Agustín Monteverde: “La gente se siente insensatamente segura frente a los riesgos de confiscación”

Un extenso y revelador diálogo sobre economía, justicia y corrupción entre Agustín Monteverde y Carlos Tórtora.

CAT: A raíz del allanamiento judicial en el Banco Central, se agudizo un problema ya instalado. ¿Existen más posibilidades de que haya una corrida cambiaria antes o después del 10 de diciembre?

AM: Si la gente percibe que algo anda muy mal y se asusta, aunque esté sano, termina enfermo. Es el ejemplo más claro de profecía autocumplida. No estoy tan seguro de que el desplazamiento de Vanoli dispare esas expectativas. Me parece que tal vez la acumulación de datos que lleven a pensar “acá no hay un solo dólar”, ahí entonces podría dispararse. Por ahora no veo el caso. Hoy mismo tuiteé un artículo mío del 14 de enero de 2010, casi seis años atrás; es sobre el riesgo del vaciamiento del Banco Central. Durante estos años, vine machacando con el tema. Un dato es que ningún fiscal se movió. El 19 de marzo, publiqué un artículo que se titulaba “Auditado por sus normas, el Banco Central estaría liquidado”, en el que explico en detalle los mecanismos de vaciamiento. Mereció 1538 comentarios, pero ningún fiscal tomó nota de eso. Es decir, es un tema antiguo, sin el nivel de intensidad de hoy. Pero para disparar una corrida, el público tiene que ver más claramente que el riesgo es inminente. Estos años se ha demostrado que la gente se siente mucho más insensatamente segura frente a los riesgos de confiscación. Concretamente no es que el riesgo, si se cae un banco es porque le presto plata al Gobierno o cosas por el estilo. Lo que ocurrió en 2001 fue un fenómeno ocasionado por el manejo fiscal, no por otra cuestión. La gente está insensible a los riesgos de este tipo. Estando a la vista la situación crítica del Banco Nación y habiendo una tasa de interés negativa, a pesar de los últimos aumentos, los depósitos no han tenido caída. Así que todavía falta.

CAT: ¿Qué creés que mantiene la confianza en el sistema?

AM: Esto es más caprichoso que racional. En cualquier momento, si se produce la noticia que termina de inquietar a la gente y de golpe hay un click, se llevan puesto todo. Pero eso no es un mérito del Gobierno ni una actitud razonada del público, que simplemente aún no se inquietó. Hay componentes de los depósitos que llevan a una mayor estabilidad y tiene que ver con la participación de las empresas en los depósitos. Éstas no pueden llevarse la plata a la casa y así se le da cierta estabilidad al sistema. Los riesgos de corrida son de los particulares. Las compañías buscarán cubrirse en algún momento.

CAT: ¿Ves más riesgos del 22 al 10, o después del 10?

AM: Las cosas se han dado insospechadamente lentas. Hemos llegado al allanamiento, a la denuncia a Vanoli muy tarde, debería haber llegado antes. De la misma forma, la conciencia, por parte de la gente, de que el Banco Central está mal y que ya no hay dólares también es tardía. Ahora no es que no hay dólares; nos están dejando deudas: las reservas están en rojo. Sobre fines de 2008, fui de los primeros en advertir el tema de la adulteración, de la simulación de reservas. Hubo repercusión. López Murphy me pidió que tratáramos de conseguir una medida en el Congreso, que fracasó. Salieron varios artículos; se sumó Roberto Cachanosky. Armamos un revuelvo, al punto que el Banco Central, presidido por Martín Redrado, nos citó para que no volviéramos a decir tal cosa. Pretendieron censurarnos. “Yo creo que la solidez del Banco Central se defiende siendo robusto, no tapando algo débil con una imagen de robustez”, me dijo De Vido, ya por 2009. Ya en ese momento teníamos una situación irregular en cuanto a las reservas. Mis propios colegas optaron por mirar para otro lado. He oído colegas preguntándome sobre el tema de reservas a secas. Vos fijate que hoy nadie habla así; hoy se discrimina entre reservas brutas y secas. Son términos a los que les di uso en aquella época cuando tuve la necesidad de distinguir.

