Bussi contra el carnaval peronista del 17 de octubre

Sr. Gobernador de Tucumán Juan Manzur

S / D

Por medio de la presente y en carácter de Presidente de Fuerza Republicana solicito tenga a bien suspender el carnaval estatal/partidario previsto para el 17 de octubre, en el cual confundiendo o utilizando recursos del Estado se tiene estipulado arrastrar a una multitud de compatriotas en su mayoría carenciados, no para solucionarles sus necesidades básicas insatisfechas sino para arrendarlos como aplaudidores en aras de una risueña Lealtad Peronista: “dime qué predicas y te diré lo que careces” reza el refrán popular.

¿Saben los convocados qué ocurrió el 17 de octubre de 1945 acaso? Interesa la pregunta porque en los discursos inherentes a esas fechas los oradores no suelen recordar que aquel episodio histórico no fue ni más ni menos que una interna militar en el seno de un gobierno de facto, del cual el entonces Coronel Perón era uno de los más relevantes usurpadores. Efectivamente, siendo ViceDictador (el segundo después del dictador Edelmiro Farrel), Ministro de Defensa y Secretario de Trabajo (ostentaba los tres cargos al unísono) se produjo una grieta en el seno del mismo gobierno militar como consecuencia del acaparamiento de cargos que estaba ejerciendo Perón, lo que ocasionó que la facción disidente encabezada por el Coronel Eduardo Ávalos lograra apartar a Perón de la escena. Temeroso de represalias Perón huyó a una casa situada en una isla del Tigre, cuyo propietario era el agente nacionalsocialista Ludwig Freude, pero finalmente Perón fue apresado y trasladado a la isla Martín García.

Fue entonces cuando el influyente líder sindical Cipriano Reyes organizó una movilización en defensa de Perón y con motivo de la misma éste recuperó la libertad el 17 de octubre, hecho que lo posicionó y fortaleció como líder del gobierno militar y candidato del continuismo de cara a las elecciones previstas para fines de año.

LEÉ TAMBIÉN:  Por qué Cristina puede querer que gane Macri - Por Manuel Solanet

La historia posterior es conocida. Perón se consagró Presidente de un régimen absolutista de cuya persecución política no sólo no se salvaron los dirigentes de partidos opositores sino tampoco sus leales: con motivo del protagonismo que tenía Cipriano Reyes, Perón en gesto de ingratitud hacia quien había logrado su liberación el 17 de octubre lo encarceló y Reyes fue luego torturado en la cárcel durante casi diez años, hasta recuperar su libertad tras la Revolución de septiembre de 1955, cuando Perón, de quien no se le conoce haber participado jamás en ninguna batalla, huyó al Paraguay mediante una cañonera que le dio refugio para su fuga.

Sr Gobernador:

Estamos en 2018 y el país en general y nuestra Provincia en Tucumán está padeciendo un sinfín de traumas y privaciones como consecuencias de décadas de corrupción peronista a la que ahora se le suma la ineficiencia de Cambiemos, motivo por el cual gastar cifras millonarias para una fiesta facciosa y demagógica se vuelve un hecho no ya imprudente sino insultante.

Desde esta carta lo llamo al decoro, a la prudencia política, a la austeridad republicana y por ende al cese del folklórico y oneroso jolgorio que Ud. tiene previsto consumar para que los sectores más vulnerables lo aplaudan y con ello satisfacer no sólo su afán proselitista sino su ego personal a costa de la indigencia, necesidad o ingenuidad ajena.

Más en Opinión y Actualidad
Un poder judicial infestado de jueces parciales y sobornables. Por Cosme Beccar Varela

Un país cuyo Poder Judicial no merece confianza, no es un Estado de Derecho. Los habitantes están...

Cerrar