Dom. Dic 5th, 2021

Prensa Republicana

Con las ideas derechas

El Padre José Palmar marca la política exterior argentina – Por Humberto Bonanata

Mientras la Comandante Teresa (a) Nilda Garré, Embajadora argentina ante la Organización de Estados Americanos (O.E.A.) levantaba su mano para prohibir la publicidad de la declaración que nunca pudo brindar la diputada María Corina Machado sobre la constante violación a los derechos humanos por parte de la dictadura venezolana encabezada por Nicolás Maduro, los” trabajadores de la educación” bonaerenses confirmaban el paro salvaje con los niños rehenes de la incultura.

Antes de ello, el Padre José Palmar, un sacerdote venezolano comprometido con la lucha de su pueblo por la libertad, había emitido dos twitts de su cuenta personal que encabezan el presente artículo como mensaje desesperado hacia el régimen kirchnerista.

Otra vez la Argentina fuera de la historia de las naciones civilizadas…

En lugar de ayudar con alimentos y medicinas a un pueblo en lucha por recuperar su libertad le enviamos proyectiles de todo tipo para que el dictadorzuelo Maduro combata a civiles desarmados.

Traspolado a nuestros límites, el kirchnerismo ratificó su apoyo cómplice al magistrado más cuestionado desde hace dos décadas: Norberto Oyarbide. Evitaron, tras la dictacracia del número, que fuera citado como imputado ante el órgano constitucional encargado de controlar el accionar de los jueces. Pareciera que el mensaje oscuro del juez al mencionar el llamado de Carlos Liuzzi, mano derecha de Zannini, para frenar el allanamiento de la cueva financiera Propyme en diciembre pasado tuvo sus frutos.

Como también parece haberlos tenido el salvaje paro docente bonaerense con más de quince días perdidos para tres millones de jóvenes que no tienen culpa que del 36% del presupuesto de la provincia donde viven y sus padres pagan impuestos dirigidos a solventar la educación y de esto, el 96% se dedique al pago de salarios de los “trabajadores de la educación” que cumplen su misión sarmientina, mientras que el 27% goza de “beneficios” estatutarios que les permiten cobrar sin trabajar.

Roberto Baradell, anualmente famoso por el no inicio de clases, ha sido desbordado en su kirchnerismo transhumante por el troskysmo minoritario que lo corre por izquierda y que logra lo único que saben hacer: el caos como método de extorsión constante sin propuesta alternativa alguna.

La bandera que portaron en su marcha de la semana pasada lucía en letras de molde una frase inaudita: “no al presentismo”. Los mil pesos que ofreciera Scioli en tal concepto fue considerado como injuria agravada hacia un gremio con métodos cada vez más cercanos a los de la U.O.C.R.A. (construcción) que sólo dirime sus cuestiones a través de balaceras cruzadas.

Mientras tanto, C.F.K. volvía al Vaticano a regalarle el segundo mate a S.S. Francisco, el mismo Cardenal Bergoglio que no cejaron en denostar cuando se encontraba a cincuenta pasos de la “Caja Robada” y partían a las provincias para evitar los Tedeum de cada 25 de mayo.

Ese mismo ser humano, hoy pastor de 1.200 millones de fieles, la recibía por tercera vez en su primer año de Papado y seguramente le habrá aconsejado en la privacidad del almuerzo privadísimo en Santa Marta a reconciliarse consigo misma para apaciguar una sociedad que los Kirchner supieron enfermar de odio.

Párrafo aparte merece su visita a Mesié Jolandé – tal cual lo pronunció- (Monsieur Hollande), por ahora Presidente de la República Francesa, para “tirar la toalla” ante el Club de París de forma de reabrir caminos con el F.M.I. y los organismos multilaterales de crédito.

La degradación cultural de casi once años de kirchnerato encuentra su fiel espejo en el reclamo de quienes debieran prodigar su cultura para transmitirla a las nuevas generaciones.

Ni las mentiras estructurales sobre cifras económicas tras la intervención del I.N.D.E.K. en 2007 en manos del agregado económico ante Italia, Guillermo Moreno, han causado tanto daño a nuestra sociedad presente, y especialmente futura, como la abrupta caída en la calidad educativa y la desafectación estudio-progreso que cualquier Nación encuentra como reaseguro de su propia subsistencia.

A pocas horas de cumplirse el trigésimo octavo aniversario de la invasión de paracaidistas polacos en territorio argentino, donde reinaba la paz y el orden, nos damos el lujo de parar un país para seguir sobreactuando sobre un lamentable hecho histórico que tuvo la aquiescencia mayoritaria de la población que estaba harta de contar los muertos por hora, más aún desde que el peronismo de derecha había decidido combatir, a sangre y fuego, al peronismo de izquierda.

Quienes lo han vivido en plena conciencia al golpe cívico-militar de 1976, lo apoyaron o al menos lo callaron y hoy férreamente lo critican, sabrán entender que la hipocresía nunca es capaz de reconstruir la memoria completa.

La historia se encargará de educar a sus nietos…

Fuente: http://www.notiar.com.ar/

LEÉ TAMBIÉN:  La religión de Fidel Castro - Por Roberto Bosca
Más en Opinión y Actualidad
Rusia y la nueva Guerra Fría – Por Carlos Alberto Montaner

Vladimir Putin está experimentando la gloria del héroe victorioso. Ésa es una sensación muy poderosa...

Cerrar