LEÉ TAMBIÉN:  TV: Reportaje íntimo a Nicolás Márquez: su obra, pensamiento e influencias.

CAT: Perspectivas en cuanto a la Justicia, si Vanoli es procesado ahora y se queda por más que lo procesen, ¿qué pasa?

AM: Yo creo que está para irse. Sabe que es más frágil que Boudou y que su condición no resiste mucho. Se ve aprisionado en las propias trampas de todo el relato. Él fue uno de los defensores de la doctrina por la cual el Banco Central no debía ser independiente. Ha sido un personaje clave en torno a la defensa de ese disparate. Ahora quiere explicar que puede seguir igual, porque es un ente autárquico. Es un cachafaz, uno carísimo. Éstos suelen quebrar compañías, provocan pérdidas megamillonarias en dólares, como pasó con YPF. Realmente no creo que este señor ni siquiera piense resistir nada; a lo que aspira y lo que sabe que es lo mejor que puede hacer es sentarse con Mauricio Macri a negociar una salida con dignidad. No sé si lo va a lograr o se lo van a conceder.

CAT: Hoy se conoció un fallo de la Sala IV en lo Contencioso Administrativo dejando sin efecto el artículo de veto a las empresas privadas por la CNV. ¿Creés que están dadas las condiciones para que Macri aparezca como un negociador de situaciones judiciales vidriosas?

AM: No lo veo. No sólo por la cuestión visual, estética, de negociar con ladrones. Cuando hablé del plan bomba meses atrás, no era una figura divertida. Han dejado un rosario de dispositivos nucleares; hay ciertos componentes que son de un poder de destrucción feroz; han sido realizados con una grado de malicia inconcebible. Esto afecta directamente a la próxima administración y quienes terminamos pagando todo somos los argentinos en general. Corre el riesgo de frustrar los mejores intentos de una nueva administración. Creo que no va a quedar otra que realizar un inventario de vaciamientos, de destrucción del patrimonio público. Si no es inevitable que esto termine en procesos judiciales y con las responsabilidades del caso. Porque si no, se corren riesgos. Los mecanismos que están dejando son muy dañinos. La única forma es mostrarle a la sociedad que lo malo que va a estar ocurriendo va a estar originado con absoluta intención de esta administración. No queda otra que habilitar los carriles judiciales. No veo la intención de darle cobertura. Sin embargo, nunca vi que ninguno de los candidatos, incluido Massa, tuviera particular interés en perseguir al kirchnerismo, y sobre todo a la actual presidente. No es una práctica política habitual. Las circunstancias eran las que podían obligar al elegido a tener que recorrer ese camino mas allá de sus preferencias personales.

CAT: Es un problema de la Justicia..

AM: En última instancia, pasa a ser un deber buscar a los responsables de ciertas barbaridades que han ocurrido. No le va a quedar otra, por mas que a Macri le resulte odiosa la cuestión. Anticipo que todo lo que va ocurrir no hay que atribuirlo a ninguna revancha de Mauricio contra el gobierno; va a ser algo ajeno su estilo. Pero no le va a quedar otra opción, por la magnitud de los delitos y los daños hechos.

CAT: Cuando se enjuició a los militares, se impuso la tesis moderada, aplicando la doctrina de la responsabilidad de los altos mandos. La extrema era juzgar a todo el mundo. Hubo un intento de restringir todo a las cúpulas. ¿Estamos en un escenario similar? Para evitar un terremoto de juicios, ¿puede haber un acuerdo tácito? ¿O puede haber siete mil procesos?

