El mundo: alivio por Escocia; temor por el EI – Por Rosendo Fraga

La derrota del separatismo en el referéndum de Escocia aleja el peor escenario que hubiera sido la división del Reino Unido, pero quedan problemas a resolver que no son menores. EE.UU. y la UE respiraron aliviados, al igual que muchos gobiernos de Asia y África, que enfrentan riesgos similares al que acaba de atravesar el gobierno inglés. Este, debe cumplir ahora con las promesas de mayor autonomía comprometidas durante la campaña electoral, para neutralizar los argumentos de los separatistas. Pero otras regiones, como Gales e Irlanda del Norte, podrían pedir ahora análogas prerrogativas a las que tendría Escocia. El gobierno de Cameron ha evitado su crisis y los laboristas la pérdida de parlamentarios que implicaría la separación de Escocia, dado su claro predominio en la región. La Libra se vio fortalecida y las Fuerzas Armadas británicas no tendrán que retirar la base de sus submarinos nucleares que están en Glasgow. Pero Cameron también se ha comprometido a realizar un referéndum sobre la permanencia en la UE, lo que es otro reto electoral en el futuro. Cabe recordar que el UKIP -un partido nacionalista británico antieuropeo- ganó las elecciones del parlamento europeo realizadas este año. Pero el minoritario movimiento anti-monárquico británico cree haber recibido cierto impulso y en ámbito del Commonwealth resurgen reacciones anti-británicas, como el anuncio del primer ministro de Nueva Zelanda de que convocaría un referéndum para excluir de la bandera nacional los símbolos del colonialismo, es decir los británicos.

Fuera del Reino Unido, los separatismos en sus diversas expresiones piensan que ha surgido una oportunidad, al creer que pueden exigir la convocatoria de referéndum. El caso más relevante es el de Cataluña en España. Tras la derrota del separatismo escocés, las autoridades locales han ratificado la realización del referéndum convocado para el 8 de noviembre. Los sondeos muestran que el nacionalismo catalán podría imponerse. Pero el gobierno de Rajoy adopta una posición diferente al británico. Rechaza la constitucionalidad de la consulta y en los próximos días obtendría un fallo de la Corte Constitucional a su favor. En la misma línea ya se ha pronunciado el parlamento nacional, con el voto de los dos partidos más importantes, el PP -en el gobierno- y el PSOE -en la oposición-. El riesgo de conflicto y confrontación está así planteado. Los movimientos separatistas protagonizados por minorías existen en más de la mitad de los países de la UE. Pero fuera de Europa, los efectos se hacen sentir. En Canadá, el separatismo francófilo de Québec, que en el segundo y último referéndum de autonomía lo perdió por poco, plantea una nueva consulta y en los EE.UU., el movimiento separatista del estado de Texas, que en 2012 presentó un petitorio con 125.000 firmas, ha dado nuevas señales de vida. Pero el reciente referéndum de Crimea, que se pronunció independiente con el apoyo de Rusia -el conflicto más relevante que tiene Europa- con minorías pro-rusas dentro de Ucrania y otras ex republicas soviéticas que aspiran a la independencia o a sumarse directamente a Rusia. Pero también minorías musulmanas dentro de China y Rusia pretenden su autonomía y acaba de ser condenado a cadena perpetua un académico de la minoría uigur, acusado de separatismo. El conflicto precipitado por el Estado Islámico en Medio Oriente, también muestra fuertes tendencias al separatismo, siendo la del pueblo kurdo una de sus manifestaciones.

LEÉ TAMBIÉN:  La realidad triunfa otra vez por sobre el progresismo mediático. Por Segundo Carafí

La coalición contra el Estado Islámico liderada por EE.UU. se ha puesto en marcha, pero no sin problemas. El primero ha sido las diferencias entre Obama y su jefe del estado mayor conjunto (Dempsey), sobre el empleo de tropas terrestres en Irak. El primero lo negó en varias oportunidades, el segundo reconoció que de acuerdo a las necesidades podrían empeñarse y el Presidente reiteró que no se emplearán. La realidad es que ya los efectivos terrestres estadounidenses en Irak se acercan a los 2.000, con la función de dar seguridad a la embajada y de asesorar a las fuerzas iraquíes. La mayoría de los expertos militares occidentales sostienen que sin tropas terrestres bien preparadas, no será posible vencer al IS. EE.UU. ha intensificado los bombardeos en Irak, atacando la principal ciudad en manos del EI (Mosul), donde ha provocado decenas de muertos. Francia ha sido el primer país europeo en bombardear Irak. La Fuerza Aérea estadounidense comenzó a bombardear también al IS en Siria, sin participación de países europeos y con aliados árabes. Pero la división y debilidad de su aliado local, los rebeldes sirios moderados, complica las operaciones. La ofensiva del EI contra los kurdos en el norte de Siria, ha llevado a que 130.000 de ellos se refugien en Turquía, desde donde voluntarios de esta etnia salen para combatir por sus connacionales. La guerra ha llegado así a la frontera de un país de la OTAN (Turquía). Rusia se ha negado a integrar la coalición y lo mismo ha hecho Irán, frente a la negativa de Washington a coordinar acciones con Assad. En la UN se han reunido los cancilleres iraní y saudí, los dos históricos antagonistas en el mundo musulmán.

LEÉ TAMBIÉN:  ¿Irá presa? Por Vicente Massot.

El IS por su parte expande sus redes en el mundo y amenaza cada vez más a los países que lo enfrentan, con acciones dentro de su propio territorio. Con visión histórica, semanas atrás anunció que reconquistará la península Ibérica y ahora dijo que conquistará Roma y esclavizará a las mujeres occidentales. Llamó también a los “lobos solitarios” -los terroristas individuales- a realizar atentados en los países occidentales y convocó a sus militantes a “matar y envenenar” a los ciudadanos de los países que integran la coalición contra él. El IS presentó otro rehén británico que podría ejecutar, el que criticó a EE.UU. por no negociar la libertad de sus rehenes y una organización escindida de Al Qaeda en Argelia secuestró un francés y amenaza con ejecutarlo si Francia sigue bombardeando al IS. El Ejército egipcio combate contra islamitas en la zona del Golan, fronteriza con Israel. Servicios de inteligencia estadounidenses alertan sobre la existencia de nuevos grupos del terrorismo islámico como Khorasan, que plantearían nuevas amenazas, más allá del IS que está concentrando toda la atención. En Australia, las fuerzas de seguridad capturaron a 15 integrantes del IS que preparaban un atentado como represalia a la participación del país en la coalición contra la organización. La decapitación de un rehén francés en Argelia por parte de un grupo recientemente sumado al EI, evidencia que para esta organización, este tipo de acción, le permite con poco esfuerzo generar alto impacto mundial.

En conclusión: la derrota del separatismo escocés aleja el peor escenario para el Reino Unido y la UE, pero igualmente revitaliza reclamo de referéndum en distintas regiones y minorías de diversos países; el separatismo está presente en el conflicto más grave que enfrenta Europa, que es entre Rusia y Ucrania y también en la guerra que se desarrolla en Irak y Siria, como lo muestra el nacionalismo kurdo; la coalición que encabeza EE.UU. contra el IS se ha puesto en marcha, pero con problemas dentro de ella y en las operaciones que se están desarrollando y el IS amenaza con represalias violenta dentro de los mismos países que integran la coalición que lo enfrenta.

Fuente: http://www.nuevamayoria.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Opinión y Actualidad
¿Quiénes son los idiotas? – Por Carlos Alberto Montaner

¿Quién ha dicho que hay una crisis inusual en Argentina? Es la misma de siempre. Gasto público...

Cerrar