Dom. Sep 27th, 2020

Prensa Republicana

Con las ideas derechas

“BLACK LIVES MATTER”¿Lucha contra el racismo o manipulación de izquierda?

La muerte de un afrodescendiente a manos de agentes policiales ha desatado una ola de protestas contra el racismo y la violencia policial, que está a punto de cumplir tres meses. Pero una mirada atenta muestra que hay algo más por detrás: líderes comunistas que insuflan la lucha de clases y de razas, para manipular a las masas, con el fin de herir de muerte a la civilización occidental y cristiana. Acompáñenos, lector, a sobrevolar el panorama norteamericano y ver quiénes manejan los hilos en este drama.

“¡Yo soy negra! No estoy oprimida, ¡soy libre!”.

Con palabras contundentes, Nestride Yumga, inmigrante camerunesa en Estados Unidos, increpó al movimiento “Black Lives Matter” (“Las vidas negras importan”) – BLM, que protestaba ante la Casa Blanca a raíz de la chocante muerte de George Floyd, a manos de agentes policiales.

Nestride Yunga, la inmigrante camerunesa que se hizo célebre por increpar a manifestantes de «Black Lives Matter»

Y no es que ella fuese indiferente ante la brutalidad de un policía que oprime el cuello de una persona desarmada, denunciada por usar dinero falso, hasta causar su deceso. Aunque el agente conociera, quizás, los antecedentes penales de Floyd, o tuviera sospechas por su nerviosa resistencia a entrar al patrullero, las circunstancias no justificaban su proceder. Pero eso no impide que la Srta. Yumga denuncie que BLM está explotando el caso, propagando una falsa narrativa sobre la sociedad norteamericana.

Falsa propaganda sobre el “Sistema” sirve de excusa para la agitación social

Nestride Yumga sabe, por vivencia propia, que la situación ha cambiado mucho desde los tiempos de la reprobable esclavitud. Hoy los descendientes de africanos constituyen el 13% de la población, y uno de ellos fue elegido presidente por dos periodos. Las diferentes razas han venido integrándose paulatinamente en la vida social, económica y política de Norteamérica. Crecen juntas, estudian juntas, trabajan juntas, se casan entre ellas, ingresan juntas a la policía y a las fuerzas armadas para defender a su pueblo. El maltrato por motivos raciales es un defecto social en vías de extinción.


En un vídeo que se “viralizó” por la Red, se aprecia el intercambio de frases entre una indignada Yumga y un sorprendido y desencajado grupo de manifestantes, que no terminan de recomponerse de la sorpresa ante una mujer negra que protesta contra ellos:
—“¡Cállate! ¡Cállate! ¡Nadie quiere escuchar eso!” —le respondió una manifestante.
—“¡Grupo de hipócritas! —contestó— Vayan al sureste del D.C., al noreste, díganles que ’las vidas negras importan’. (…) ¡Todos saben que los negros son los que más negros matan! ¡No esperen que un blanco mate a un negro para protestar! … Uds. sólo hacen esta […] cuando un hombre blanco mata, ¡ustedes son los racistas!” [1].

Este es uno de los vídeos que circulan por Internet, hechos por personas afrodescendientes que critican las protestas de BLM [2].

Como Yumga misma explicó, la prensa está dando al mundo una falsa impresión de los Estados Unidos, como si en ellos imperase un sistema en que los blancos oprimen salvajemente a los negros, y tienen a la policía como brazo armado, especializado en cazarlos. Y que, además, hacen algo parecido con todas las razas no consideradas blancas.

No existe tal “cacería de negros” por parte del “Sistema”

Para que la muerte de Floyd fuese motivo valedero para atacar el “Sistema”, primero tendría que saberse que el móvil del mal policía fue la raza de la víctima. En segundo lugar, tendría que haber muchos casos similares. Y habría que descartar otras posibles causas, como amenaza por parte de los delincuentes (reales o presuntos), o tendencia personal de algunos policías a actuar prepotentemente —lo cual sí es un problema, pero no necesariamente sistémico ni ligado a distinciones raciales. Estos factores no han sido tenidos en cuenta, permitiendo que se divulgue una conclusión falseada.

Además, los números desmienten que exista “cacería de negros”, pues son más los blancos muertos en operaciones policiales [3].

