Dom. Ago 9th, 2020

Prensa Republicana

Con las ideas derechas

Absurdos que prueban la falsedad de los resultados electorales, sin que nadie se alarme – Por Cosme Beccar Varela

Todo sigue igual; nadie se altera; nadie se preocupa, a pesar de que los dos candidatos a Presidente con más posibilidades de ser electos son tan malos que no podría decirse cual es peor. Todos los incautos, incluyendo a los católicos a quienes no les importa que Macri sea abortista, pro-homosexualista, promotor de la promiscuidad sexual de menores («chau tabú»), y que pecaron gravemente al votar por él, creen que el menos malo es Macri. Ni siquiera han pensado en la muy probable perspectiva de una presidencia macrista como la que describí en el número anterior de este periódico (Nro. 1343, 10/8/2015) basada en sus antecedentes de tirano peronista, injusto, confiscatorio, deshonesto y politiquero vividor a quien no le interesa el bien común.

Massa, es un invento del fraude electrónico. Lo fue en la primera elección nacional a la que se presentó en el año 2013, teniendo como único antecedente haber sido Intendente del Tigre y luego designado por el dedo de la usurpadora presidencial como Jefe del Gabinete de Ministros. En las primarias de Agosto de ese año sacó el 35,05% de los votos válidos, siendo la lista más votada en la provincia de Buenos Aires. En las elecciones generales del 27 de octubre de 2013 resultó vencedor con más del 44% de los votos.

Semejantes porcentajes de votos en una Provincia como la de Buenos Aires , que es un damero de villas miseria y de una mayoría de suburbios infradesarrollados, con una población heterogénea cuyas integrantes viven aislados unos de los otros y son incapaces de hacer cada uno por sí mismo la elucubración política que se requiere para inventar como nuevo candidato a un desconocido, eran obviamente falsos. Dirán que eso se debió a que varios intendentes de la Provincia se enrolaron bajo la bandera de Massa. Pero, ¿por qué los Intendentes cuya subsistencia depende de la plata que les llega del presupuesto nacional en manos de la usurpadora dieron semejante voltereta a su exclusivo riesgo y sin seguridad alguna de que Massa haría una buena elección? “Alguien” que ellos saben que puede falsificar los resultados les debe haber dado alguna garantía.
En la elección del Domingo del 9 de Agosto de este año Massa sacó el 20,65% de los votos, otra vez un resultado sumamente extraño, dado que en los días anteriores su estrella política estaba francamente en declinación, los Intendentes que lo apoyaban lo iban dejando uno tras otro y toda la prensa y el público en general, estaban interesados casi exclusivamente en la pugna Scioli-Macri.
Y otro caso inexplicable es el de la candidata del PRO en la Provincia, María Eugenia Vidal (autora del obsceno sitio en Internet «chau tabú»). Ella  tuvo casi un 30% de los votos. Lo que dije más arriba sobre el damero de villas y barrios con habitantes incomunicados entre sí vale aún con más fuerza para el caso de la Srta. Vidal. Es obvio que nunca pudo ser votada por millones de bonaerenses que no la conocen ni por las tapas. Ella misma dijo: «Nunca hice una caravana, ni un acto en una cancha. Voy a las casas. Hay muchos peronistas que nos van a votar», («La Nación», 12/8/2015, pag. 6) Y aquí no existe la excusa de que eso se debió al apoyo de los Intendentes puesto que nunca se dijo que lo tuviera.

LEÉ TAMBIÉN:  El Perro de La Tablada: a 30 años del atentado terrorista. Por Sebastián Miranda

Ahora bien, si su campaña consistió únicamente en tocar timbres y hablar con los vecinos (que, dicho sea de paso, es lo que mostraron los diarios como la única forma de campaña de Macri en la Ciudad) para conseguir los 2.400.000 votos, que más o menos calculo que se le adjudican, para tener el 30% de la votación de la Provincia que es grande como más de un país europeo, y calculando que cada visita le lleve cinco minutos, es decir, 12 por hora y que hubiera hecho eso 10 horas por día sin parar ni para comer, necesitó 20.000 días de campaña, o sea, 54 años, que son más que los que ella tiene, y que en cada una de las visitas haya conseguido por lo menos un voto a su favor. Eso es imposible y por ende, no es verdad.

Creo que con estos ejemplos basta para comprobar una vez más que todos los números dados como resultado de esta elección son falsos y son obra exclusiva del fraude electrónico.

Ahora bien, eso quiere decir que nuestra suerte como país y como personas, nuestros derechos y libertades, están totalmente en manos de quienes realizan ese fraude a través de la empresa INDRA y que la Presidencia caerá inexorablemente en manos de algunos de los dos títeres de la secta neo-comunista que gobierna el país desde el 2003 cuyo objetivo es crear un Estado marxista-leninista en estas tierras.
Quiero saber cómo es que eso tampoco les preocupa a los «argentinos». Estamos a un tris de perder nuestra Patria y no veo en ninguna parte ni la más mínima alarma. Ni siquiera entre los «católicos tradicionalistas» que siguen meciéndose calmamente adormecidos por el arrullo de sus frases hechas y «apetizados» (neologismo que deriva de «petizo») a la altura microscópica de sus pequeños orgullos y rencores personales que los mantiene aislados e impotentes para enfrentar la maniobra de gran envergadura que se desarrolla con poco disimulo delante de nuestros ojos.

Más en Opinión y Actualidad
Aníbal F. acusaría a Scioli por la denuncia de Lanata mientras se recalienta la justicia federal – Por Carlos Tórtora

La relativa calma que imperó últimamente en la justicia federal podría cambiar rápidamente en los...

Cerrar