El castrismo comunista domina Cuba por la traición del Gobierno de EEUU contra los héroes de Playa Girón en 1961. ¡Y ahora Venezuela! – Por Cosme Beccar Varela

INTRODUCCIÓN: El 15 de Abril de 1961, apenas dos años y cuatro meses después de la usurpación del poder en  Cuba por el comunismo, con Fidel Castro a la cabeza, se lanzó la heroica invasión de cubanos patriotas para liberar su Patria de esa tiranía.  El desembarco fue en la Playa Girón , al sur de la Isla, y terminó en una espantosa derrota donde hubo centenas de valientes muertos y más de 1.200 apresados, muchos de ellos fusilados y otros que pasaron en las mazmorras del castrismo más de 20 años.

Lo que se ha ocultado cuidadosamente es que esa invasión fue una trampa del gobierno norteamericano para acabar con los mejores cubanos, con los más valientes y decididos que podían representar un peligro para el régimen castrista. Fue cuidadosamente preparada.

La situación del comunismo en Cuba era precaria, a pesar del apoyo soviético. La URSS estaba demasiado lejos y un gran número de patriotas ya estaban alzados y combatiendo contra Castro en las Sierra del Escambray, junto a la ciudad de Trinidad. (Ver en “Correo del Lector” los varios relatos que he publicado sobre esa gesta. Pueden encontrarse escribiendo “Escambray” en el “buscador” que está en la portada de LBM).

La invasión estaba planeada para efectuarse, por eso mismo, en las playas próximas a la ciudad de Trinidad, lo cual hubiera dado una gran facilidad al desembarco, libre acceso al territorio de la Isla y el inmediato apoyo de los valientes del Escambray.

A último momento, la CIA, por orden del gobierno norteamericano, cambió el lugar de desembarco por la Playa Girón , lugar alejado de la Sierra, rodeada por una ciénaga que dejaba a los libertadores con muy poco espacio para salir de la Playa.

A eso se agregó que el mismo gobierno también cambió el plan de apoyo aéreo que se suponía debía atacar por sorpresa a los aeropuertos castristas destruyendo sus aviones en tierra y después debía proteger y reabastecer desde el aire a los combatientes. Nada de eso se permitió, por orden de la CIA.

Igualmente, el gobierno norteamericano prohibió a la flota de ese país que estaba junto al lugar de desembarco prestarle cualquier apoyo a los combatientes anticomunistas.

Todo esto y mucho más está relatado por uno de los participantes en la organización del intento libertador, el Sr. Leopoldo Aguilera que publicaré en partes porque es demasiado texto para una sola entrega.  Sin embargo, adelanto desde ya un extracto de ese informe del cual tomé los datos que resumo en esta introducción.

CONCLUSIÓN: El comunismo se consolidó en Cuba y allí está desde hace 55 años porque en 1961 el gobierno norteamericano, en manos de J.F.Kennedy, y usando a la CIA como instrumento de la traición, mandó al fracaso y a la muerte a casi 3.000 héroes cubanos que, junto con los que ya combatían en la Sierra del Escambray, hubieran acabado con Castro en ese entonces y se hubieran salvado Venezuela, la Argentina, Ecuador, Nicaragua, El Salvador, Bolivia, Uruguay, Brasil y los demás países de Iberoamérica que hoy sufren la influencia nefasta del castrismo comunista.

LEÉ TAMBIÉN:  “Respiros” y salidas negociadas. Por Alberto Mansueti

Vale la pena recordar esta traición o mejor dicho, esta trampa, contra los patriotas cubanos en 1961 porque ahora estamos viendo cómo Venezuela, que se debate gloriosamente contra el comunismo, es abandonada por los EEUU y demás “democracias” occidentales. Otra vez la traición, otra vez la voluntad evidente de un pueblo que quiere librarse del comunismo, es despreciada.

Ahora la trampa toma la forma de una sugerencia de “diálogo” que es hecha por esos gobiernos, por la Jerarquía católica y por los “moderados” opositores de la Mesa de Unidad Democrática de Venezuela, la misma que designó a Capriles, el candidato entreguista “único”.  “Dialogo” quiere decir consolidar el poder de la tiranía chavista porque, obviamente, si hay diálogo es para que haya continuidad en esa tiranía.