Paralelamente, los datos apoyan la afirmación de la Srta. Yumga en cuanto a que “los negros son los que más negros matan”. Estadísticas oficiales publicadas en 2011 revelan que el 93% de los negros asesinados lo fueron por otros afrodescendientes, y no por blancos, como la actual propaganda presupone. A su vez, el 52% de homicidios registrados en el país fueron cometidos por negros [4].

Plan de izquierda detrás de las protestas “espontáneas”

Protesta frente a una sede policial de Minneapolis, vandalizada e incendiada. Más allá, las llamas devoran establecimientos comerciales. ¿Es ésta la manera de mejorar la sociedad?

Esta ola “antirracista” aparenta ser espontánea. No nos ilusionemos: se levantó muy rápido y en muchos lugares, empleando los mismos métodos, argumentos y exigencias. Ello muestra la construcción anticipada de una red de contactos y un plan previo, que esperaba un contexto propicio para ser lanzado a público.

La realidad es que los líderes de BLM son izquierdistas y ejecutan una clásica táctica revolucionaria. Aprovechan una injusticia indignante para realizar una agitación masiva, a condición de que el hecho se preste para etiquetar al abusador como exponente de una “clase opresora”, y a la víctima como perteneciente a una clase (o raza, o sector social) “oprimida”. Convierten el caso en un detonante de lucha de clases, y los indignados se tornan la masa de maniobra para atacar al “sistema injusto”.

Lo que no le explican a la masa —ni al público— es que la meta real es construir una utopía socialista que, donde se ha aplicado, solo ha producido opresión y miseria.

Nótese que no solo manipulan a inocentes justamente indignados con los abusos; también convocan a izquierdistas de todos los tonos (para quienes cualquier desigualdad es una injusticia); se alían con otros movimientos interesados en atacar al “Sistema”; atraen a resentidos sociales, a vagos que quieren ser mantenidos con la riqueza ajena, y hasta a criminales, como se puede apreciar en la brutalidad de muchas manifestaciones.

La agitadora Patrice Cullens, cofundadora de BLM, en una protesta de 2017.

Si al lector le queda duda sobre la inspiración comunista de BLM, veamos quiénes son sus tres fundadoras: Patrisse Cullors, Alicia Garza y Opal Tometi.

Patrisse Cullors ha dicho sin ambages que “sí tenemos un marco ideológico. Yo y Alicia somos organizadoras entrenadas, somos marxistas entrenadas, super-versadas en teorías ideológicas. (…) Y sí tenemos un sentido claro de adónde queremos llevar este movimiento” [5].

Líderes apoyan el socialismo venezolano, aun siendo una dictadura brutalmente violenta

Cuando los derechos se violan en pro del socialismo (como se ve en esta imagen de Venezuela), los líderes de BLM aplauden.

La tercera cofundadora, Opal Tometi, es formada en “teología de la liberación” [6]. Fue oradora en la “Cumbre de líderes afrodescendientes con el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela Nicolás Maduro” (foto). Y cuando visitó el atribulado país en 2015, consideró “un alivio estar en un lugar donde hay un discurso político inteligente” [7].

Opal Tometi (en la mesa, al centro) en un evento de admiradores del dictador Maduro (Foto: Roque Planas – HuffPost).
LEÉ TAMBIÉN:  Las Listas del Supermercado - Por Gabriela Pousa

Luego de que las elecciones parlamentarias del mismo año dejaran mal parado al régimen de Maduro, Tometi promocionó un manifiesto en defensa del régimen chavista suscrito por BLM y “movimientos sociales” negros. La declaración proclamaba una “inquebrantable solidaridad con el pueblo revolucionario y progresista de Venezuela (…) para defender la Revolución Bolivariana”; denunciaba a las elites blancas que (supuestamente) linchan negros; y protestaba contra quienes “difaman” al difunto tirano Hugo Chávez llamándolo dictador. Terminaba defendiendo olímpicamente el derecho del pueblo a la autodeterminación [8].

Por su parte, la versión francesa de BLM es la Liga de Defensa Negra Africana – LDNA, que acusa al Estado francés de ser totalitario, y cuyos líderes también apoyan al totalitarismo chavista (en la foto, acompañando al embajador de Venezuela a depositar ofrendas florales al monumento a Bolívar).

Queda así claro que estos agitadores no se oponen a la tiranía ni a la violencia policial/militar cuando son usadas en pro del comunismo.

