Mar. Oct 27th, 2020

Prensa Republicana

Con las ideas derechas

El despertar de la Justicia – Por Humberto Bonanata

En los once años y veinte días que nos separan del nacimiento del kirchnerato como mecanismo de apropiación del poder, nunca la Justicia había sido un impedimento frente a la degradación republicana que nos dejará el régimen. Hoy parece haber despertado…

Imaginar hace un par de meses que un vicepresidente de la Nación estuviera imputado por un delito que puede convertirlo en jefe de una asociación ilícita y que sus compañeros de ruta como Ricardo Echegaray, titular de la A.F.I.P. no sólo lo abandonan sino que lo entregan; que desde la cúspide de “La Cámpora” exijan a su fiel encubridora, Cristina Fernández, el paso al costado del ex carilindo y proyectado continuador del “proyecto nacional y popular” en 2015 parecen hoy hechos prehistóricos.

Ver cómo ciertos jueces y fiscales despiertan hacia la valoración de la verdad y dejan atrás condicionamientos temerarios, demuestra que el calvario de José María Campagnoli y el escape hacia adelante del juez federal Ariel Lijo –al citar a la banda antes de ser recusado- nos hacen vislumbrar que en 2015, final de la mentira delincuencial de largos once años, la República recuperará la instituciones ultrajadas por tamaño delito continuado en el arte del ejercicio de mandonear.

Estamos a pocas horas de un hecho histórico. Que el ciudadano común –sin banderías políticas- se encolumne en defensa de un fiscal como Campagnoli en defensa de su investidura, al margen de la honorabilidad de su persona.

Este miércoles 18 de junio a las 19.00 horas miles de ciudadanos se darán cita frente a la Procuración General de la Nación – Avda. de Mayo 760- para expresarle a la representante del kirchnerismo en esa poltrona, Alejandra Gils Carbó, el más absoluto repudio hacia su inconducta republicana.

LEÉ TAMBIÉN:  Cristina Fernández, la "abogada" de Bin Laden - Por Ariel Corbat

Sabe esta mujer que su jefa natural, Cristina Fernández, ya no tiene fuerza política para defenderla; que C.F.K. debe decidir sobre “la licencia” de Boudou antes de su procesamiento para evitarle a su gobierno mayor descrédito del que ya ha conseguido.

Sabe Gils Carbó que la historia es cíclica y que la vida es una rueda. Que su desubicado accionar la encontrará vencida frente a la realidad de los hechos. Que la eventual destitución de Campagnoli cargará en sus espaldas un oscuro porvenir judicial…

También sabe “la viuda del jefe” que la Justicia ya no lo pertenece.

Que ni aprietes, carpetazos o valijas lograrán evitar en los magistrados el animal espíritu de supervivencia. Que todo lo que mal hagan podrá ser usado en su contra cuando Cristina Fernández gaste las suelas de sus zapatos italianos al desandar los fríos mármoles de los pasillos de los tribunales federales.

Que hasta el propio fiscal Eduardo Taiano, otrora famoso por no apelar el sobreseimiento matrimonial de Oyarbide por enriquecimiento ilícito, hace pocas horas decidió imputar a dos ex jefes de gabinete kirchneristas (Aníbal Fernández y Juan Manuel Abal Medina), junto al presidente de la Asociación del Fútbol Argentino, el tristemente legendario Julio Grondona, por supuestos manejos fraudulentos y eventual malversación de caudales públicos –entre otros tipos penales- en la partida presupuestaria dilapidada en “Futbol para Todos”.

Comienza a percibir la otrora “Cristina eterna” la frialdad de la Justicia sin fueros y ve cómo diecinueve años después el Juez Federal de San Nicolás, Carlos Villafuerte Ruzo, decide citar a Carlos Menem y a su hermano Eduardo ante la confesión que el ex Presidente de la Nación le habría hecho a su ex esposa Zulema Yoma sobre el crimen del hijo en común, Carlitos Jr., supuestamente accidentado el 15 de marzo de 1995.

LEÉ TAMBIÉN:  A merced de los asalariados de la política - Por Alberto Medina Méndez

Todo parece encaminarse hacia un oscuro final de tantas mentiras.

Sólo hacía falta que el Poder Judicial recuperara su posición vertical.

El “efecto Campagnoli” parece haberles enseñado el camino correcto y la austeridad republicana que desde hace más de dos décadas muchos magistrados habían olvidado.

Sólo amanece día a día minutos después de haber soportado la oscuridad más profunda de la noche.

Comienzan a reflejarse los primeros haces de luz…

Fuente: http://www.notiar.com.ar/

Más en Opinión y Actualidad
El chavismo se quita la careta – Por Carlos Alberto Montaner

Nicolás Maduro no pondrá en libertad a Leopoldo López, pese a la evidente injusticia. A...

Cerrar