Mié. Jun 29th, 2022

Prensa Republicana

Con las ideas derechas

El 62% de peruanos pide la renuncia del comunista Pedro Castillo. Por Rodrigo Saldarriaga

Los números no juegan a favor del comunista Pedro Castillo. Este domingo, una encuesta elaborada por Ipsos para América Televisión arrojó que el 62% de los peruanos consideran que el jefe de Estado debería retirarse del cargo.

Además, un 70% desaprueba su Gobierno, lo que representa un aumento de 10 puntos porcentuales en comparación con el pasado enero en que su desaprobación era de 60%. Hasta el presente mes, solo un 23% aprueba la gestión del partido marxista leninista Perú Libre, organización que también hace aguas con la ruptura de su bancada en el Parlamento.

De ese 70%, el grupo que más desaprueba al Castillo se ubica en la capital, Lima, con el 81%, mientras que, en otras regiones del país andino, su desaprobación se ubica en 64%.

Respecto a la población que aprueba la gestión presidencial, el 36% corresponde a la zona rural y la mayoría es de la región sur -donde ganó de lejos a la derechista Keiko Fujimori en las elecciones 2021-, donde su aprobación es de 37%.

Un 36% señala que Castillo debería cumplir su mandato hasta el 2026. En tanto, el 2% no precisa su respuesta. Estas cifras, además, se relacionan a las marchas que se han realizado contra el mandatario comunista en las últimas semanas en Lima y algunas regiones del país.

Aprueban investigación fiscal

El 60% de los peruanos aprueba que el fiscal de la Nación, Pablo Sánchez, abriera una investigación fiscal contra Castillo por los presuntos delitos de organización criminal, tráfico de influencias y colusión agravada.

Solo un 29% desaprueba la decisión del titular del Ministerio Público y el 11% no precisa, de acuerdo con el estudio.

LEÉ TAMBIÉN:  Juan Sheput: ‘El fin del Gobierno de Pedro Castillo es inevitable, va a caer por la presión de la calle’. Por Rodrigo Saldarriaga

El político más dañino

Aunque Castillo intenta defenderse ofreciendo entrevistas escuetas a medios de comunicación cómplices, y se refugia en el calor de los aplausos de los sindicatos y clubes de madres, la realidad es que su reputación está mellada y muchos peruanos lo perciben como el culpable del drama que atraviesa el país.

Otra encuesta elaborada por la Compañía Peruana de Estudios de Mercado y Opinión Pública (CPI) para Radio Programas del Perú (RPP) arrojó que un 30,6% considera que Castillo es el personaje de la política nacional que más daño le ocasiona al Perú. CPI también recoge que su desaprobación llega el 71.4% y apenas es respaldado por un 20.7%.

Según este estudio, a diez meses de haber asumido la presidencia, la desaprobación del mandatario comunista a nivel nacional creció más de 23 puntos porcentuales desde la primera encuesta realizada por CPI en agosto de 2021, apenas el excandidato de Perú Libre -señalada como una organización criminal- ocupó el Poder Ejecutivo.

Su situación legal se agrava

Por primera vez, la declaración de un colaborador eficaz señala directamente a Pedro Castillo de haber recibido dinero como parte de un soborno para beneficiar a una empresa con una licitación pública.

De acuerdo con el dominical Contracorriente de Willax TV, la fiscal Karla Zecenarro levantó un acta tras recoger lo declarado por el empresario Zamir Villaverde -actualmente bajo prisión preventiva por el presunto delito de tráfico de influencias-, quien señaló que la empresaria Karelim López le entregó dinero en efectivo a Castillo en Palacio de Gobierno -sede del Ejecutivo- y en la vivienda ubicada en el pasaje Sarratea, un domicilio privado que saltó a la fama por ser lugar de encuentro entre el presidente peruano y sus socios, lejos de los sistemas de vigilancia y transparencia.

LEÉ TAMBIÉN:  Humorismo etarra. Por Juan Manuel de Prada

En la transcripción revelada por Contracorriente, se lee que los montos a Castillo variaban entre S/ 100.000 (25 mil euros), S/ 50.000 (casi 13 mil euros) y otros montos menores.

Según reportó la fiscal Zecenarro al fiscal de la Nación, estos montos habrían estado vinculados con el contrato a favor de Heaven Petroleum Operator (HPO), por la compra de biodiésel B100 de parte de la petrolera estatal Petroperú por US$ 74 millones.

gaceta.es