Antipatía a la familia, preferencia por la “comunidad” y apoyo a la homosexualidad

BLM declara en su Web site: “Quebramos la exigencia occidental de formar una estructura familiar nuclear, apoyándonos mutuamente como familias extendidas y ‘aldeas’ que colectivamente se preocupan por cada uno” [9]. Esto se entiende mejor si consideramos que los intelectuales de izquierda consideran a la familia como la primera fábrica de desigualdades, prohibiciones y perpetuación de los valores tradicionales. Toda ideología auténticamente comunista busca formar comunidades autogestionarias de igualdad completa, para las cuales la familia es una traba debido a sus lazos exclusivos.

Además, BLM proclama: “Promovemos una red de afirmación queer. Cuando nos unimos, lo hacemos con la intención de liberarnos del duro control del pensamiento heteronormativo…” [10]. La expresión queer se aplica a las personas que realizan prácticas sexuales consideradas fuera de lo común. De hecho, sus cofundadoras Garza y Cullors se proclaman queers y creen que el movimiento debería ser dirigido por personas como ellas pues, en su perspectiva, son las más despreciadas por el sistema.

Violencia delincuencial en las protestas contra la violencia racista

Foto: Times Free Press.

Hemos hablado de brutalidad, sí. El mundo ha visto imágenes de los manifestantes destruyendo propiedades privadas y públicas, saqueando tiendas, golpeando a quienes defienden sus posesiones (incluso a mujeres) e incendiando edificios.

Cuando las fuerzas del orden han conseguido reprimir a las turbas de irrumpir en recintos privados, BLM contesta acusando a la autoridad de dar mayor importancia a los bienes de los blancos que a las vidas de los negros (!).

Pero, ¿alguien podría explicarnos de qué manera esta violencia ayuda a construir una mejor sociedad? Incluso muchos negros han sufrido estos actos vandálicos, y han muerto a golpes varias personas… cuyas vidas también importaban.

Exigen suprimir la policía y las cárceles

¿Alguien podría explicarnos —preguntamos también— qué tiene de sensato reclamar la supresión de la policía? Extinguir la institución que combate el crimen contradice al sentido común, pues la población quedaría a merced de los delincuentes. Al menos hasta organizarse y tomar esa atribución en sus propias manos, lo cual presumiblemente daría lugar a más problemas, especialmente en las sociedades modernas dominadas por la intemperancia.

Sin embargo, los líderes de BLM y sus aliados del movimiento extremista “Antifa” así lo exigen, y también sus émulos de otros países. ¿Será tal vez para cometer fechorías impunemente? ¿O por una meta ideológica, que sería promover la descomposición de la sociedad rumbo a la autogestión social comunista, meta del marxismo?

Cuando no abogan por la supresión total, propugnan el corte o disminución de los fondos que cada estado o ciudad da a sus departamentos de policía [11]. Tal actitud es presentada al público como más sensata; sin embargo, el resultado sería el mismo: asfixiar a las fuerzas de seguridad.

También reclaman la supresión de las prisiones porque —dicen ellos— son las herramientas de dominio de los blancos sobre los negros (!).

Foto: Evan Vucci – AP.

Este tweet de BLM Chicago resume bien su programa inmediato: “Luchamos para acabar con la policía y las prisiones como sistema, lo cual requiere combatir el imperialismo heteropatriarcal capitalista y supremacista blanco” [12].

“Comunidad autónoma de Capitol Hill”: experimento autogestionario fallido

Después de días de protestas frente a la sede policial de la zona de Capitol Hill en la ciudad de Seattle, el local fue abandonado por la policía para evitar mayores problemas. Un grupo de manifestantes tomó seis manzanas y proclamó la “Comunidad autónoma de Capitol Hill”, cuyo nombre más tarde retocaron para que las siglas en inglés formen “CHOP” (que se puede traducir como “tala” o “hachazo”). Las autoridades ayudaron a reacomodar tranqueras señalando las fronteras de esta zona liberada. Un rebelde pintó la simbólica frase “República Popular de Capitol Hill”, típico nombre asumido por los estados comunistas durante el siglo XX.

Allí experimentaron una “comunidad” autogestionaria que supuestamente educaría a sus miembros sin racismo ni desigualdad, y todo se resolvería en armonía y paz, comiendo gratis en medio de performances “artísticas”; una especie de Woodstock eterno…

Los líderes de BLM son adeptos de experimentos de sociedad autogestionaria, como la efímera «Comunidad Autónoma de Capitol Hill».

