Don Juan Manuel. Por Nicolás Márquez

Un día como hoy de 1877 moría don Juan Manuel de Rosas. Como Unitario que yo hubiese sido de haber vivido el Siglo XIX, obviamente no puedo declararme como rosista. Pero sí debo agregar que el pro-hombre en cuestión merece todo mi respeto y consideración por su integridad, por haber sido una suerte de Príncipe vernáculo del Siglo XII, por haberle enseñado al gaucho a obedecer, por haber salvado al país de la disgregación y por haber iniciado la campaña al desierto que luego continuara Julio Argentino Roca.
Rosas fue un hombre de honor al cual hoy rindo homenaje en esta modestísima reflexión, la cual culmino con unas certeras reflexiones de Juan Bautista Alberdi (pensador habitualmente glorificado por liberales que ni siquiera lo leyeron), quien en 1865 anotó:

“Para mí, la vida del general Rosas tiene dos grandes fases: en una de ellas como jefe supremo de Buenos Aires, he sido su opositor; en la otra de refugiado en Inglaterra, SOY SU ADMIRADOR”. (Carta enviada a don Máximo Terrero).

LEÉ TAMBIÉN:  ATENCIÓN ROSARIO!
Más en Cultura
Video: Tradición Vs Revolución

Estupenda conferencia impartida por el doctor D. Javier Barraycoa, profesor universitario, politólogo y sociólogo, que nos confirma...

Cerrar