Mar. May 24th, 2022

Prensa Republicana

Con las ideas derechas

El regreso triunfal a la liza presidencial de Donald Trump: ‘Vamos a recuperar América’. Por Carlos Esteban

«Una gran ola roja [republicana] va a empezar aquí, en Arizona, y va a barrer este país y va a sacar a miles de socialistas demócratas de sus cargos con un imparable tsunami de patriotas republicanos». Con este triunfalismo anunció el expresidente Donald Trump su regreso a la liza presidencial, en un mitin multitudinario en Canyon Moon Ranch, en Florence, un bastión republicano al sureste de Phoenix.

«Este es el año en que vamos a recuperar la Cámara, vamos a recuperar el Senado y vamos a recuperar Estados Unidos. Esto es muy importante», exclamó ante los vítores entusiastas de la multitud. «Esta es quizás la elección más importante que hemos tenido. Creo que 2024 será aún más importante… ¡En 2024, vamos a recuperar la Casa Blanca!«.

Aunque ya es el segundo mitin que celebra el Arizona, en esta ocasión Trump fue absolutamente claro sobre su intención de presentarse a las elecciones presidenciales de 2024, algo que debe quitarle el sueño a un Biden en sus horas más bajas, con las peores cifras de popularidad en su primer año de presidencia.

Trump quiso dejar claro que aquellas masas que concita dondequiera que va son sus poderes, y pidió a los medios que sus cámaras captaran todo aquel «mar de gente» que, sugirió, era un dato más para cuestionar los resultados electorales que dieron la victoria al escasamente popular Biden.

Cuando los medios e incluso las redes sociales pretenden pasar página y censurar cualquier insinuación de fraude, e incluso sus correligionarios del partido prefieren ignorar los indicios, Trump insiste: «He participado dos veces y ganamos las dos veces, más aún la segunda vez… Esta multitud es un símbolo masivo de lo que realmente sucedió, porque la gente tiene hambre de verdad y quiere recuperar su país», afirmó el expresidente. «Alguien que llega aquí y convoca una multitud que va más allá de donde alcanza la vista […] no es alguien que haya perdido unas elecciones.

LEÉ TAMBIÉN:  Los primeros días de Trump confirman más su personalidad que su ideología. Por Rosendo Fraga

Trump pasó luego a exponer el deplorable estado en que un año de administración demócrata ha sumido al país, tras lo que se comprometió, si es elegido, a aplicar una agenda que incluye eliminar todos los mandatos sobre el covid (brindis al sol, porque no es probable que la pandemia se alargue tanto), investigar lo que realmente sucedió el 6 de enero de 2021, ese «asalto al Capitolio» del que le culpa el Gobierno y que está sirviendo de excusa para ampliar los poderes represores del estado, y su promesa estrella del primer mandato: controlar la inmigración ilegal, que con Biden está alcanzando niveles dramáticos.

Como, en teoría, estaba allí para respaldar a Kari Lage como próxima gobernadora del estado, le dio la palabra después de calificar al actual gobernador y también republicano, Doug Ducey, de «pésimo representante» del estado. Lake es una antigua periodista (no exactamente el gremio más amado por Trump), que en el mitin prometió eliminar mandatos relativos a la pandemia, garantizar la integridad de las elecciones y terminar de construir la parte del muro fronterizo que afecta a su estado.

Trump fue especialmente crítico con la instrumentalización y manipulación que los demócratas están haciendo de los tristes hechos del 6 de enero. Denunció la «atroz persecución a los presos políticos. Lo que les está pasando a esas personas en esas cárceles… el flagrante abuso de poder para hostigar a sus oponentes políticos es vergonzoso, nunca ha sucedido hasta este punto», y añadió que «en lo que respecta a los acusados del 6 de enero, la mayoría de los cuales fueron acusados de delitos no violentos, los demócratas partidistas han celebrado su detención indefinida sin juicio».

LEÉ TAMBIÉN:  La abolición del sentido común. Por Juan Manuel de Prada

«El pueblo estadounidense merece respuestas», dijo. «La manifestación del 6 de enero fue una protesta contra una elección fraudulenta pergeñada por demócratas desquiciados, las grandes tecnológicas y los medios de comunicación ‘fake’».

gaceta.es