La prensa les sirvió de eco para servir de ejemplo al mundo entero. La autoridades fueron concesivas, mientras que los vecinos pedían el retorno de la policía.

Obviamente, un experimento social de este tipo es insostenible. Mientras duró aquel “paraíso”, hubo dos muertos y dos heridos por bala, varios robos y al menos una violación sexual. Y entonces la alcaldesa Durkan tuvo que encargar la recuperación del área a la jefa de policía (quien, dicho sea de paso, es una mujer negra).

Ataques a monumentos, odio a la civilización occidental y cristiana

Además se realizan atentados contra monumentos de personajes calificados de símbolos del sistema racista, para lo cual BLM se alía con agrupaciones indias y de otras razas. En su lista incluyen a Cristóbal Colón; Abraham Lincoln, presidente célebre por abolir la esclavitud en Norteamérica; San Junípero Serra, héroe de la evangelización de las regiones hispanas; y hasta San Luis Rey de Francia. Sobre este último, reclaman quitar su nombre a las ciudades que lo llevan, y varios políticos del Partido Demócrata se están uniendo a tal exigencia.

Estatua de San Junípero Serra derribada, despojada de su cruz, pintarrajeada y usada para que los niños jueguen sobre ella (Foto: Gary Coronado – Los Angeles Times).

El activista de BLM Shaun King planteó acabar con toda imagen de Nuestro Señor Jesucristo y de su Santísima Madre que los muestren blancos: “Todos los murales y vidrieras del Jesús blanco, y su madre europea, y sus amigos blancos, también deben ser derribados. Son una forma burda de supremacía blanca. Creados como instrumentos de opresión. Propaganda racista” [13].

BLM del Reino Unido ha lanzado una petición al Parlamento británico para cambiar las insignias de la Orden de San Miguel y San Jorge. ¿Por qué? Porque su victoria sobre Satanás les parece insinuar el aplastamiento de negros e indios por parte de los europeos. A la fecha, la petición pasa de 18 mil adhesiones [14].

Mientras, en Francia, la LDNA clamó en Twitter que “hasta el Vaticano tendrá que pasar por caja y ser disuelto después de pagar las indemnizaciones” por el racismo. Al parecer notaron que la opinión pública que quieren manipular no aceptaría esas ideas, así que eliminaron el tweet [15]. No obstante, mantienen otros tweets rejubilándose por el incendio de la Catedral de Nantes y reclamando la destrucción de las demás por ser, según ellos, templos de una religión que vivió de los frutos de la esclavitud [16].

En suma, todo lo que recuerde a la civilización occidental y cristiana debe ser sepultado.

LEÉ TAMBIÉN:  "Bolsonaro es un freno a la delincuencia socialista internacional" Nicolás Márquez en NTN24

Algunos pastores se han tornado “luz que no alumbra”

Tristemente, algunos sacerdotes y obispos católicos han apoyado públicamente las protestas, convirtiéndose en factor de confusión para los fieles, que así quedan a merced de la manipulación.

Aquellos pastores no condenan los actos de violencia cometidos por las turbas, ni promueven una oración por sus víctimas. No alertan sobre las metas de los dirigentes. Ni una palabra sobre los monumentos vandalizados, ni siquiera cuando representan a santos; salvo para explicarla del punto de vista de los que cometen los atentados.

Tampoco se escucha de ellos las voces de los profetas que nos recuerdan la Ley de Dios cuando nos alejamos de ella, y que es la única solución cabal a problemas como el racismo o los abusos. Prédicas espirituales, promoción de oraciones, de confesiones y de obras de caridad cristiana son medios que están siendo menos usados que lo que sería deseable.

Felizmente hay otros pastores que sí orientan a sus ovejas, pero no suelen ser enfocados por la prensa, salvo para hacerlos objeto de crítica. Uno de ellos es el Cardenal Wilfrid Fox Napier, OFM, de Sudáfrica, quien alerta que detrás de BLM hay «intereses y grupos empeñados en desmantelar los valores, estructuras e instituciones que han dado solidez a las mejores civilizaciones y culturas», y enseña que “la única manera de abordar el racismo seriamente es volver a la Palabra de Dios, que define quiénes somos” [17].

“Competencia” de concesiones y pedidos de perdón

Diputados del Partido Demócrata piden perdón por el racismo, encabezados por Nancy Pelosi… quien, curiosamente, nunca pide perdón por apoyar el aborto (Foto: Brendan Smialowski).

