El derechista de la semana: José Pablo Feinmann.

Y después dicen que somos nosotros: con ustedes, presentamos las preconciliares reflexiones de nuestro querido y apreciado camarada contrarrevolucionario José Pablo Feinmann:

“Los travestis nunca, pero nunca, van a lograr ser lo que se desviven por parecer: mujeres (…) No son nada, ni hombres ni mujeres, viven en un mundo de apariencia y no en el del ser (…) su cacareada trasgresión no es más que un exabrupto, ruido que solo jode a las amas de casa, lumpenaje triste, autodestrucción sin grandeza, hecatombe que se instala en las páginas amarillistas de Crónica y no en los laberintos grandiosos de La genealogía de la moral, de Nietzsche”[1]

[1] José Pablo Feinmann, Página 12, 15/06/98,

LEÉ TAMBIÉN:  El PRO necesita su propio relato. Por Agustín Laje

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Cultura
La falacia de la “inmigración ilegal”. Por José Benegas.

Si establecemos una religión legal y determinamos que las demás son ilegales, eso sería terminar con la...

Cerrar