Carta abierta a María Eugenia Vidal. Por Ariel Corbat

Vicente López, 21 de Mayo de 2017.-

 
Gobernadora de la Provincia de Buenos Aires
María Eugenia Vidal:
 
 
El 01MAR17, en su discurso de apertura de las sesiones de la Legislatura bonaerense, usted puso énfasis en la importancia de la verdad y prometiendo afianzar una línea de conducta afirmó: «el año pasado les dije que ser honestos no es sólo no robar. Es decir la verdad. La transparencia no se declama, se ejerce. Por eso estamos peleando contra las mafias y la corrupción«. Con tanto énfasis que en el mismo discurso dijo «Elegimos antes que nada decir la verdad, sin relatos, por eso reconocemos que la Provincia todavía duele«.
 
Voté por usted y es por eso que, en mi condición de bonaerense integrante de CAMBIEMOS esperaba de su parte una franca oposición a la Ley 14.910, que viciará de falsedad ideológica cualquier documento sobre el que se aplique. La promulgación de esta ley echa por tierra todas sus declamaciones sobre la verdad desde que contribuye a sostener el relato en el que fundó sus aspiraciones totalitarias el kirchnerismo. CAMBIEMOS en la Provincia de Buenos Aires es KONTINUEMOS.
 
Personalmente estoy decepcionado y ya no puedo creerle. Políticamente quisiera explique cómo es que a menos de tres meses de ese discurso tan firme, usted ya no elige antes que nada decir la verdad y se rinde ante la corrupción kirchnerista, que no sólo es robar, fundamentalmente es mentir. ¿Con qué finalidad honesta se podría ser cómplice de la mentira que encubrió el saqueo de la deKada infame? Es dable sospechar, gobernadora, que quien comparte la mentira seguramente pretende compartir lo que tiene de redituable. 
 
Está por demás comprobado que los desaparecidos no son 30.000; incluso reconocido por Luis Labraña, el montonero que inventó la cifra con fines publicitarios. Una mentira por exageración destinada originalmente a obtener ayuda económica europea y que sirvió, durante el kirchnerismo, para alimentar lo que Mauricio Macri definió como «el curro de los derechos humanos». 
 
No hay ningún idealismo detrás de la mentira. La mentira no es la herramienta que construye democracia, es como bien lo explicó Orwell el fundamento de los totalitarismos. Quedó en claro el pasado 24 de Marzo, cuando equiparando al gobierno del Presidente Macri con la dictadura del 76, en la histórica Plaza de Mayo las denominadas organizaciones de derechos humanos y partidos de izquierda reivindicaron la lucha armada de las bandas terroristas que, dirigidas desde la dictadura castrista como apéndice de la URSS, atacaron a la República Argentina en los años de plomo. Todos ellos, al igual que usted desde que deba cumplir la ley que se ha promulgado, repiten, a sabiendas de ser mentira, que los desaparecidos son 30.000.
 
Sin quitar la mentira de nuestra historia seguiremos siendo una sociedad hipócrita con una democracia de muy baja intensidad. Con la mentira no solamente la Provincia, el país seguirá doliendo María Eugenia.
 
Es lamentable que al suyo, que era un nuevo rostro para la política argentina y esperanza de cambio, además de una promesa de conducta basada en la verdad, le hayan crecido tan pronto los bigotes de Aníbal Fernández.

LEÉ TAMBIÉN:  VIDEO: Toda la verdad sobre el 24 de marzo en 8 minutos. Habla Nicolás Márquez
Era otro el cambio, era mucho más lo que se esperaba de CAMBIEMOS en la Provincia de Buenos Aires.
 
https://plumaderecha.blogspot.com.ar/
Más en Derechos Humanos, Guerra Antisubversiva, Opinión y Actualidad
Bienvenidos al realismo político. Por Vicente Massot

A la hora de explicar el reciente fallo de la Corte Suprema —que en el curso de...

Cerrar