La agitación, la violencia, el eco de los medios, de la farándula y de muchos líderes espirituales, han producido artificialmente un clima emocional muy eficaz para cohibir a quienes piensan distinto, que temen ser tildados de racistas.

Las personas y entidades notorias han entrado a una especie de carrera de pedidos de perdón, concesiones y donaciones. Muchas autoridades están prometiendo recortes drásticos en los fondos de la policía, y lo más extraño es que esto es tomado como normal.

Algunos creen que las concesiones tranquilizarán a los descontentos; pero para ellos es una muestra de debilidad que les alienta a aumentar presiones y exigencias, hacia el cumplimiento de sus metas.

Se agudiza la polarización norteamericana

Esta situación está ahondando la polarización de la opinión pública norteamericana, puesta en evidencia en la elección presidencial de Donald Trump. Grosso modo, podemos decir que el polo que apoya a Trump desea orden, trabajo para gozar de los beneficios del sistema económico, familia y valores que podríamos calificar de tradicionales. Que él encarne adecuadamente o no estas aspiraciones es algo digno de ser analizado.

Desde que fue elegido, las izquierdas de todo el mundo están en una campaña incesante para desprestigiarlo, por temor a lo que ellas consideran un viraje de la opinión pública mundial a la derecha. A las acusaciones de ultraderecha, fascismo, “homofobia”, desprecio por el ambiente y despreocupación por la pandemia, añaden ahora las de racismo y represión.

No extraña que la ya citada Patrisse Cullors declare tener como meta que Trump no sea reelegido en noviembre, y de ser posible, que renuncie antes [18].

La exaltación general alimentada por meses de disturbios hace que los partidarios del orden anhelen que este se restablezca cuanto antes, aunque sea por la fuerza; mientras que los rebeldes exigen cambios inmediatos al “sistema”. ¿Hasta que niveles llegará esa división nacional? ¿Se declarará un conflicto social a gran escala? ¿De qué forma repercutirá en otras naciones? Es algo que aun está por verse.

Única solución real: atender a Nuestra Señora de Fátima

Cualquier programa que se adopte para arreglar la situación será insuficiente sin tener en cuenta el mensaje profético de la Santísima Virgen en Fátima. En él, María mostró que el apartarse de la Ley de Dios acarrea grandes convulsiones a la humanidad. Volver al orden cristiano, asentado sobre la tradición, la familia y la propiedad, así como en el respeto de los Diez Mandamientos, es la única forma eficaz y duradera de construir la armonía social tan anhelada. Pedimos a Nuestra Señora de la Inmaculada Concepción, Patrona de los Estados Unidos, que derrame las gracias divinas sobre aquella nación y logre que pronto en ella, como en todo el mundo, se cumpla el triunfo de su Inmaculado Corazón, prometido en Fátima.

JDG / LACH


[3Ver, p. ejm., las estadísticas publicadas por “The Wall Street Journal” en Heather MAC DONALD, The Myth of Systemic Police Racism, https://www.wsj.com/articles/the-myth-of-systemic-police-racism-11591119883.

[4Alexia COOPER and Erica L. SMITH (Bureau of Justice Statistics – Office of Justice Programs – U.S. Department of Justice), Homicide Trends in the United States, 1980-2008. Annual Rates for 2009 and 2010. https://www.bjs.gov/content/pub/pdf/htus8008.pdf

[5Entrevista a The Real News Network, en https://www.youtube.com/watch?v=kCghDx5qN4s.

[8Opal TOMETI, Black Lives Matter Network Denounces U.S. “Continuing Intervention” in Venezuela, en https://venezuelanalysis.com/analysis/11789.

[10Loc. cit.

[11El sistema policial de los Estados Unidos no está unificado como en el caso de nuestro país, en que hay una sola Policía Nacional que depende del Ministerio del Interior.

[16Ver las cuentas de Twitter del LDNA (https://twitter.com/LDNAOFFICIEL/) y de su líder Sylvain Afoua alias Egountchi Behanzin (https://twitter.com/EgountchiLdna).

[18https://twitter.com/TheLeadCNN/status/1274076999192018945.

https://www.tradicionyaccion.org.pe/

Más en Marxismo Cultural, Opinión y Actualidad
El FMI a la vista. Por Vicente Massot

Poco importa determinar, a esta altura del partido, cuán beneficioso fue el acuerdo al cual...

Cerrar