Lun. Ago 10th, 2020

Prensa Republicana

Con las ideas derechas

Así se va preparando la imposición del voto electrónico – Por Cosme Beccar Varela

No he coleccionado todos los comentarios y declaraciones de los periodistas y políticos que están comprometidos por la Fuerza Falsificadora (anónima, pero existente) para promover que se imponga el voto electrónico, pero son muchos.

 

Hasta ahora, sólo es electrónico el cómputo de los votos en las máquinas del Centro Nacional Electoral (o como se llame el monstruo a cargo del fraude). Pero, obviamente, es más simple si el voto es directamente emitido en una pantalla que puede ser sometida al mismo proceso fraudulento desde el primer instante.  En Venezuela el método le ha dado un exitoso resultado a la tiranía chavista, gracias al cual está en el poder y no se irá nunca más a no ser que sea derrocada por la fuerza. Lo mismo en Ecuador, Nicaragua  y otros países dominados por la izquierda en este desdichado Continente.
* * *
Sin embargo, tengo dos casos emblemáticos recientes de esa promoción del voto electrónico que quisiera comentar antes de que me olvide, por aquello de que “para muestra basta un botón”.
El primero es del mercenario periodista que escribe en la «tribuna de adoctrinamiento» (y no «la tribuna de doctrina» como ha dado en autodenominarse el diario de Mitre), Joaquín Morales Solá. En el artículo que publicó el 10 de Agosto, en primera página, al día siguiente de las PASO en las que se dio por ganador en la Provincia de Buenos Aires al candidato oficial del kirchnerismo (Macri es el candidato solapado de lo mismo), en la primera frase dice:
«El país debería despedir en 2015 un sistema de votación cruel. Farragoso, arcaico, lento, inhumano. Hecho para que los caciques del conurbano se pavoneen robando boletas de la oposición, el modo de votar forma parte de la crisis política argentina». («La Nación», 10/8(2015, pag. 1).
Más claro, échele agua: hay que implantar el voto electrónico y acabar con la forma tradicional de votar.
Tengo curiosidad, dicho sea de paso, en saber por qué el prestigiado plumífero usa tantos adjetivos denigrantes para descalificar al sistema actual de votar. ¿Por qué es «cruel»? ¿Duele mucho agarrar una boleta y ponerla en la urna? ¿Por qué es farragoso? ¿No es farragoso depender de una máquina que sólo anda mientras no «se cuelga el sistema», como hemos oído cien veces decir a los empleados de los Bancos, de las líneas aéreas y de otros oficios cuando no quieren atendernos? ¿Por qué el ser «arcaico» es algo malo? Más arcaica es la declaración de la Independencia de 1816 y no por eso vamos a volver a ser colonia española. (Ahora somos colonia del bloque neo-comunista formado por Rusia, China, Cuba etc. que no es «arcaico» sino espantoso). ¿Por qué es inhumano? ¿El Tratado de los Derechos Humanos de Costa Rica condena la votación por medio de boletas? ¿No la condena? ¿Se olvidaron los «padres constitucionales» de incluirla en el Tratado? Y ¿por qué menosprecia la habilidad de los «caciques del conurbano» que serían capaces de robar las boletas de la oposición pero no de trucar las máquinas para que den el resultado que ellos quieran (con la ayuda de INDRA, claro está)?
Lo menos que puedo decir de esta clarinada de Morales Solá en favor del voto electrónico es que es demasiado evidente y demasiado torpe y que su factura literaria es primitiva. El hombre, por famoso que lo hayan hecho, es un botarate cuando interviene el interés de no sé qué clase, pero si no es ideológico, puede ser monetario.
* * *
El segundo caso, más reciente, es del descarado peronista «pituco» Felipe Solá, que como buen peronista que es, no tiene inconveniente alguno en cometer cualquier deshonestidad intelectual o de las otras, siempre que le sea redituable a él o a la secta a la que pertenece.

LEÉ TAMBIÉN:  El veto como oportunidad. Por Agustín Laje

Se presentó en las PASO y perdió contra Aníbal Fernandez, otro peronista más ordinario que él, aunque no peor. Diez días después del evento, Solá denunció en los diarios que le habían «robado» 190.000 votos. Después redujo el monto del latrocinio a 140.000 votos. El caso es extraordinario porque todas las mesas en las que dice que le «robaron» los votos tenían fiscales del sub-partido del peronismo de Massa, al cual él pertenece, de manera que esos fiscales tendrían que haber sido cómplices en el escamoteo para que éste fuera posible.

¿Cómo supo Solá en un primer momento que eran 190.000 lo votos robados y cómo supo al día siguiente que sólo eran 140.000? ¿Hubo dos recuentos hechos por él, el primero mal y el segundo bien? ¿Qué elementos tuvo en la mano para llegar a esa conclusión?
Pero no hizo la denuncia penal, sino que «habló» con el Fiscal Di Lello sobre el asunto y éste tomó con simpatía el comentario y empezó a investigar «de oficio». Sin embargo, el Fiscal hizo un comentario sarcástico sobre la alharaca de Solá:
«Suena un poco a ciencia ficción…Si hubo una hipnosis colectiva a todas las autoridades de mesa y a todos los fiscales para reemplazar las boletas que estaban dentro del sobre y conformarlos así cortándolos, pero suena a ciencia ficción». («Clarín», 20/8/2015, pag. 10).
Es raro que teniendo esa opinión despectiva de la queja, el Fiscal haya resuelto investigar, malgastando en eso los recursos del Estado. ¿Por qué lo hace y por qué la noticia sale con gran destaque en los diarios? Porque la verdadera razón de la «denuncia» de Solá es desprestigiar el voto con boletas y clamar implícitamente por el voto electrónico.

LEÉ TAMBIÉN:  Venezuela en la mira. Por Alberto Benegas Lynch

* * *

Así se preparan las maniobras mentirosas de la política. Así nos van llevando a una «democracia» que a la suma de sus falacias, agregará ahora una que perfecciona el fraude electrónico que ya se practica en el cómputo de los votos por boletas: el voto por pantalla. Un dedo apoyado en ésta que pone en movimiento un programa preparado por INDRA facilitará el fraude electrónico y hará imposible la verificación posterior si hubiera algún reclamo legítimo. Se cerrará así la reja de la trampa: la democracia que ya es una farsa, será «privatizada» y electrificada de tal manera que la tiranía de izquierda que padecemos, será perpetua.

Más en Opinión y Actualidad
¿Por qué no te callas? – Por Malú Kikuchi

Jueves 20 de agosto 2015, 19hs, cadena nacional N° 32, en lo que va de...

Cerrar