Es muy triste recordar lo de Playa Girón, 53 años después, y ver repetida la traición sin que los que pueden desenmascarar a los traidores tengan medios de hacerse oír por los pueblos.

Cosme Beccar Varela

*       *       *

EXTRACTOS DEL INFORME SOBRE PLAYA GIRÓN DE LEOPOLDO AGUILERA, COMBATIENTE Y TESTIGO DE LA GRAN TRAMPA
Hay muchos detalles que casi todos conocemos sobre las decisiones y cambios que se hicieron sobre la invasión de la Brigada 2506 en Playa Giron o Bahía de Cochinos, como otros conocen este evento, pero es bueno que los volvamos a repasar ya que de seguro hay algunos datos que no todos conocemos.

El primero fue el plan de desembarcar en la costa pegada a la ciudad de Trinidad y que luego se cambio para hacerlo en Giron. Trinidad es una ciudad, que es patrimonio cultural de la humanidad según la Unesco, esta situada al pie de la Sierra del Escambray en donde ya habían varios centenares de alzados en contra del Castro comunismo quienes se unirían inmediatamente a la invasión, alli habia comida, agua, facilidades medicas etc.. También tenia un aeropuerto comercial y esta pegada al puerto de Casilda por donde le hubiera sido muy fácil desembarcar a la brigada y sus suministros.

Giron sin embargo no tenia ninguna de estas facilidades y su playa de desembarco estaba rodeada por la ciénega de Zapata, con solo dos vías de comunicación y una pequeña pista de aviones que habia que reparar para poderla usar.

LEÉ TAMBIÉN:  Un mundo con múltiples tensiones - Por Rosendo Fraga

Previo al desembarco, se les mostró a los hombres rana algunas fotos del área por donde ellos deberían escoger las playas de desembarque y al ver las fotos, algunos advirtieron que veían unos fondos muy oscuros y que esto les lucía que eran fondos rocosos y que estos serían peligrosos para las lanchas. A esto, los de la CIA, les contestaron que esa oscuridad se debía a que eran simples algas marinas que no ofrecían ningún inconveniente.

Pero llegaron las lanchas de desembarco llenas de tropas y varias de ellas sufrieron roturas de fondos que obligaron a los brigadistas  a tener que tirarse al agua antes de tiempo cargados con su pesado equipo militar y con el agua de mar al cuello. No hubieron ahogados de milagro.

A pesar del cambio de Trinidad a Giron, siempre se tuvo en cuenta que había que darles apoyo a los alzados en el Escambray y para esa labor se decidió que la fuerza aérea de la brigada debiera hacer vuelos hacia la zona donde estaban los alzados y dejarles caer suministros bélicos. Pues sí se llevaron a cabo varios vuelos de asistencia pero, ¡qué casualidad!, todas las zonas que escogieron los de la CIA estaban en manos de las tropas comunistas de los Castro y a los nuestros no les llegó nada.

La parte táctica mas importante de la invasión era que el aire estaría totalmente en manos de los invasores y que por tanto la brigada solo tendría que enfrentarse a tropas terrestres y también ser reabastecida sin problemas por nuestra aviación quienes además podrían dar apoyo bélico.

Esta gran estrategia se iba a cumplir por un bombardeo aéreo sincronizado por nuestros 16 bombarderos B-26 divididos en 3 grupos que atacarían a los 3 aeródromos donde los Castro tenían sus aviones cazas de combate. Los ataques serían todos a la misma hora, se llevarían a cabo durante el amanecer con todos los aviones enemigos en tierra y por tanto los tomarían totalmente de sorpresa y sería facil destruirlos a todos.

Este plan tenia sus méritos, pero no se llevó a cabo ya que a último momento, la Casa Blanca en Washington cambió los planes y sólo se mandaron unos 6 aviones y estos no solo no pudieron destruir a toda los aviones enemigos de combate, sino que sirvió como una cornetazo bien alto de aviso que el enemigo (nosotros) estaba en las puertas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Opinión y Actualidad
Video recomendado

“El garantismo es la venganza privada socialista”. “A las ocho”.  Programa digital conducido por José Benegas y...

Cerrar