Dom. Sep 26th, 2021

Prensa Republicana

Con las ideas derechas

Argentina bloquea en la OEA un informe sobre las violaciones de derechos humanos en Cuba SIGUE RESPALDANDO A LA DICTADURA COMUNISTA. Por Santiago Las Heras

El Gobierno argentino junto a México, Nicaragua y Bolivia se ha negado a discutir la grave crisis que atraviesa actualmente Cuba a pesar de las numerosas protestas ocurridas contra el régimen del dictador Miguel Díaz-Canel.

La pandemia del coronavirus ha sumido a la isla en su peor situación económica en 30 años, agravando la escasez de alimentos y medicinas, y generando un fuerte malestar social.

Ante la objeción «inusual» de algunos de sus países miembros a discutir la situación en Cuba, la Organización de Estados Americanos (OEA) aplazó una sesión extraordinaria convocada para el pasado día miércoles.

El llamado a analizar el panorama en el país caribeño después de las protestas del pasado 11 julio reabrió un debate en torno a la isla que, si bien no integra ese organismo desde 1962, sí ha sido un protagonista ausente de muchas de sus reuniones. Lamentablemente la posición de varios países obligó a dejar sin efecto la citación, y aún no se sabe cuándo tendrá lugar finalmente la sesión extraordinaria. Obviamente, La Habana festejó lo sucedido.

Según una carta enviada a las misiones permanentes acreditadas ante el organismo, el presidente del Consejo Permanente de la OEA, Washington Abdala, informó del aplazamiento de la reunión, ante «los planteamientos al respecto por parte de algunos países», que no identificó. Abdala, quien es representante de Uruguay, consideró que «lo que se está viviendo en Cuba no ambienta dilaciones» y advirtió que «el tiempo corre en contra de la defensa de los derechos y la vida de muchas personas».

El diplomático señaló, además, como «particularmente inusual» que haya objeción a recibir informes técnicos elaborados por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), como estaba previsto en la agenda de la sesión, y se abstuvo de precisar los países o delegaciones que se opusieron a ello.

LEÉ TAMBIÉN:  Cuando estuve preso en Cuba. Por Nicolás Márquez

Para este miércoles estaba pautada la intervención de la presidenta de la CIDH, Antonia Urrejola Noguera, del relator de la CIDH para Cuba, Edgar Stuardo Ralón Orellana, y del relator especial para la Libertad de Expresión de la Comisión, Pedro Vaca Villareal. El funcionario uruguayo explicó que para esta sesión «no se propuso una declaración», sino que los comisionados «informaran al respecto».

«La práctica de rechazar ‘informes in voce’ («de viva voz») no debería tener cabida en esta organización», se quejó Abdala en la misiva, y apuntó que la «asimetría en las miradas internacionales siempre es lesiva para el respeto de los derechos humanos». «No conocer lo que se está viviendo en Cuba no significa que los dramáticos hechos no se sigan produciendo. La realidad, tristemente, sigue su curso, no se esconde detrás de papeles, declaraciones o dilaciones», puntualizó Abdala.

En todo caso, indicó que se realizarán consultas para concretar la sesión en el «plazo más breve posible» y que ha solicitado a la Secretaría de Asuntos Jurídicos de ese organismo «un informe respecto de la situación de Cuba en relación con la OEA».

La activista por los derechos humanos cubana Rosa María Payá criticó a los miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) que se opusieron a tratar la crisis en Cuba. “Es una vergüenza para las naciones del Caribe que sean precisamente nuestros vecinos más cercanos quienes sirvan al régimen cubano en su empeño de silenciar las graves violaciones que se están cometiendo en nuestro país”, manifestó la directora de la ONG Cuba Decide, quien detalló que al menos 13 estados miembros de la Comunidad del Caribe (CARICOM) “se han negado a escuchar a los expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos sobre la acuciante situación en la Isla”.

LEÉ TAMBIÉN:  20,805 días en la oscuridad. Por Pedro Corzo.

Asimismo, a través de diferentes comunicados, los representantes de Belice, Trinidad y Tobago, Nicaragua y la Comunidad del Caribe (integrada por Antigua y Barbuda, Barbados, Belice, Bahamas, Dominica, Granada, Guyana, Haití, Santa Lucía, San Cristóbal y Nieves, San Vicente y las Granadinas, Surinam y Trinidad y Tobago) cuestionaron la falta de consultas previas a la convocatoria y señalaron que la reunión sería «inútil» dada la situación de Cuba con relación a la Organización.

En 1962 la OEA excluyó a Cuba del sistema interamericano por su adhesión al bloque comunista soviético y su enfrentamiento con Washington tras la revolución liderada por Fidel Castro en 1959. Dicha medida fue anulada en 2009, pero como Cuba no ha pedido su reincorporación, la OEA la considera un miembro no activo.

gaceta.es

Más en Internacionales, Opinión y Actualidad
Argentina camina en círculos. Por MARÍA ZALDÍVAR

Sapo se ha convertido en el plato nacional argentino ganándole por goleada al asado y...

Cerrar