Adolfo Pérez Esquivel y el terrorismo. Por Sebastián Miranda

        Las recientes declaraciones del Ministro de Cultura Porteño Darío Lopérfido negando lo que parece ser un dogma de las organizaciones de DDHH, esto es la cifra de 30.000 desaparecidos generó una nueva polémica.

       “En la Argentina no hubo 30.000 desaparecidos”, dijo, al citar investigaciones que contrastan con los números que defienden las organizaciones de derechos humanos. Y deslizó la versión de que “ese número se arregló en una mesa”.[1]

       Si bien son abrumadoras las evidencias que sostienen esto, comenzando por las cifras aportadas en el infinitamente reeditado Nunca Más (cuestionable en muchos aspectos); las declaraciones de ex miembros de las organizaciones armadas como J. Labraña y H. Verbitsky[2]; investigaciones seriamente documentadas como Mentirás tus muertos de J. DÁngelo y El Negocio de los Derechos Humanos de Luis Gasulla y el simple hecho de que en el cenotafio de costanera norte los nombres ni superan los 8.000, varios reconocidos activistas de los DDHH criticaron duramente las declaraciones. Uno de ellos es el premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel que declaró:

       “Le pediría a Lopérfido que se informe. Soy un sobreviviente de la época de la dictadura”, dijo el titular del Servicio de Paz y Justicia, al personalizar en el ministro porteño las distintas visiones sobre el número de víctimas. Esta persona quiere tratar de revertir una realidad que es imposible revertir. Este gobierno quiere revertir muchas cosas, lamentó Pérez Esquivel, al cargar contra Macri. “Está trabajando de comodín del Departamento de Estado norteamericano”.[3]

       Pero, ¿quién es A. Pérez Esquivel?

Con los terroristas del MTP

      En 1984 comenzó a publicarse la revista Entre Todos. Los que queremos la liberación, que fue la base en torno a la que se integraron los miembros del futuro Movimiento Todos por la Patria que en 1989 atacó los cuarteles de La Tablada. El primer número apareció en noviembre. Frecuentemente se publicaron notas sobre la cuestión de los desaparecidos y los derechos humanos, colaborando con la revista Hebe Pastor de Bonafini,[4] Nora Cortiñas[5] Estela Barnes de Carlotto[6] y Adolfo Pérez Esquivel.[7] Las notas de este último aparecen en forma reiterada.

      Uno de los intelectuales de mayor peso en el MTP fue el fraile capuchino fray Antonio Puigjané, condenado posteriormente a 20 años de prisión por su complicidad en el ataque. El Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo se formó en la Argentina en 1967 a partir de un núcleo que se integró en torno a la revista Cristianismo y Revolución dirigida por Juan García Elorrio. Provenían del Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo fray Antonio Puigjané, José María Serra y Rubén Dri. El primero se encontraba a su vez ligado a la organización Servicio de Paz y Justicia liderada por Adolfo Pérez Esquivel. A. Puigjané residió en La Rioja desde 1972 donde conoció a monseñor Angelelli.

LEÉ TAMBIÉN:  "Los montoneros éramos terroristas y si ganábamos la guerra fusilábamos a todo el mundo" (Luis Labraña)

       Concretado el ataque que dejó 11 militares y policías muertos y más de 60 heridos, los terroristas sobrevivientes fueron condenados mediante la ley de defensa de la democracia a graves penas. Inmediatamente comenzó la campaña por la liberación.  Los apoyos llegaron esde el espectro cultural: José Saramago, Premio Nobel de Literatura e integrante del Partido Comunista; Adolfo Pérez Ezquivel, el premio Nobel de la Paz y reconocido activista por los derechos humanos, columnista de Entre Todos con estrechas relaciones con el MTP; el pastor José De Luca, reconocido miembro del Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos; Osvaldo Bayer, conocido anarquista; Hebe Pastor de Bonafini –articulista de Entre Todos– junto a Nora Cortiñas; Adelina Monzón, también Madre de Plaza de Mayo cuyo hijo Luis Santiago alias teniente Fito fue oficial del ERP. Dentro del espectro de artistas locales los detenidos fueron visitados por Mercedes Sosa, León Gieco y Piero. Nunca se le escuchó declaración alguna por los miembros de las FFAA y FFSS muertos, heridos o por sus familias.

