ha reiterado sus críticas al capitalismo financiero y su reclamo por la situación de los pobres (Techo, Trabajo y Tierra), ha criticado al populismo latinoamericano al cuestionar el personalismo y los «liderazgos únicos», al decir que «la corrupción es la gangrena de un pueblo» y que «las ideologías siempre han llevado a dictaduras». Adoptó así definiciones que no son coincidentes con el Kirchnerismo. Además, las recientes elecciones locales han mostrado que el apoyo de Cristina, pese a sus cinco encuentros previos con el Papa, no ha servido para que ella logre que su candidato llegue al segundo lugar en las elecciones porteñas o que su candidato ganara en las primarias del peronismo pampeano. Pero el hecho de que la Presidenta no tuviera un encuentro a solas con el Papa es el hecho que más disminuyó el significado político del encuentro. Al mismo tiempo, Cristina profundiza su ideología populista. El decreto que permite realizar inteligencia sobre los actores económicos para evitar corridas cambiarias, desabastecimiento u otras conductas económicas, acerca su modelo al venezolano. La inauguración junto con Evo Morales esta semana de la estatua de Juana Azurduy que reemplaza la de Colón va en esta línea. En la Cumbre de Presidentes del Mercosur que se realiza en Brasilia también esta semana, en la cual se incorpora Bolivia como miembro pleno y se inicia el proceso de incorporación de Ecuador, ella aprovechará para reiterar su discurso crítico hacia los países desarrollados y los organismos financieros internacionales. El 17 de julio, al cumplirse el séptimo aniversario de que el Senado, con el voto de su Vicepresidente (Cobos), rechazara la resolución 125 que aumentaba las retenciones, tendrá lugar una nueva protesta nacional del campo y ello también producirá expresiones políticas de radicalización en la Presidenta.

LEÉ TAMBIÉN:  Increíble pero cierto - Por Malú Kikuchi

En conclusión: la segunda vuelta de la elección porteña difícilmente ponga en riesgo el triunfo del PRO en el distrito que gobierna, pero puede mostrar una reducción importante de su ventaja en la primera vuelta; la campaña para las PASO nacionales muestra que pese a cierta polarización entre Scioli y Macri, la elección sigue planteada entre tres, con Massa ocupando el tercer lugar; el Kirchnerismo sigue su ofensiva sobre la justicia, pero la Corte y los jueces de segunda instancia parecen dispuestos a poner un límite, con la inconstitucionalidad de la ley de subrogancias; por último, el sexto encuentro de la Presidenta con el Papa tuvo menor alcance de lo esperado por ella.

Fuente: http://www.nuevamayoria.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Opinión y Actualidad
Ideas y razón en la historia – Por Armando Ribas

Voy a comenzar con lo que considero una discusión preponderante para entender el proceso histórico de la...

Cerrar