Caso Massot: Nebbia y Palazzani, ¿Fiscales Federales o Inquisidores? – Por Carlos E. Viana

“Bárbaros, las ideas no se matan”. Domingo Faustino Sarmiento.

Inquisición Roja sobre la “Nueva Provincia”

El allanamiento de un diario independiente, es propio de una tiranía y si es hecho por una presión sobre un juez, nos pone al borde de este régimen oprobioso, condenado desde la Antigüedad Clásica y que los argentinos estamos por vivir por tercera vez. El procesamiento por motivos ideológicos y políticos avala y agrava la decisión del Juez Surrogante Álvaro Coleffi de procesar al Director de la Nueva Provincia y de allanar su diario, ante un pedido de dos fiscales vinculados a una organización que defiende a terroristas de la década del 70.

¿Fiscales o inquisidores?

El fiscal José Nebbia, además de ocupar este puesto es abogado del CELS, Centro de Estudios Legales y Sociales. Esta entidad, hace tareas de inteligencia y suministra listas de personas que deben ser perseguidas por el poder judicial. Su líder es Horacio Verbitsky, terrorista de los 70. Estuvo involucrado en un atentado con bombas contra el Comando en jefe del Ejército, donde no provocó bajas militares, pero como es frecuente en los atentados terroristas, mató a un camionero que pasaba por el lugar.

Para Nebbia y Palazzani, este pobre trabajador no tenía derechos humanos. Porque no era terrorista ni pertenecía a organizaciones de izquierda. Nebbia, Palazzani, los derechos humanos son para todos, incluyéndolos a Massot y Gabrielli, a quienes ustedes atacan porque ellos son un símbolo de la independencia que debe tener un periodista. El símbolo de la libertad de prensa es lo que molesta a estos fiscales.

Lo grave es que hay una incompatibilidad entre ser Fiscal Federal y abogado de una organización que haría investigaciones y crearía datos muy cuestionables sobre ciudadanos argentinos por el hecho de no pensar como ellos. Un Fiscal debe mantener una independencia que le permita estudiar e investigar con independencia las causas que debe esclarecer. Lo contrario se transforma en una inquisición persecutoria de personas que no piensan como los actuantes o como las organizaciones y gobiernos que los apoyan.

LEÉ TAMBIÉN:  Menos de lo mismo. Por María Zaldívar

Esta situación es agravada cuando ellos dependen de la Procuradora General de la Nación Gils Carbó, quien remueve a los fiscales que afectan al gobierno, lo cual implica la falta de independencia que tienen estos, para investigar sobre las causas.

Por otra parte, la acusación que hacen estos inquisidores, sobre el Director de la Nueva Provincia y de su ex Secretario de Redacción, acerca de que estuvieron involucrados directamente en 35 asesinatos, es una exageración propia de estos llamados juicios por los DDHH, como lo es la cifra de los 30.000 desaparecidos, de los cuales más de 20.000 nadie sabe quiénes son y de otros que cobran su propia indemnización.

El Juez Subrogante

Para colmo este allanamiento y procesamiento ideológico, fue ordenado por un juez subrogante. ¿Qué es un juez subrogante? Un invento mediante el cual personas propuestas por el Poder Ejecutivo y Aceptados por el Consejo de la Magistratura, son designados jueces provisorios, que pueden o no ser confirmados. Acto plenamente inconstitucional, ya declarado así en mayo de 2.007 por la Corte Suprema de Justicia. Pero es un hecho de sentido común que un juez provisorio, que puede ser o no confirmado por el Poder Ejecutivo y el Consejo de la Magistratura, carece de independencia, elemento fundamental de cualquier constitución democrática. Sin esa independencia no hay como en el caso de Massot garantías indispensables para el ciudadano, ya sea frente al gobierno o ante organizaciones delictivas como han sido las terroristas y sus derivados actuales. El Juez de acuerdo a lo expresamente escrito en la Constitución Nacional, debe tener el acuerdo del Senado de la Nación, lo cual lo hace inamovible. Esta disposición constitucional fue hecha, para evitar las presiones que precisamente Nebbia y Palazzani y cía, ejercerían sobre un juez subrogante, que podría no ser confirmado en su cargo.

LEÉ TAMBIÉN:  Operativo retorno: CFK se relanzaría como senadora nacional por Bs. As. en el 2017 - Por Carlos Tórtora

CELS

El Centro de Estudios Legales y Sociales, es un organismo de inteligencia privada, que investiga a ciudadanos que no piensan como ellos o enfrentaron al terrorismo. Por lo general ellos pasan las listas de futuros detenidos de los tribunales políticos del gobierno. Su líder Horacio Verbitsky fue miembro de inteligencia de los DT Montoneros.

Este organismo que persigue a quienes enfrentaron a la subversión comunista de los 70s, recibe subvenciones de la Fundación Ford. Esta Fundación tiene una filial muy importante en Londres, lo cual nos explicaría porque también persigue, con la excusa de los 70s, a héroes de Malvinas.

Ataque a La Libertad de Prensa

Volviendo a la persecución injusta contra D. Vicente Massot y al ex Secretario de Redacción del periódico D. Mario Gabrielli, es parte de la represión propuesta por el kirchnerismo, contra todo el sector de la población que enfrentó a la subversión. Esto es precisamente un crimen de Lesa Humanidad, porque intentan eliminar a un sector de la sociedad. Estos sectores conservadores liberales o nacionalistas, son condenados por el gobierno sus jueces y fiscales adictos y los organismos colaterales de supuestos DDHH.

Quieren aterrorizarnos

Esta violación de los derechos de dos ciudadanos, es además una advertencia amenazante contra todos quienes quieran expresarse con libertad. De prosperar esta persecución contra Massot y Gabrielli, la nueva tiranía se hará visible y las libertades civiles y políticas, se hundirán en un tiempo oscuro. Por eso es necesario que los ciudadanos, medios y periodistas independientes denuncien enérgicamente este atropello a la razón.

Fuente: Informador Público

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Opinión y Actualidad
Blanco o Negro – Por Germán Trucco

La semana pasada, la presidente Cristina Kirchner dio un nuevo giro inesperado, al lanzar un proyecto contra...

Cerrar