AM: No veo un protagonismo tan importante del Poder Ejecutivo. Puede ocurrir que brinde a la Justicia la información de cada caso. En el caso de la dictadura, se creó una comisión especial. Acá, lo que va a haber es el funcionamiento normal de la Justicia, una Justicia que fue colonizada por el kirchnerismo, donde vamos a ver casos de todo tipo, jueces nombrados irregularmente o cuyo prevaricato y mala administración de justicia han sido escandalosos; en otros, vas a ver a ese mismo tipo de jueces convertirse en feroces perseguidores de los K. Después va a estar el resto del aparato judicial sano, al que le tocará el papel que le corresponda de acuerdo a los fueros. Veo funcionar a la justicia de forma normal, por los canales típicos para estos casos. Eventualmente, no descarto la creación de una comisión especial, pero creo que cuanto más ajeno esté el oficialismo, tanto más limpio queda todo. SI hubiera algo así, tiene que ser con una función más de reunir denuncias y demás, de promoverlas. Pero no creo que cambie la estructura del aparato judicial para ocuparse de estos temas.

LEÉ TAMBIÉN:  Radio: Agustín Monteverde y Agustín Laje se despachan con todo.

CAT: Ya se nota un cambio en la tendencia de la jurisprudencia…

AM: Hay un cambio de poder, pero el más importante es el click de una sociedad que ocurrió de un modo impensado. Ni siquiera los más optimistas sobre la posibilidad de cambio llegaron a pensar que la sociedad iba a reclamar cárcel. A Mauricio Macri se lo elige por ser un aire nuevo, para sacar a éstos, pero le van a exigir que no se quede con los brazos cruzados en relación a lo que ocurrió. No significa que se transforme en juez y parte, sino tiene que mostrar que no le da cobertura a todo esto. Yo evitaría diálogo o negociación con gente sospechada de ilícitos graves; lo va a contaminar a él.

CAT: Si Cristóbal López negocia con el macrismo y hay temas en común, ¿contamina?

AM: Corre un riesgo creciente. No es recomendable una foto de ellos juntos. El resto sabrá lo que hay que hacer, pero Cristóbal cae en las generales de la ley junto a otros empresarios. Si incluso yo no sé si fueron ustedes o quiénes llegaron a hablar de una reunión secreta con alguien que no sé si se llegó a efectuar o no. Lo informaba no sé si elInformador Público u otro medio. Los demás, diría que están más enterrados. Lázaro Báez ya tiene el agua al cuello. Electroingeniería está en la misma situación. Al gobierno le conviene tomar distancia, porque hay muchas cosas para decidir en el futuro sobre contratos ya firmados. No sea cuestión que la gente vea como socias de Mauricio Macri a estas personas. Esto sería muy grave para su figura. Asumo que hará cosas transparentes, pero en política las imágenes importan, lo que se percibe es.

CAT: Hay varios grupos, inclusive multimedios que, si esta actitud ética es la que predomina, van a tener que pensar en vender o en deshacerse de sus activos.

AM: Alguno puede estar especulando y soñando que con la presión periodística se logre parar la ola, apretando a los jueces, el ejecutivo, etc. No va a pasar mucho tiempo para que se den cuenta de la poca eficacia de eso y que la mejor cobertura es tener buenos abogados y empezar a revisar los papeles. La ola en el horizonte eventualmente va a llegar a la playa.

CAT: En la Argentina hay como una especie de confianza -lamentablemente corroborada mucha veces por los hechos- de que si vos dejás pasar un tiempo, sobreviviste seis meses, un año, y después es como si hubieras nacido de vuelta.

AM: Bueno, sí, esa experiencia. Ahora estamos viviendo un cambio de tiempo y uno no sabe cómo termina. Da la impresión de que el cambio que se está viendo en nuestra sociedad podría incorporar una novedad en ese sentido, que es “no me olvido de esto, lo quiero llevar a la j

Más en Opinión y Actualidad
Scioli debía ganar por KO y perdió por varios puntos – Por Humberto Bonanata

“Las masas humanas más peligrosas son aquellas en cuyas venas ha crecido el veneno del miedo…del miedo...

Cerrar