Con Sendero Luminoso

         A pesar de los últimos golpes,  la organización terrorista peruana Sendero Luminoso continúa desarrollando una intensa actividad gracias a los recursos que le provee el narcotráfico. Además ha comenzado un proceso de mutación similar al que realizan las FARC colombianas. Disminuida su capacidad militar ha empezado a operar a través de organizaciones de superficie para ampliar su participación e infiltración en la política y lograr la liberación de sus cabecillas detenidos. Para ello ha creado la organización Movadef  (Movimiento por la Amnistía y los Derechos Fundamentales) que recientemente comenzó una campaña mediática dirigida por Diego Rayme, Fair Quesada Trujillo y Rolando Echarri. En la Argentina tiene amplios contactos con las Madres de Plaza de Mayo y con la agrupación Quebracho, lo que motivó reclamos de la oposición al gobierno de Cristina Fernández de informes sobre los ciudadanos peruanos ingresados a la Argentina para averiguar sus antecedentes.  Los pedidos de liberación de los llamados presos políticos, terroristas en realidad, ha sido respaldados por ….. el premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel.

LEÉ TAMBIÉN:  Un liberal no puede tolerar la mentira de los 30 mil. Por Ariel Corbat

       Cuando la cuestión salió a la palestra, A. P. Esquivel declaró públicamente que desconocía la relación de Movadef con Sendero Luminoso, cosa que cuesta creer ya que en repetida oportunidades se alzaron las voces de alerta desde el mismo gobierno peruano avisando sobre el tema.

        Quienes se creen dueños del monopolio de la verdad,  a pesar de la evidencia histórica, siguen sosteniendo el mito de los 30.000 desaparecidos como si fuera un dogma, quienes se creen fiscales de las declaraciones de los otros, son el realidad quienes respaldan al terrorismo.

El último libro del autor es “Los Secretos de La Tablada. La última acción armada de la guerrilla en la Argentina”. Cómo conseguirlo? clickeando en la imagen y sin costo de envío:

Portada libro

Importante: una vez efectuada la compra enviar datos postales al siguiente correo: [email protected] y el ejemplar será enviado de inmediato.

[1] La Nación, 27 de enero de 2016.

[2] “Aunque se haya producido en un regimiento, la puñalada del lunes penetró en la espalda de toda la convivencia democrática brutalmente trastornada, de los organismos de Derechos Humanos que reclaman justicia y verdad y no aceptan la ley de la selva, de los 10.000 desaparecidos que lucharon por una sociedad justa, de la incipiente Resistencia Civil que comenzó a organizarse para que nadie nos robara la libertad, del pueblo que está harto de mediums que se arrogan una representación que no han ganado para malversarla en aventuras que le repugnan (…). La patraña de que pretendían impedir un golpe es un insulto al discernimiento de la gente que suponen que podía creerla”. Diario Página/12, Año 2, Nro. 503, 25 de enero de 1989, p. 4. VERBITSKY, Horacio: Por la espalda. La nota está referida al ataque a los cuarteles de La Tablada.

[3] La Nación, 27 de enero de 2016.

[4] Por ejemplo en los números 20 y 24 de Entre Todos, agosto y diciembre de 1986 respectivamente.

[5] Nro. 34, septiembre de 1987, p. 10.

[6] En los número 23 y 24 de Entre Todos, noviembre de 1986 y diciembre de ese año respectivamente.

[7] Publicó artículos en la mayoría de los números de la revista, por ejemplo en los números 6, 8, 9, 10, 11, 12, 13, 15, 19, 32, 34 y 37.

139 comentarios sobre “Adolfo Pérez Esquivel y el terrorismo. Por Sebastián Miranda

Deja un comentario

Más en Derechos Humanos
“Carlotto es una cínica además de una energúmena”. Reportaje radial a Nicolás Márquez.

"Carlotto es una cínica además de una energúmena". Reportaje radial efectuado a Nicolás Márquez para FM de...

Cerrar